Ma­le­zas: ideas pa­ra una lu­cha inevi­ta­ble

Clarin - Rural - - EL CONGRESO DE AAPRESID - Ma­rie­la Va­que­ro cla­rin­ru­ral@clarin.com

Veintiún es­pe­cies de ma­le­zas re­sis­ten­tes, un gran gru­po de to­le­ran­tes y otras de di­fí­cil con­trol, tie­nen en ja­que a los agri­cul­to­res ar­gen­ti­nos. Pe­ro es­te pro­ble­ma no se li­mi­ta a la Ar­gen­ti­na sino que se ex­tien­de en dis­tin­tos lu­ga­res del mun­do, co­mo Eu­ro­pa, Es­ta­dos Uni­dos y Amé­ri­ca del Sur.

De acuer­do al in­ge­nie­ro Luis Allie­ri, es­pe­cia­lis­ta en ma­ne­jo y con­trol de ma­le­zas, son va­rios los fac­to­res que con­cu­rrie­ron y dis­pa­ra­ron la si­tua­ción: el sis­te­ma de siem­bra di­rec­ta que mo­di­fi­có el am­bien­te a ni­vel del sue­lo, la es­ca­sa o nula ro­ta­ción de cul­ti­vos, el es­que­ma de al­qui­ler de los cam­pos, la adap­ta­bi­li­dad de las ma­le­zas a la siem­bra di­rec­ta y el con­trol quí­mi­co de­pen­dien­te de po­cos gru­pos y prin­ci­pios ac­ti­vos, en­tre otros.

Se­gún el ex­per­to, que par­ti­ci­pó en Aa­pre­sid de una ca­pa­ci­ta­ción brin­da­da por la em­pre­sa de ori­gen in­dio UPL, que re­cien­te­men­te pre­sen­tó su mar­ca en la Ar­gen­ti­na, hoy el ob­je­ti­vo es fre­nar el ban­co de se­mi­llas que alo­ja el sue­lo. Ade- más, con­si­de­ró esen­cial ad­qui­rir co­no­ci­mien­tos so­bre as­pec­tos bio­ló­gi­cos y eco­ló­gi­cos de las ma­le­zas y di­ver­si­fi­car e in­te­grar las prác­ti­cas de ma­ne­jo y con­trol. “Hay que mo­ni­to­rear y re­co­no­cer plán­tu­las, se ter­mi­nó el mo­ni­to­reo que se ha­ce des­de arri­ba de la cha­ta”, ad­vir­tió.

Tam­bién lla­mó a ase­gu­rar la apli­ca­ción de bue­nas prác­ti­cas agro­nó­mi­cas pa­ra pre­ve­nir y re­du­cir la dis­per­sión de las ma­las hier­bas. Y ex­pli­có que las se­mi­llas de las ma­le­zas se man­tie­nen a po­cos mi­lí­me­tros de pro­fun­di­dad: por eso, ins­tó a apli­car los her­bi­ci­das más su­per­fi­cial­men­te. En su ex­pe­rien­cia, los bar­be­chos quí­mi­cos lar­gos con re­si­dua­les, sumados a los cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, han lo­gra­do muy buen con­trol. Por su­pues­to, va­rian­do las mez­clas y al­ter­nan­do mo­dos de ac­ción y prin­ci­pios ac­ti­vos.

Otra de las he­rra­mien­tas úti­les que re­co­men­dó es el cam­bio de la orien­ta­ción de la siem­bra pa­ra ob­te­ner ma­yor som­brea­do: por ejem­plo uti­li­zan­do el sen­ti­do es­te-oes­te en cul­ti­vos de in­vierno se ha lo­gra­do dis­mi­nuir un 50% la pro­duc­ción de se­mi­llas de rai­grás, in­di­có.

Pa­ra de­te­ner el pro­ble­ma “te­ne­mos que an­ti­ci­par­nos, no lle­gar al pun­to en que se pre­sen­te re­sis­ten­cia múl­ti­ple”, con­clu­yó.

El ex­per­to Luis Allie­ri di­jo que el ob­je­ti­vo de­be ser fre­nar el ban­co de se­mi­llas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.