Un pro­ble­ma sin so­lu­cio­nes “má­gi­cas”

El in­ves­ti­ga­dor de EE.UU. Mi­chael Owen ha­bló de es­tra­te­gias in­te­gra­das con­tra las ma­las hier­bas.

Clarin - Rural - - EL MANEJO DE LAS MALEZAS - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@clarin.com

La ma­yo­ría de los pro­duc­to­res qui­sie­ran que los pro­ble­mas de ma­le­zas re­sis­ten­tes a los her­bi­ci­das, prin­ci­pal­men­te al gli­fo­sa­to, se so­lu­cio­na­ran rá­pi­da­men­te con la apa­ri­ción de nue­vos pro­duc­tos y tec­no­lo­gías de con­trol.

“Pe­ro eso no es po­si­ble por­que la crea­ción de nue­vos prin­ci­pios ac­ti­vos po­dría de­mo­rar de 15 a 20 años”, avi­só Mi­chael Owen, in­ves- ti­ga­dor es­pe­cia­li­za­do en con­trol de ma­le­zas del De­par­ta­men­to de Agro­no­mía de la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de Io­wa (EE.UU.), du­ran­te una de las con­fe­ren­cias del I Con­gre­so Ar­gen­tino de Ma­le­zas que se desa­rro­lló es­ta se­ma­na en Bue­nos Ai­res.

El ex­per­to ex­pli­có que las com­pa­ñías de agro­quí­mi­cos que es­tán in­tro­du­cien­do her­bi­ci­das al mercado, en reali­dad es­tán ofre­cien­do nue­vas re­for­mu­la­cio­nes de prin­ci­pios ac­ti­vos exis­ten­tes que ya cuen­tan con un nú­me­ro im­por­tan­te de ma­le­zas re­sis­ten­tes.

En su di­ser­ta­ción, Owen con­tó que exis­te una gran si­mi­li­tud en­tre los pro­ble­mas que ob­ser­va en Es­ta­dos Uni­dos y en la Ar­gen­ti­na, pe­ro di­jo que aquí to­da­vía no exis­ten las re­sis­ten­cias múl­ti­ples que ha­cen más com­ple­jo el ma­ne­jo agrí­co­la en el país del nor­te.

“La Ar­gen­ti­na de­be apren­der de los erro­res co­me­ti­dos por los pro­duc­to­res agrí­co­las y las com­pa­ñías de agro­quí­mi­cos de EE.UU.”, aler­tó.

Por eso re­co­men­dó a los pro­duc­to­res y ase­so­res téc­ni­cos que par­ti­ci­pa­ron del con­gre­so to­mar con­cien­cia res­pec­to de que la pro­ble­má­ti­ca de las ma­le­zas va mu­cho más allá del her­bi­ci­da gli­fo­sa­to.

“Len­ta­men­te, las es­tra­te­gias de ma­ne­jo in­te­gra­do de ma­le­zas es­tán sien­do im­ple­men­ta­das a lo lar­go de las prin­ci­pa­les re­gio­nes agrí­co­las es­ta­dou­ni­den­ses, pe­ro en la ma­yor par­te de los ca­sos ya es de­ma­sia­do tar­de por­que el pro­ble­ma ya es­tá ins­ta­la­do”, ase­gu­ró.

En su vi­sión, exis­ten dos tác­ti­cas prin­ci­pa­les pa­ra in­ten­tar mi­ti­gar la evo­lu­ción del pro­ble­ma de las ma­le­zas re­sis­ten­tes a her­bi­ci­das: en pri­mer lu­gar, la ro­ta­ción de prin­ci­pios ac­ti­vos; y so­bre to­do la apli­ca­ción de di­fe­ren­tes mez­clas de prin­ci­pios ac­ti­vos; ya que es­ta úl­ti­ma es más efec­ti­va que la ro- ta­ción.

“Una cues­tión cen­tral son las do­sis em­plea­das en las mez­clas de her­bi­ci­das a apli­car en el lo­te. Pa­ra evi­tar la ace­le­ra­ción de la re­sis­ten­cia es con­ve­nien­te usar las do­sis com­ple­tas de ca­da prin­ci­pio ac­ti­vo. Mu­chas mez­clas co­mer­cia­les co­mer­cia­li­za­das por com­pa­ñías de agro­quí­mi­cos tie­nen ba­jos ni­ve­les de do­sis de ca­da prin­ci­pio ac­ti­vo y eso no con­tri­bu­ye de ma­ne­ra fa­vo­ra­ble al ma­ne­jo de la re­sis­ten­cia a her­bi­ci­das”, ad­vir­tió Owen.

Ma­ne­jo. A la de­re­cha, el mo­ni­to­reo es una he­rra­mien­ta cla­ve de un con­trol in­te­gra­do. Owen (arri­ba) ha­bló de que el pro­ble­ma de las ma­le­zas va más allá de la re­sis­ten­cia al gli­fo­sa­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.