Ma­le­zas: en aler­ta ro­ja

Clarin - Rural - - LA PRODUCCIÓN DE CARNE -

En el úl­ti­mo Con­gre­so de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Cien­cias de las MaEn el úl­ti­mo Con­gre­so de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Cien­cias de las MaEn el úl­ti­mo Con­gre­so de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Cien­cias de las MaEn el úl­ti­mo Con­gre­so de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Cien­cias de las MaEn el úl­ti­mo Con­gre­so de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Cien­cias de las Ma­le­zas (Asa­cim), que ter­mi­nó ha­ce unos días, sa­lie­ron a la luz cri­te­rios de ma­ne­jo pa­ra en­con­trar al­ter­na­ti­vas al de­sa­fío de las ma­le­zas re­sis­ten­tes.

Nu­me­ro­sos tra­ba­jos ex­pues­tos, to­dos de ca­rác­ter cien­tí­fi­co, in­di­ca­ron des­de có­mo una ma­le­za ma­ni­fies­ta la re­sis­ten­cia has­ta qué gen go­bier­na ese me­ca­nis­mo. Tam­bién que­dó cla­ro que una cla­ve es im­pe­dir que las plan­tas re­sis­ten­tes de­jen des­cen­den­cia, y eso a ve­ces va a te­ner que ser con mano de obra ac­ti­va y sin agro­quí­mi­cos. Hay un pro­gra­ma en Ar­kan­sas (Es­ta­dos Uni­dos) que em­plea cen­te­na­res de per­so­nas pa­ra sa­car a mano las ma­le­zas, y es exi­to­so.

Uno de los ora­do­res de EE.UU., con al­go de ver­güen­za, ma­ni­fes­tó que tar­de o tem­prano lle­ga­ría­mos a es­tar co­mo ellos, con 152 bio­ti­pos re­sis­ten­tes. Agre­gó que ja­más es­pe­ra­ría que un contratista de co­se­cha lim­pie su co­se­cha­do­ra an­tes de cam­biar de cam­po, por­que su efec­to in­me­dia­to se­ría el de no co­se­char el “cam­po pro­ble­ma”.

An­te és­te pa­no­ra­ma, mez­cla­do de pro­gre­sos y de nue­vos pro­ble­mas, in­sis­to en que ser rea­lis­ta va a ayu­dar a la so­lu­ción. Sien­do un año en don­de to­do lo po­lí­ti­co es­tá ex­pec­tan­te, no se­ría ló­gi­co gol­pear la puer­ta de nin­guno has­ta pa­sa­das las elec­cio­nes.

Pe­ro eso va en con­tra de la bio­lo­gía, a la que po­co le in­tere­san las ur­nas. Por eso, el cam­bio tie­ne que em­pe­zar aho­ra, con lo que hay, con la unión de en­ti­da­des co­mo Aa­crea, Aa­pre­sid, Asa­cim y tam­bién la HRAC (por sus si­glas en in­glés), que es el Co­mi­té de Ac­ción con­tra las Ma­le­zas Re­sis­ten­tes, y que tie­ne por ob­je­to brin­dar apo­yo eco­nó­mi­co a las em­pre­sas pa­ra di­vul­gar el pro­ble­ma; edu­car pro­duc­to­res; fo­men­tar las bue­nas prác­ti­cas de uso de agro­quí­mi­cos y las ro­ta­cio­nes, en­tre otras me­di­das.

Agre­go la ne­ce­si­dad de que las uni­ver­si­da­des “sal­gan al cam­po” con for­ma­ción de ex­ten­sio­nis­tas y que el IN­TA si­ga dan­do apo­yo y ex­pe­rien­cia en el te­ma.

Mien­tras es­pe­ra­mos con quién ha­blar del Go­bierno, hay mu­chas co­sas que po­de­mos ha­cer. Ellas trae­rán em­pren­de­do­res en el uso de dro­nes; otros que ofrez­can la lim­pie­za de la má­qui­na “in si­tu”, otros di­vul­ga­rán y otros fis­ca­li­za­rán ac­ti­vi­da­des a cam­po; otros em­plea­rán pro­gra­mas de mo­ni­to­reo in si­tu.

El de­sa­fío re­quie­re sa­lir de lo pun­tual, entrenar pro­duc­to­res y téc­ni­cos pa­ra evi­tar que las re­ce­tas in­di­vi­dua­les lle­ven a nue­vos fra­ca­sos.

Es­ta es una opor­tu­ni­dad de dar un pa­so in­te­li­gen­te y de­jar hue­lla, no po­de­mos des­apro­ve­char que hoy es­ta­mos to­da­vía a tiem­po.

Las inun­da­cio­nes de los cam­pos bo­nae­ren­ses se­gu­ra­men­te trae­rán ca­sos de re­sis­ten­cia en lu­ga­res in­sos­pe­cha­dos, por la sim­ple “na­ve­ga­ción” de se­mi­llas. Ten­ga­mos los ojos abier­tos: al­go en el me­dio cam­bió, en­ton­ces reac­cio­ne­mos. Los al­qui­le­res tar­díos de és­te año no ayu­dan, pe­ro co­no­cien­do al enemi­go, se­rá más fá­cil com­ba­tir­lo.

El ma­ne­jo de información cen­tra­li­za­da ayu­da­rá a op­ti­mi­zar el plan y lle­var­lo al éxi­to. La pro­pues­ta es for­mar un equi­po. El fin, de­te­ner el avan­ce de un pro­ble­ma ca­da vez más gra­ve pa­ra el agro ar­gen­tino. t No­ta de re­dac­ción: El au­tor es con­sul­tor en ma­le­zas re­sis­ten­tes y di­rec­tor de un gru­po

Bue­nas prác­ti­cas. Con ma­ne­jo se pue­de ha­cer fren­te a es­pe­cies du­ras, co­mo el sor­go de Ale­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.