Ce­ba­da: con­se­jos cla­ve pa­ra de­fen­der la ca­li­dad cer­ve­ce­ra

Dos ex­per­tos ex­pli­can có­mo apun­ta­lar­la con la nu­tri­ción.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

La co­yun­tu­ra pa­ra to­dos los cul­ti­vos es muy com­pli­ca­da, y la ce­ba­da cer­ve­ce­ra no es la ex­cep­ción. Ade­más de la ba­ja de pre­cios ge­ne­ral, el con­tex­to pa­ra es­te ce­real tie­ne sus par­ti­cu­la­ri­da­des, por los pro­ble­mas de ca­li­dad que pue­den lle­gar­se a pre­sen­tar­se te­nien­do en cuen­ta las ac­tua­les con­di­cio­nes de de­sa­rro­llo de los lo­tes y que, si los hu­bie­ra, esos gra­nos pue­den ser cas­ti­ga­dos du­ro por las mal­te­rías.

Así se lo ex­pli­có a Cla­rín Ru­ral el pro­duc­tor Fidel Cor­te­se, quien siem­bra en va­rias zo­nas del sur bo­nae­ren­se (Co­ro­nel Do­rre­go, San Ca­ye­tano, Adol­fo González Chá­vez y Tres Arro­yos), ade­más de ser ase­sor téc­ni­co en la zo­na ce­ba­de­ra que va des­de el cen­tro de San­ta Fe has­ta el sur de Bue­nos Ai­res.

Pa­ra Cor­te­se, lo­grar la ca­li­dad ne­ce­sa­ria pa­ra el mal­teo (ca­li­bre y con­te­ni­do de pro­teí­na en grano) o pa­ra la ex­por­ta­ción, “hoy te man­tie­ne en el ne­go­cio o te de­ja en una si­tua­ción de que­bran­to”.

Así las co­sas, ha­bla cla­ri­to de már­ge­nes. “Con los pre­cios ac­tua­les, que una ce­ba­da sem­bra­da co­mo cer­ve­ce­ra que­de ca­li­fi­ca­da co­mo fo­rra­je­ra, por pro­ble­mas de ca­li­dad, re­pre­sen­ta que te pa­guen en­tre 50 a 60 dó­la­res me­nos por tonelada”, ase­gu­ra.

De es­te mo­do, con un ren­di­mien­to me­dio de 33 quin­ta­les por hec­tá­reas (fue la pro­duc­ti­vi­dad a ni­vel na­cio­nal de la cam­pa­ña pa­sa­da, se­gún la Bol­sa de Ce­rea­les por­te­ña) sig­ni­fi­ca no per­ci­bir un in­gre­so bru­to por hec­tá­rea que os­ci­la­ría en­tre 150 y 180 dó­la­res.

Por su­pues­to que es­ta di­fe­ren­cia es cen­tral y es in­jus­ti­fi­ca­ble que se pier­da por no ha­cer un ma­ne­jo co­rrec­to que in­clu­ya el mo­ni­to­reo y la fertilización es­tra­té­gi­ca.

“Hay que pro­du­cir ce­ba­da de ca­li­dad, sí o sí”, afir­ma Cor­te­se, quien fue ge­ren­te co­mer­cial de Mal­te­ría Pam­pa. Es­to im­pli­ca un grano de buen ca­li­bre (más de los 80% de los gra­nos de­ben atra­ve­sar una za­ran­da de 2,5 mi­lí­me­tros de diá­me­tros) y un te­nor pro­tei­co de en­tre 9,5% y 10%, se­gún el des­tino de la pro­duc­ción.

So­bre la fertilización y su im­pac­to, Gui­ller­mo Pu­glie­se, téc­ni­co de Bun­ge en el sud­es­te de Bue­nos Ai­res, ra­ti­fi­ca que “no tie­ne sen­ti­do que, por no in­ver­tir 40 dó­la­res en fertilización ni­tro­ge­na­da, el cas­ti­go sea per­der en­tre 50 y 60 dó­la­res por tonelada”.

Pu­glie­se ex­pli­ca que “por es­tos días los cul­ti­vos más adelantados es­tán es­pi­gan­do y las más atrasados es­tán en ma­co­lla­je. En la ma­yo­ría de los ca­sos se ve pre­sión de man­chas fo­lia­res (man­cha en red y man­cha bo­rro­sa), ade­más de ca­sos ais­la­dos de ra­mu­la­ria -por el mo­men­to en el sud­es­te bo­nae­ren­se- y la­va­do de ni­tró­geno por las abun­dan­tes pre­ci­pi­ta­cio­nes de agos­to”.

El pro­duc­tor Cor­te­se cree que el la­va­do de ni­tró­geno pue­de con­ti­nuar, por­que se espera una pri­ma­ve­ra de abun­dan­tes llu­vias.

Te­nien­do en cuen­ta to­dos es­tos fac­to­res, coin­ci­de con el téc­ni­co Pu­glie­se en que la fertilización ni­tro­ge­na­da es una he­rra­mien­ta es­tra­té­gi­ca pa­ra ele­var los con­te­ni­dos pro­tei­cos del grano y me­jo­rar su ca­li­dad.

Por eso, cuen­ta su ex­pe­rien­cia de la úl­ti­ma cam­pa­ña.

“El año pa­sa­do, que tam­bién fue un año Ni­ño, ele­va­mos el ren­di­mien­to pro­tei­co de la ce­ba­da un 0,8% en lo­tes que te­nían un con­te­ni­do de pro­teí­na del 9%. Es de­cir, trans­for­ma­mos ce­ba­das fo­rra­je­ras en cer­ver­ce­ras lue­go de apli­ca­cio­nes de ni­tró­geno fo­lia­res”, di­ce, al re­cor­dar el ma­ne­jo co­rrec­ti­vo que apli­ca­ron.

En es­te ti­po de prác­ti­cas de­be­rían es­tar pen­san­do los pro­duc­to­res con las ce­ba­das más ade­lan­ta­das de la zo­na cen­tral del país. En cam­bio, en las re­gio­nes don­de el ce­real es­tá más atra­sa­do, las co­rrec­cio­nes de ni­tró­geno aun se pue­den ha­cer con las re­fer­ti­li­za­cio­nes del ma­co­lla­je.

Pa­ra el téc­ni­co de Bun­ge, la fertilización ni­tro­ge­na­da se es­tá rea­li­zan­do a do­sis me­no­res que otros años. “En el sud­es­te bo­nae­ren­se aún se pue­den ge­ne­rar cam­bios apli­can­do fer­ti­li­zan­tes al sue­lo.

Apli­car ni­tró­geno fo­liar pue­de ele­var el te­nor de pro­teí­na has­ta 1% en el grano

Es­ta­mos re­co­men­dan­do apli­car una fuen­te de ni­tró­geno in­me­dia­ta­men­te dis­po­ni­ble (ni­tra­tos), ya que de es­ta for­ma se pue­de co­rre­gir la si­tua­ción más rá­pi­da­men­te”, di­ce.

Pa­ra aque­llos ca­sos en los que los pro­duc­to­res ya pa­sa­ron el mo­men­to óp­ti­mo de apli­car fer­ti­li­zan­tes al sue­lo, el téc­ni­co su­gie­re op­tar por apli­ca­cio­nes en ho­ja ban­de­ra, co­mo las que les die­ron re­sul­ta­do en la úl­ti­ma cam­pa­ña.

“Es­tos fer­ti­li­zan­tes fo­lia­res, de ma­yor pu­re­za, son al­go más ca­ros y es­tán res­trin­gi­dos en su do­sis has­ta 30 kg/ha de ni­tró­geno. Pe­ro su ab­sor­ción es muy ve­loz: en me­nos de 48 ho­ras más del 90% del ni­tró­geno apli­ca­do pue­de ser ab­sor­bi­do”, con­clu­ye Pu­glie­se.

Es­te año, ade­más, hay ca­sos es­pe­cia­les pa­ra es­tar aten­tos, co­mo el de la pro­teí­na en trigo: ge­ne­rar una ca­li­dad pa­na­de­ra y guar­dar­la pue­de ser un buen ne­go­cio en 2016.

Es­tá cla­ro: a no de­jar­se es­tar con los ajus­tes nu­tri­cio­na­les, po­que la ca­li­dad no espera.

Nu­tri­ción. Pa­ra más ni­ve­les de ni­tró­geno, hay que ele­var la do­sis de fer­ti­li­zan­te.

Mal­teo. Se ne­ce­si­tan gra­nos de ca­li­dad, de buen ca­li­bre y te­nor pro­tei­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.