Ar­gen­ti­na ex­por­ta “know how” a Chi­na

Téc­ni­cos lo­ca­les afir­man que el co­no­ci­mien­to en ge­né­ti­ca mai­ce­ra es­tá ayu­dan­do a cam­biar la pro­duc­ción del gi­gan­te asiá­ti­co.

Clarin - Rural - - AGRICULTURA -

La agri­cul­tu­ra es ca­paz de acer­car los ex­tre­mos del pla­ne­ta. Des­de que COF­CO, la em­pre­sa agroa­li­men­ta­ria más gran­de de Chi­na, ad­qui­rió el 51 por cien­to de las ac­cio­nes de Ni­de­ra, el equi­po ar­gen­tino de la fir­ma se­mi­lle­ra que desa­rro­lla el “know how” en ma­te­ria de se­mi­llas ha ad­qui­ri­do un in­tere­san­te pro­ta­go­nis­mo gra­cias a sus apor­tes pa­ra el me­jo­ra­mien­to del cul­ti­vo de maíz en las tie­rras asiá­ti­cas. “En Chi­na ad­vir­tie­ron que la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, que es prio­ri­dad na­cio­nal, no de­pen­de so­la­men­te de pro­du­cir gra­nos; sino que de­ben ir a las ba­ses del desa­rro­llo se­mi­lle­ro, a la ge­né­ti­ca”, se­ña­la Pa­blo Ber­ga­dá, di­rec­tor del área de Se­mi­llas de Ni­de­ra.

Uno de los prin­ci­pa­les pro­yec­tos en los que el equi­po lo­cal se en­cuen­tra tra­ba­jan­do es la trans­fe­ren­cia de ger­mo­plas­ma de maíz. “Es­ta­mos en­tran­do en el se­gun­do año de desa­rro­llo y co­men­zan­do a tes­tear nues­tros ma­te­ria­les en las prin­ci­pa­les re­gio­nes mai­ce­ras de Chi­na”, des­cri­be el agró­no­mo ar­gen­tino.

Chi­na es el país con ma­yor su­per­fi­cie de maíz del mun­do. Tie­ne 36 mi­llo­nes de hec­tá­reas sem­bra­das -más que Es­ta­dos Unidos-. Ca­be des­ta­car que el ren­di­mien­to na­cio­nal del ce­real es de cin­co to­ne­la­das por hec­tá­rea. El se­ten­ta por cien­to de las ac­ti­vi­da­des agrí­co­las son ma­nua­les y rea­li­za­das en uni­da­des pro­duc­ti­vas de una hec­tá­rea o me­nos.

En ese con­tex­to, mien­tras el país tra­ba­ja en la crea­ción de uni­da­des pro­duc­ti­vas más gran­des, Ni­de­ra con­tri­bu­ye a ese desa­rro­llo ex­por­tan­do ge­né­ti­ca de avan­za­da, afir­man des­de la em­pre­sa se­mi­lle­ra.

“La trans­fe­ren­cia de hí­bri­dos ar­gen­ti­nos se rea­li­za prin­ci­pal­men­te en nue­ve re­gio­nes de la zo­na cen­tral del país, en torno a Bei­jing, don­de se pro­du­ce el 80% del maíz. Allí, es­ta­mos en­sa­yan­do una im­por­tan­te can­ti­dad de ma­te­ria­les, que ron­dan los 1500 hí­bri­dos nue­vos. En el ter­cer año de en­sa­yos ini­cia­re­mos los re­gis­tros”, sos­tie­ne Ber­ga­dá y se­ña­la, a su vez, que el pro­ce­so de trans­fe­ren­cia de ger­mo­plas­ma se ba­sa en hí­bri­dos con­ven­cio­na­les.

Los en­sa­yos co­mien­zan en la Ar­gen­ti­na ba­jo con­di­cio­nes de ais­la­mien­to -ya que no son trans­gé­ni­cos-y lue­go se tras­la­dan a Chi­na. “Dis­po­ne­mos de un ger­mo­plas­ma que tie­ne una am­pli­tud de hí­bri­dos desa­rro­lla­dos des­de el Ma­to Gros­so has­ta Bahía Blan­ca. La am­pli­tud y va­ria­bi­li­dad es enor­me. Den­tro de esa di­ver­si­dad, los que ma­yor po­ten­cial y desa­rro­llo tie­nen pa­ra Chi­na son los de ma­du­rez de 109 a 124 días, que son hí­bri­dos que van des­de el AX7822 -el nue­vo maíz de Ni­de­ra- has­ta el más precoz, co­mo el AX852”, apun­ta el in­ge­nie­ro.

Pa­ra el equi­po de in­ves­ti­ga­do­res ar­gen­ti­nos, la trans­fe­ren­cia de ge­né­ti­ca de pun­ta en el cul­ti­vo de maíz es só­lo el prin­ci­pio. “El pro­yec­to de COF­CO es a lar­go pla­zo y va mu­cho más allá. Y allí es­tá Ni­de­ra, con­so­li­dan­do su rol y au­men­tan­do su pro­ta­go­nis­mo glo­bal”, con­clu­ye Ber­ga­dá.

De es­ta ma­ne­ra, más por im­po­si­ción de la po­ten­cia eco­nó­mi­ca que por ini­cia­ti­va lo­cal, el co­no­ci­mien­to se su­ma al bu­que de las ex­por­ta­cio­nes ar­gen­ti­nas a Chi­na.

> El rin­de pro­me­dio de maíz en Chi­na es de cin­co to­ne­la­das por hec­tá­rea

In­te­gra­ción. A la iz­quier­da, un tí­pi­co pai­sa­je agrí­co­la chino. A la de­re­cha, ase­so­res ar­gen­ti­nos con el equi­po de la fir­ma chi­na COF­CO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.