Cam­pos: es­tán es­tan­ca­das las ven­tas y caen los pre­cios

Lo di­ce el ti­tu­lar de la cá­ma­ra de in­mo­bi­lia­rias ru­ra­les.

Clarin - Rural - - TAPA - Cris­tián Be­láus­te­gui Pre­si­den­te de CAIR *

Des­de el 2012, el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio ru­ral se re­du­ce y caen los pre­cios de la tie­rra en Ar­gen­ti­na. El ce­po cam­bia­rio, una ma­la Ley de Tie­rras pro­mul­ga­da sin de­ba­te, la fal­ta de ren­ta­bi­li­dad en la pro­duc­ción y la al­tí­si­ma car­ga im­po­si­ti­va han de­ri­va­do en la ac­tua­li­dad en una ca­si au­sen­cia de ne­go­cios.

La te­rri­ble com­bi­na­ción de ba­ja en los pre­cios in­ter­na­cio­na­les y el atra­so cam­bia­rio han des­trui­do las eco­no­mías re­gio­na­les. Los pre­cios de la tie­rra se re­du­je­ron du­ran­te es­te pe­río­do en más de un 20% den­tro de la Pam­pa Hú­me­da y por en­ci­ma del 35 % en las zo­nas ex­tra pam­pea­nas.

La ne­ce­si­dad de cam­biar las re­glas de jue­go se ha­ce im­pe­ra­ti­va pa­ra nues­tro sec­tor. La fal­ta de pau­tas cla­ras pa­ra las in­ver­sio­nes de me­diano y largo pla­zo con­ge­la­ron el in­gre­so de ca­pi­ta­les a la tie­rra pro­duc­ti­va.

La ce­gue­ra de las au­to­ri­da­des ge­ne­ra un da­ño que tras­cien­de al sec­tor. En mu­chas zo­nas ex­tra pam­pea­nas, los cos­tos de pro­duc­ción, la nu­la ren­ta­bi­li­dad y la au­sen­cia del cré­di­to de pro­mo­ción, ha desem­bo­ca­do en el aban­dono o el cie­rre de cam­pos.

El re­sul­ta­do de las elec­cio­nes ha pro­vo­ca­do enor­mes ex­pec­ta­ti­vas de cam­bio en­tre los pro­duc­to­res y con­se­cuen­te­men­te en­tre los ope­ra­do­res del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio ru­ral.

Sea quien fue­ra el pró­xi­mo triun­fa­dor, en­fren­ta­rá la obli­ga­ción del cam­bio en un sec­tor pro­duc­ti­vo de­vas­ta­do y un sec­tor in­mo­bi­lia­rio ru­ral re­du­ci­do e in­mo­vi­li­za­do por las re­glas de jue­go ac­tua­les.

An­te es­tas pers­pec­ti­vas de cam­bio, mu­chos pro­duc­to­res vuel­ven a apos­tar y siem­bran a pér­di­da con los nú­me­ros ac­tua­les, cal­cu­lan­do sus in­gre­sos fu­tu­ros con otras pau­tas eco­nó­mi­cas, que se da­rán con la pro­me­ti­da ba­ja en las re­ten­cio­nes, la ac­tua­li­za­ción del atra­so cam­bia­rio y la eli­mi­na­ción de las res­tric­cio­nes de ex­por­ta­ción.

Una vez más el nue­vo go­bierno re­cu­rri­rá a la duc­ti­li­dad del sec­tor agro­pe­cua­rio pa­ra ge­ne­rar las di­vi­sas, in­dis­pen­sa­bles en la com­pli­ca­da co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca. Una vez más el cam­po sal­va­rá de la de­ba­cle a to­dos los ar­gen­ti­nos. ¿Has­ta cuán­do de­be­rá es­pe­rar pa­ra que se lo igua­le a otros sec­to­res de la eco­no­mía, re­co­no­cién­do­le sus enor­mes vir­tu­des? No­ta de re­dac­ción: CAIR es la Cá­ma­ra Arg. de In­mob. Ru­ra­les.

Ten­den­cia. En la zo­na nú­cleo, los pre­cios de la tie­rra ca­ye­ron un 20% y en zo­nas más ale­ja­das has­ta un 35%, es­ti­ma CAIR.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.