Los desafíos de Bur­yai­le, el nue­vo mi­nis­tro, y su equi­po.

Clarin - Rural - - TAPA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@clarin.com

El Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, ana­li­za­do por Héc­tor Huer­go.

Hay equi­po. Al fren­te del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Ri­car­do Bur­yai­le, el di­ri­gen­te ru­ra­lis­ta (CRA) for­mo­se­ño que acu­ñó un buen fo­gueo des­de su sal­to a la po­lí­ti­ca, co­mo dipu­tado por el ra­di­ca­lis­mo. Un hom­bre fuer­te y fron­tal, pe­ro con mu­cha cin­tu­ra pa­ra la ne­go­cia­ción, bien vis­to por to­dos los es­la­bo­nes de las dis­tin­tas ca­de­nas del sec­tor.

Ri­car­do “Ricky” Ne­gri de­be ha­ber res­pi­ra­do ali­via­do. Mu­chos lo da­ban co­mo mi­nis­tro, pe­ro él pre­fe­ría un rol de ope­ra­dor téc­ni­co. Bur­yai­le ten­drá que ata­jar los pe­na­les, con mul­ti­tud de fren­tes ex­tre­ma­da­men­te com­ple­jos y de­li­ca­dos. Y tam­bién le to­ca­rá ba­ta­llar con sus co­le­gas del po­ten­te ga­bi­ne­te ma­cris­ta, un pu­ña­do de eco­no­mis­tas con mu­cha for­ma­ción y, so­bre to­do, vo­ca­ción por po­ner en ca­ja las cuen­tas na­cio­na­les. Por­que bue­na par­te del pro­ble­ma del cam­po se re­suel­ve con me­di­das macro: aco­mo­dar el ti­po de cam­bio efec­ti­vo, y ter­mi­nar con las re­ten­cio­nes y las res­tric­cio­nes a la ex­por­ta­ción.

Pe­ro, a su vez, Bur­yai­le tam­bién re­ci­bió un buen en­vión ini­cial: el pro­pio Mau­ri­cio Ma­cri, en su pri­me­ra con­fe­ren­cia de pren­sa, ra­ti­fiHay có su pro­me­sa de cam­pa­ña res­pec­to a eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes de tri­go y maíz. Y to­das las res­tric­cio­nes co­mer­cia­les. Eso ya ha­bía si­do to­ma­do por el mer­ca­do. Tan­to maíz co­mo tri­go to­ma­ron ni­ve­les iné­di­tos de pa­ri­dad con Chica­go, con al­gu­nas po­si­cio­nes (co­mo tri­go ju­lio 2016) por en­ci­ma del fa­mo­so “Fas teó­ri­co”. En otras pa­la­bras, el sec­tor des­cuen­ta que vuel­ve la com­pe­ten­cia y el fun­cio­na­mien­to pleno de los mer­ca­dos. So­ña­do.

Fal­ta ver có­mo que­da la so­ja, don­de el 5% de achi­que en los de- re­chos de ex­por­ta­ción es a to­das lu­ces in­su­fi­cien­te, y con­lle­va el ries­go de una caí­da de la ac­ti­vi­dad si se man­tie­ne una bre­cha del 25 en el ti­po de cam­bio efec­ti­vo con res­pec­to al maíz. Cui­da­do con los ban­da­zos.

A Ne­gri, con lar­ga tra­yec­to­ria con­du­cien­do el área de eco­no­mía de CREA y úl­ti­ma­men­te co­mo res­pon­sa­ble de la cues­tión agra­ria del Pro, le to­ca­rá lo es­pe­cí­fi­co. Por ejem­plo, re­co­men­dar si­gi­lo en asi­me­trías co­mo la bre­cha se­ña­la­da. Es­ta­rá bien se­cun­da­do por Gui­ller- mo Ber­nau­do, je­fe de Ga­bi­ne­te de Agri­cul­tu­ra, y los gru­pos de tra­ba­jo que vie­nen ela­bo­ran­do in­for­mes sec­to­ria­les des­de ha­ce me­ses.

Pe­ro no to­do es Agri­cul­tu­ra, don­de por otro la­do fal­ta de­sig­nar (al mo­men­to de es­cri­bir es­tas lí­neas) a un fun­cio­na­rio cla­ve: el pre­si­den­te del Se­na­sa. Es un or­ga­nis­mo fun­da­men­tal, so­bre to­do en el área de ga­na­dos y car­nes, don­de hay enor­mes ta­reas en el plano in­terno y ex­terno. Des­de la cons­truc­ción de un mo­de­lo transparente y com­pe­ti­ti­vo, evi­tan­do el do­ble stan­dard que ha es­tran­gu­la­do a lo me­jor de la in­dus­tria.

En es­te pun­to, y a pe­sar del tiem­po trans­cu­rri­do (fue ha­ce seis años), es opor­tuno men­cio­nar una idea que de­ba­tí con Gus­ta­vo Lo­pe­te­gui, de­sig­na­do aho­ra co­mo ma­na­ger eco­nó­mi­co del go­bierno de Ma­cri. En aquel mo­men­to las res­tric­cio­nes a la ex­por­ta­ción de car­nes, ade­más del 15% de re­ten­cio­nes, ha­bían pro­du­ci­do la de­ba­cle de to­da la ca­de­na. La su­ge­ren­cia fue abrir to­tal­men­te el mer­ca­do, sus­ti­tu­yen­do las re­ten­cio­nes por un “afo­ro” fi­jo. De es­ta ma­ne­ra, só­lo con­ven­dría ex­por­tar los cor­tes de ma­yor va­lor, don­de el afo­ro se sen­ti­ría mar­gi­nal­men­te. No ha­bría nin­gún im­pac­to fis­cal, y se di­si­pa­ría el te­mor so­bre “la me­sa de los ar­gen­ti­nos”.

Otras áreas del go­bierno pro­me­ten bue­na em­pa­tía con el sec­tor. La con­ti­nui­dad de Lino Ba­ra­ñao im­pli­ca, li­sa y lla­na­men­te, que hay una po­lí­ti­ca de es­ta­do en ma­te­ria de bio­tec­no­lo­gía. Un área don­de la in­ter­ac­ción de lo pú­bli­co con lo pri­va­do arro­jó re­sul­ta­dos con­cre­tos y pro­mi­so­rios.

Y en el ca­so de Me­dio Am­bien­te, no es menor la ta­rea que le to­ca, de en­tra­da, al ra­bino Ser­gio Berg­man: el 11/12, en Pa­rís se to­ma­rán de­ci­sio­nes que pue­den com­pli­car el fu­tu­ro de las ex­por­ta­cio­nes agroin­dus­tria­les ar­gen­ti­nas. Cui­da­do con es­to.

Mi­nis­tro. El ex vi­ce de CRA Ri­car­do Bur­yai­le se­rá el ti­tu­lar de Agri­cul­tu­ra, se­cun­da­do por Ri­car­do Ne­gri.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.