El mun­do de los gra­nos ya es­pe­ra a la Ar­gen­ti­na

Clarin - Rural - - LOS PRECIOS DE LA SEMANA - An­to­nio Ochoa Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Hay va­rias cues­tio­nes pa­ra ana­li­zar a par­tir de los cam­bios que se es­tán pro­du­cien­do en la Ar­gen­ti­na.

Pró­xi­ma­men­te, ya no se re­que­ri­rán per­mi­sos pa­ra po­der ex­por­tar de gra­nos. Eso abre un fren­te co­mer­cial de com­pe­ten­cia es­ta­cio­nal que, en un mun­do con abas­to so­bra­do y una de­man­da men­guan­te, ex­tien­de la ven­ta­na de ven­tas de cual­quier na­ción ex­por­ta­do­ra. Hoy, Bra­sil ven­de maíz en pleno “new crop” (nue­va co­se­cha) nor­te­ame­ri­cano, co­sa que no se veía an­te­rior­men­te, y esa ins­tan­cia ló­gi­ca­men­te de­tie­ne en la in­ten­ción del com­pra­dor la pre­mu­ra de com­pra. El com­pra­dor es pa­cien­te, y es­ta­mos en un mer­ca­do de com­pra­do­res.

Los mer­ca­dos tam­bién con­si­de­ran que la Ar­gen­ti­na de­va­lua­rá, sin sa­ber aun en que me­di­da. Una de­va­lua­ción de­be me­jo­rar el in­gre­so del pro­duc­tor, al con­ver­tir en más mo­ne­da lo­cal ca­da dó­lar. Ade­más, el pro­duc­tor ten­dría ca­pa­ci­dad de ac­ce­der otra vez al ate­so­ra­mien­to de dó­la­res, y así ten­drá dó­la­res “sin cor­te de pelo”.

Un ejem­plo de esa si­tua­ción ya la vi­mos con Bra­sil, en tiem­pos re­cien­tes, cuan­do el pro­duc­tor bra­si­le­ro in­gre­sa­ba la mis­ma can­ti­dad de reales que cuan­do la so­ja es­ta­ba en sus pre­cios ré­cords en Chica­go, sin que se no­ta­ra la caí­da del pre­cio vi­gen­te en dó­la­res de la so­ja, que ha­bía ba­ja­do ca­si 50% des­de ese ré­cord men­cio­na­do. Ló­gi­ca­men­te, el agri­cul­tor bra­si­le­ro ace­le­ró las ven­tas, y se hi­zo más com­pe­ti­ti­vo al ex­por­tar.

Pe­ro lo an­te­rior no es gra­tui­to. El pre­cio tien­de a ba­jar por efec­to de la so­bre­ofer­ta y los ope­ra­do­res en Chica­go es­tán re­la­mién­do­se los bi­go­tes an­te la po­si­bi­li­dad de ver una ven­ta ma­si­va del in­ven­ta­rio gra­na­rio ar­gen­tino…. “A abrir si­lo­bol­sas”, se gri­ta des­de Chica­go. Y, nue­va­men­te, con ra­zón o sin ella, es­ta reali­dad, por aho­ra vir­tual, hi­zo que los es­pe­cu­la­do­res ace­le­ra­ran sus apues­tas ba­jis­tas: ven­die­ron.

Pe­ro lo que vie­ne es lo más in­tere­san­te, por­que con­si­de­ro que ha­brá ins­tan­cias de vo­la­ti­li­dad en es­te ale­tar­ga­do mer­ca­do. Ten­dre­mos los en­cuen­tros de la reali­dad vir­tual con los tiem­pos de la eje­cu­ción, si la Ar­gen­ti­na no se arre­mo­li­na a ven­der y evi­ta un “efec­to puer­ta 12”. Si eso su­ce­de, los ope­ra­do­res ten­drán que re­pen­sar sus aná­li­sis ac­tua­les y qui­zás re-com­prar sus po­si­cio­nes pre-ven­di­das. Eso da­rá la opor­tu­ni­dad de ver un rally téc­ni­co, una le­van­ta­da de pre­cios sú­bi­ta que, de­sa­for­tu­na­da­men­te pa­ra el pro­duc­tor, creo que se­rá fu­gaz.

Tal vez el cli­ma ayu­de a im­pul­sar unos cuan­tos dó­la­res más, por­que hay que ope­rar en un “mer­ca­do cli­má­ti­co”, que aun no se ex­pre­sa en su mo­men­to pi­co.

En de­fi­ni­ti­va, creo que ha­brá al­gún rally sú­bi­to de pre­cios y que se­rá una bue­na opor­tu­ni­dad de ven­ta. Di­go que se­rá sú­bi­to por­que el con­su­mo no es­tá cre­cien­do, no hay su­fi­cien­te cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co en el mun­do y un rally sin de­man­da no es un rally du­ra­de­ro.

Los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos de­ben dar­se cuen­ta de que el mer­ca­do los es­tá es­pe­ran­do, pe­ro no por que les quie­ra com­prar, sino por que quie­re ver el pre­cio caer. Por eso, no hay que dar­le el gus­to... El nue­vo Go­bierno de­ja­rá ope­rar li­bre­men­te, por lo cual no hay que re­ga­lar ga­nan­cias. Sí hay que ad­mi­nis­trar los ries­gos y com­por­tar­se co­mo un ver­da­de­ro em­pre­sa­rio.

No­ta de la Re­dac­ción: el au­tor es vi­ce­pre­si­den­te de la co­rre­do­ra de gra­nos RJO´Brien, de Chica­go.

Ten­den­cia. En el Mer­ca­do Chica­go, los ope­ra­do­res pro­yec­tan al­gu­na vo­la­ti­li­dad en los pre­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.