Agro­quí­mi­cos: se vie­ne la re­ce­ta agro­nó­mi­ca

Es ca­da vez más exi­gi­da en dis­tin­tas pro­vin­cias.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da

1 ¿Cuál es la im­por­tan­cia que tie­ne una re­ce­ta agro­nó­mi­ca al mo­men­to de ha­cer una apli­ca­ción de agro­quí­mi­cos? La re­ce­ta agro­nó­mi­ca na­ció co­mo una pres­crip­ción téc­ni­ca obli­ga­to­ria pa­ra evi­tar que se rea­li­za­sen ma­las prác­ti­cas en el cam­po. Tam­bién pa­ra ase­gu­rar­se que la ven­ta y la apli­ca­ción de un pro­duc­to quí­mi­co es­té cer­ti­fi­ca­da por un pro­fe­sio­nal agró­no­mo ma­tri­cu­la­do. Asi­mis­mo, ac­tual­men­te, la re­ce­ta agro­nó­mi­ca es mu­cho más exi­gi­da pa­ra que se uti­li­cen res­pon­sa­ble­men­te los agro­quí­mi­cos y, ade­más, pa­ra mi­ni­mi­zar di­fe­ren­tes ries­gos, en­tre ellos, pa­ra los ope­ra­rios y pa­ra el me­dio am­bien­te.

2 ¿En qué ca­sos de­be usar­se la re­ce­ta agro­nó­mi­ca? De­pen­de de ca­da pro­vin­cia, ya que ellas es­ta­ble­cen la nor­ma­ti­va. Ideal­men­te ha­bría que usar­la en to­dos los ca­sos, más allá de la le­gis­la­ción. Se con­fec­cio­na cuan­do el pro­fe­sio­nal agró­no­mo ha­ce la pres­crip­ción del o los pro­duc­tos, de acuer­do al se­gui­mien­to en el lo­te y la ad­ver­si­dad de­ter­mi­na­da. Lue­go, se­gún ca­da pro­vin­cia, al­gu­nas pi­den la re­ce­ta pa­ra la com­pra de los pro­duc­tos, otras pa­ra la apli­ca­ción y otras pa­ra am­bas. An­te apli­ca­cio­nes com­bi­na­das de agro­quí­mi­cos se pue­de con­fec­cio­nar una so­la re­ce­ta agro­nó­mi­ca o, si es ne­ce­sa­rio, se ha­rán di­ver­sas si la prác­ti­ca de­be es­ca­lo­nar­se en el tiem­po.

3 ¿En qué pro­vin­cias ya es obli­ga­to­ria la pre­sen­ta­ción de la re­ce­ta? En ca­si to­das las pro­vin­cias del país es obli­ga­to­ria la pre­sen­ta­ción de al me­nos una re­ce­ta. Pe­ro hay he­te­ro­ge­nei­dad, ya que to­da­vía no hay una ley na­cio­nal. En­ton­ces, ca­da pro­vin­cia le­gis­ló se­gún sus cri­te­rios. Don­de ya hay im­por­tan­tes con­tro­les pa­ra la apli­ca­ción y com­pra de pro­duc­tos es en Cór­do­ba y En­tre Ríos. En cam­bio, hay ca­sos co­mo San­ta Fe o Bue­nos Ai­res en las cua­les so­lo se exi­ge re­ce­ta de com­pra, y hay otros ca­sos en los cua­les no hay exi­gen­cias de re­ce­ta ni pa­ra la com­pra ni pa­ra la apli­ca­ción de pro­duc­tos.

4 ¿A qué de­be pres­tar­le aten­ción el pro­duc­tor de esa re­ce­ta que con­fec­cio­na el pro­fe­sio­nal? El pro­duc­tor que tie­ne la re­ce­ta de­be se­guir los pa­sos allí de­ta­lla­dos, res­pec­to al mo­do de apli­ca­ción de ese pla­gui­ci­da, pa­ra ha­cer un tra­ba­jo ade­cua­do y sin ries­gos. Es muy im­por­tan­te que esa re­ce­ta se guar­de y ar­chi­ve pa­ra el mo­men­to de una po­si­ble ins­pec­ción de un or­ga­nis­mo fis­ca­li­za­dor o por cual­quier re­cla­mo que pue­da sur­gir.

5 ¿Hay una me­to­do­lo­gía pa­ra con­fec­cio­nar una re­ce­ta? No hay un for­ma­to de­ter­mi­na­do y ca­da pro­vin­cia tie­ne su nor­ma­ti­va. Por ejem­plo, pa­ra brin­dar un ejem­plo, es­tá en vías de de­sa­rro­llo en Bue­nos Ai­res la con­fec­ción de una re­ce­ta agro­nó­mi­ca electrónica. En­ton­ces, en ca­da si­tio se con­fec­cio­na se­gún la ley pro­vin­cial.

6 ¿Qué su­ce­de an­te la au­sen­cia de la re­ce­ta en el ca­so de una fis­ca­li­za­ción? Si fal­ta la re­ce­ta que exi­ja la ley pro­vin­cial o mu­ni­ci­pal po­drían apli­car­se san­cio­nes o mul­tas.

7 ¿Qué otros con­se­jos tie­ne res­pec­to a la re­ce­ta? Lo acon­se­ja­ble es po­seer tan­to la re­ce­ta de com­pra co­mo la de apli­ca­ción, aun­que la ley no lo exi­ja, ya que es un do­cu­men­to le­gal. Pa­ra ello, hay que con­tra­tar a un pro­fe­sio­nal ma­tri­cu­la­do pa­ra que de­ter­mi­ne si es con­ve­nien­te apli­car ese pro­duc­to. Ideal­men­te, que­re­mos que es­te ti­po de de­ci­sio­nes téc­ni­cas se den en co­mún en to­das las pro­vin­cias y que no ha­ya in­con­ve­nien­tes en la apli­ca­ción de los pro­duc­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.