El ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio ru­ral se vuel­ve a po­ner en mar­cha

Así lo ve la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de In­mo­bi­lia­rias Ru­ra­les.

Clarin - Rural - - TAPA - Cris­tián Be­láus­te­gui Pa­blo Lo­sa­da

1 ¿Cuál es el es­ta­do ac­tual de los ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios ru­ra­les?

Fi­na­li­za­mos un 2015 crí­ti­co pa­ra los ne­go­cios, que se­rá re­cor­da­do por su muy ba­ja ac­ti­vi­dad. El año pa­sa­do se jun­ta­ron to­das las cues­tio­nes de arras­tre de años an­te­rio­res, a las que su­mó la ex­pec­ta­ti­va por el cam­bio de Go­bierno. Así, la ac­ti­vi­dad es­tu­vo muy con­di­cio­na­da por la po­lí­ti­ca. Des­de el año 2012 ve­ni­mos con ac­ti­vi­dad de­cli­nan­te, por un pro­ce­so que se ini­ció en el 2011 con el ce­po cam­bia­rio y la cons­tan­te pér­di­da de ren­ta­bi­li­dad del agro. Tam­bién se agre­gó la in­se­gu­ri­dad jurídica de los con­tra­tos. To­do cons­pi­ró pa­ra que ha­ya muy po­cas de­ci­sio­nes de com­pra/venta de cam­pos.

2 ¿Con­si­de­ra que se ini­ció un nue­vo pro­ce­so den­tro del ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio?

Con el nue­vo Go­bierno se ge­ne­ró una nue­va vi­sión de país y, al mis­mo tiem­po, una opor­tu­ni­dad úni­ca pa­ra la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria. Con la eli­mi­na­ción de las ren­ten­cio­nes en al­gu­nos cul­ti­vos tra­di­cio­na­les y a las eco­no­mías re­gio­na­les, más el le­van­ta­mien­to del ce­po cam­bia­rio, ya no­ta­mos en­tre los in­tere­sa­dos por com­par o al­qui­lar un áni­mo com­ple­ta­men­te dis­tin­to, y cree­mos que se va a apos­tar nue­va­men­te por el ne­go­cio. Aun fal­ta que, an­te un ne­go­cio pun­tual, ca­da par­te ana­li­ce la con­ve­nien­cia, pa­ra co­no­cer cuál es la ren­ta­bi­li­dad fi­nal de las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des pa­ra un ren­tis­ta y pa­ra un due­ño de cam­po. Pe­ro las po­lí­ti­cas con re­glas cla­ras y pre­vi­si­bles per­mi­ti­rá pla­ni­fi­car pro­yec­tos a me­diano y lar­go pla­zo. Eso es lo que es­tá que ge­ran­do un nue­vo ho­ri­zon­te y el op­ti­mis­mo en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio.

3 ¿Qué es­pe­ran en­ton­ces pa­ra el año 2016?

Por un la­do, hay to­do un con­tex­to in­ter­na­cio­nal que ya no es fa­vo­ra­ble pa­ra la Ar­gen­ti­na como lo fue ha­ce unos años, aunque el país es muy com­pe­ti­ti­vo en la pro­duc­ción de ali­men­tos y por su al­ta efi­cien­cia se­gu­ra­men­te ge­ne­ra­rá una ren­ta­bi­li­dad in­tere­san­te que pro­mo­ve­rá las in­ver­sio­nes. Así, avi­zo­ra­mos, sin du­das, cam­bios cla­ros en las fi­nan­zas de las em­pre­sas y es­pe­ra­mos que, po­co a po­co, co­mien­ce la re­cu­pe­ra­ción de los ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios en to­do el país, pe­ro so­bre to­do en las zo­nas ex­tra­pam­pea­nas que es­tu­vie­ron muy re­sen­ti­das por el au­men­to de los cos­tos, lo que pro­vo­có que mu­chas tie­rras sa­lie­ran del sis­te­ma pro­duc­ti­vo. So­mos cons­cien­tes que la re­cu­pe­ra­ción es­pe­ra­da pa­ra el sec­tor no se­rá de un día pa­ra el otro.

4 ¿Qué con­se­jo le da­ría a un pro­duc­tor dis­pues­to a al­qui­lar y a un due­ño de cam­po?

Fun­da­men­tal­men­te, les di­ría que es­tén muy aten­tos, ya que hay un con­tex­to fér­til, lleno de nue­vas opor­tu­ni­da­des de ne­go­cios. En es­tos úl­ti­mos años se ge­ne­ra­ron mu­chos es­pa­cios, por los mo­ti­vos que men­cio­né an­tes, y aun es­tán va­can­tes. Apa­re­ce­rán gran­des po­si­bi­li­da­des pa­ra ce­rrar muy bue­nos ne­go­cios de al­qui­ler o com­pra de cam­pos. Tam­bién acon­se­ja­mos la pru­den­cia y la cau­te­la en re­la­ción a los va­lo­res a pa­gar.

5 Des­de su rol den­tro de la Cá­ma­ra, ¿cuál cree que es el prin­ci­pal de­sa­fío pa­ra el cam­po ar­gen­tino?

Con­si­de­ro que el sec­tor agro­pe­cua­rio de­be re­po­so­cio­nar­se den­tro de la vi­sión de la so­cie­dad y no so­lo de­be ser vis­to como un ne­go­cio en el que se co­rren al­tos ries­gos y tie­ne al­ta ren­ta­bi­li­dad. Pa­ra mí, el cam­po de­be ser re­con­si­de­ra­do como ele­men­to con­cen­tra­dor pa­ra el desa­rro­llo agroin­dus­trial de las ciu­da­des in­ter­me­dias del in­te­rior del país. Esa es una de las fuer­zas prin­ci­pa­les que hay que li­be­rar pa­ra que la pro­duc­ción ten­ga el es­pe­cio y el lu­gar que le co­rres­pon­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.