Se vie­nen las chin­ches

La so­ja es­tá en ple­na eta­pa re­pro­duc­ti­va. Un ex­per­to de INTA brin­da con­se­jos pa­ra con­tro­lar a es­ta pla­ga.

Clarin - Rural - - NEWS - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Los es­ta­díos re­pro­duc­ti­vos de la so­ja son muy sen­si­bles a la pér­di­das de ren­di­mien­tos. Por eso es cla­ve mi­ni­mi­zar el im­pac­to de las pla­gas y las en­fer­me­da­des en ese pe­río­do.

En un in­for­me téc­ni­co ela­bo­ra­do por Ni­co­lás Ian­no­ne, ex­per­to en zoo­lo­gía agrí­co­la del INTA Per­ga­mino, se ad­vier­te so­bre los da­ños de las chin­ches (so­bre to­do la de al­fal­fa, que es­te año mues­tra al­ta pre­sen­cia) des­de el es­ta­do re­pro­duc­ti­vo tem­pra­nos (R3), cuan­do las vai­nas de la olea­gi­no­sa aun son muy pe­que­ñas y sus­cep­ti­bles a los ata­ques.

Se­gún des­ta­ca el tra­ba­jo, el ni­vel de da­ño eco­nó­mi­co (NDE) de­ter­mi­nan­te pa­ra de­ci­dir ha­cer la apli­ca­ción del in­sec­ti­ci­da va­ría de acuer­do a tres fac­to­res: la es­pe­cie de chinche, el es­ta­do fe­no­ló­gi­co y es­pa­cia­mien­to en­tre los sur­cos del cul­ti­vo.

De acuer­do al se­gun­do fac­tor, el de ma­yor im­por­tan­cia se­gún cons­ta en el in­for­me, “los da­ños en­tre R3 y R4 pro­du­cen un re­tor­ci­mien­to de las vai­nas en for­ma es­pi­ra­la­da, las cua­les in­me­dia­ta­men­te se se­can y caen”. Con­si­de­ran­do es­to, mu­chas ve­ces se to­ma la de­ci­sión erró­nea, di­ce el in­for­me, que du­ran­te es­ta­díos re­pro­duc­ti­vos tem­pra­nos se es­pe­ra el cre­ci­mien­to de la po­bla­ción pa­ra fi­nal­men­te ha­cer con­trol in­sec­ti­ci­da, sin con­si­de­rar que el im­pac­to se va adi­cio­nan­do du­ran­te las su­ce­si­vas se­ma­nas de pre­sen­cia de la pla­ga.

Por ello, Ian­no­ne acon­se­ja que cuan­do la po­bla­ción de chinche en el lo­te es sen­si­ble­men­te in­fe­rior al NDE y su pre­sen­cia en el cam­po es ma­yor a una semana, re­sul­ta, “téc­ni­co-eco­nó­mi­ca­men­te muy be­ne­fi­cio­so rea­li­zar el con­trol de las mis­mas”.

El tra­ba­jo del ex­per­to con­clu­ye con una ob­ser­va­ción: más allá de evi­tar pér­di­das por la adi­ción de los da­ños en el tiem­po, con el con­trol se evi­ta el au­men­to de la po­bla­ción en el cor­to pla­zo. A su vez, és­to co­bra ma­yor re­le­van­cia y eco­no­mi­ci­dad en el cos­to de apli­ca­ción si se aprovecha es­ta opor­tu­ni­dad pa­ra el in­sec­ti­ci­da con un tra­ta­mien­to pa­ra el con­trol de en­fer­me­da­des.

Mo­ni­to­reo. Es de­ci­si­vo pa­ra to­mar la de­ci­sión de apli­ca­ción de in­sec­ti­ci­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.