Pro­mo­ver va­lor agre­ga­do

Clarin - Rural - - LOS PRECIOS DE LA SEMANA - Francisco Igue­ra­bi­de Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

El au­tor, pre­si­den­te de AA­CREA, se re­fie­re al de­sa­fío de pro­du­cir bie­nes con en­tra­ma­dos pro­duc­ti­vos más den­sos y dis­tri­bui­dos en to­do el país. Ade­más di­ce que ge­ne­rar va­lor de­be ser un pro­ce­so sos­te­ni­ble y que per­mi­ta el desa­rro­llo de las per­so­nas.

Un tér­mino re­cu­rren­te en la agen­da sue­le ser el de va­lor agre­ga­do y al avan­zar en los in­ter­cam­bios pa­re­cie­ra que no es tan fá­cil acor­dar su sig­ni­fi­ca­do. Es por ello que va­le la pe­na po­ner la lu­pa en es­te ob­je­ti­vo, an­tes de de­li­near un ca­mino a se­guir.

Hoy tan­to bie­nes como ser­vi­cios en el mer­ca­do tie­nen un pre­cio. Los pre­cios son im­por­tan­tes pa­ra la economía pro­duc­ti­va de un país, ya que lo que ge­ne­ra su PBI no son ca­si­lle­ros es­tan­cos, sino un tra­ba­jo en red tan­to en la pro­duc­ción como en el con­su­mo. Todos no­so­tros de­pen­de­mos de todos. A to­do ese tra­ba­jo en red lo lla­ma­mos en­tra­ma­do pro­duc­ti­vo y és­te es­tá pre­sen­te tan­to en los ser­vi­cios más com­ple­jos, como en los bie­nes apa­ren­te­men­te más sim­ples como pue­den ser las com­mo­di­ties.

A es­ta reali­dad la ve­mos como un com­ple­jo de víncu­los pro­duc­ti­vos que ge­ne­ran el pro­duc­to fi­nal, des­de los ali­men­tos, la ener­gía y los ser­vi­cios. Y en el mundo del cam­po tam­bién cons­trui­mos di­chos en­tra­ma­dos: tan­to en los gra­nos como en la car­ne, la le­che o en las eco­no­mías re­gio­na­les. Es­tas se­ña­les son los pre­cios que con­tie­nen la in­for­ma­ción que per­mi­te al país pro­du­cir y dis­tri­buir lo que uti­li­za en la vi­da dia­ria. Esos pre­cios son los que ve­mos en el su­per­mer­ca­do que, su­ma­do a la uti­li­dad del pro­duc­to, for­man, en ge­ne­ral, nues­tra de­ci­sión de com­pra.

En el mundo ac­tual, el co­no­ci­mien­to apli­ca­do a la pro­duc­ción de bie­nes y ser­vi­cios per­mi­te cap­tar y adaptar en to­do el en­tra­ma­do pro­duc­ti­vo las for­mas y téc­ni­cas pa­ra pro­du­cir y de­ter­mi­nar qué pro­duc­tos ha­cer. Es­te co­no­ci­mien­to mo­di­fi­ca al pro­duc­to y a su va­lor eco­nó­mi­co. Pue­de en­con­trar nue­vos usos pa­ra un bien o ha­cer más útil un ser­vi­cio. Y es­to lo ve­mos como con­su­mi­do­res, por ejem­plo, con la tec­no­lo­gía.

En el cam­po, como en otras áreas, es­te se nu­tre de los apor­tes de la cien­cia, tan­to en las se­mi­llas, en las apli­ca­cio­nes con­tra las ma­le­zas, los in­sec­tos o los hon­gos o en cui­dar la pro­duc­ción una vez que se co­se­chó. Es de­cir, en to­do es­te sis­te­ma mo­derno de pro­duc­ción. Es­ta in­no­va­ción cons­tan­te va acom­pa­ña­da de lo que ele­gi­mos como con­su­mi­do­res todos los días.

El va­lor agre­ga­do de los en­tra­ma­dos pro­duc­ti­vos, tan­to del cam­po como de otros sec­to­res, se vuel­ve aún un po­co más com­ple­jo por­que im­pli­ca des­agru­par es­tas re­la­cio­nes y de­tec­tar el apor­te de ca­da com­po­nen­te pa­ra lle­gar al pro­duc­to fi­nal, te­nien­do en cuen­ta que es­tán in­ter­co­nec­ta­dos y son in­ter­de­pen­dien­tes por­que se ne­ce­si­tan mu­tua­men­te y se co­mu­ni­can a tra­vés de los pre­cios.

El va­lor agre­ga­do en un pro­ce­so de desa­rro­llo sos­te­ni­ble im­pli­ca ade­más ana­li­zar que to­das las par­tes intervinientes cui­den el am­bien­te y que per­mi­ta a las per­so­nas in­vo­lu­cra­das di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te te­ner una opor­tu­ni­dad de desa­rro­llo per­so­nal tan­to des­de lo eco­nó­mi­co como des­de lo so­cial y cul­tu­ral.

Pro­mo­ver el va­lor agre­ga­do no pa­re­ce re­du­cir­se só­lo a ha­cer bie­nes más ca­ros, con ma­yo­res pre­cios sino bie­nes con ma­yor va­lor, con en­tra­ma­dos aún más den­sos y dis­tri­bui­dos en to­do el país. Es­te as­pec­to es muy im­por­tan­te ya que téc­ni­ca­men­te, la trans­for­ma­ción de los bie­nes y ser­vi­cios en el pro­ce­so pro­duc­ti­vo pue­de re­du­cir el po­ten­cial de su va­lor en lu­gar de au­men­tar­lo.

El en­tra­ma­do pro­duc­ti­vo de la co­mu­ni­dad agroa­li­men­ta­ria pue­de des­ple­gar un gran po­ten­cial de ge­ne­ra­ción de va­lor a lo lar­go y a lo an­cho del país.

No es un ca­mino fá­cil ni rá­pi­do pe­ro va­le la pe­na em­pren­der­lo.

Co­no­ci­mien­to. Cuan­do se apli­ca a pro­du­cir bie­nes, es­to mo­di­fi­ca el va­lor eco­nó­mi­co del pro­duc­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.