Cam­po y fie­rros: la mis­ma pa­sión

La em­pre­sa de Fe­de­ri­co Co­la, des­de Cór­do­ba, ha­ce agri­cul­tu­ra, ganadería y eta­nol. Y él co­rrió es­te año el Da­kar. Ex­pli­ca qué une a sus pa­sio­nes.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Fe­de­ri­co Co­la, des­de Cór­do­ba, ha­ce agri­cul­tu­ra, ganadería y has­ta pro­du­ce eta­nol. Ade­más, le en­can­tan las mo­tos y ya co­rrió dos Da­kar. Los es­tre­chos víncu­los que en­cuen­tra en­tre sus dos pa­sio­nes.

“Es­tar todos los días en la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria es un gran de­sa­fío, como co­rrer el Da­kar”, com­pa­ra y bro­mea Fe­de­ri­co Co­la, pro­duc­tor mix­to en va­rias zo­nas, que se ani­mó a com­pe­tir en es­te desafian­te rally en dos opor­tu­ni­da­des: es­te año y en el 2010.

El pro­duc­tor une sus dos gran­des pa­sio­nes: la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria y las com­pe­ten­cias en mo­to. Y, tan­to él como la em­pre­sa fa­mi­liar que in­te­gra en­tien­den que en­tre el agro y el Da­kar se pue­den com­par­tir co­no­ci­mien­tos y apren­di­za­jes.

Co­la, jun­to a su pa­dre, sus her­ma­nos, tíos y pri­mos, ad­mi­nis­tra una em­pre­sa agro­pe­cua­ria que se de­di­ca a la agri­cul­tu­ra y la ganadería en­tre las lo­ca­li­da­des de Río Cuar­to y Del Cam­pi­llo (Cór­do­ba), en Per­ga­mino, Arre­ci­fe y Sal­to (Bue­nos Ai­res) y en Ti­li­sa­rao, Vi­lla Mer­ce­des y Bue­na Es­pe­ran­za (San Luis). En Cór­do­ba y Bue­nos Ai­res, los cam­pos son com­ple­ta­men­te agrí­co­las y en San Luis la pro­duc­ción es agro­ga­na­de­ra. Ade­más, el pro­duc­tor tam­bién es par­te del di­rec­to­rio de Bio4, la em­pre­sa in­te­gra­da por pro­duc­to­res que fa­bri­ca eta­nol en Río Cuar­to.

Los Co­la pro­du­cen en 17.000 hec­tá­reas en­tre cam­pos pro­pios y al­qui­la­dos: 10.000 hec­tá­reas son agrí­co­las y 7.000 tie­nen ganadería de ci­clo com­ple­to.

A la fa­mi­lia Co­la le gus­ta la tec­no­lo­gía, la in­no­va­ción y el agre­ga­do de va­lor. Por eso, como par­ti­ci­pan­tes de Bio4, par­te de la pro­duc­ción mai­ce­ra la des­ti­nan a la fa­bri­ca­ción de eta­nol, otra gran par­te es pa­ra la die­ta bo­vi­na y una ter­ce­ra frac­ción se co­mer­cia­li­za como grano. Por otra par­te, en uno de los cam­pos de Río Cuar­to po­seen un pi­vot que rie­ga 240 hec­tá­reas, en el que ha­cen una ro­ta­ción clá­si­ca de tri­go/so­ja de se­gun­da y maíz. “La su­per­fi­cie tri­gue­ra ve­nía ba­jan­do has­ta la cam­pa­ña pa­sa­da. En es­te mo­men­to estamos ce­rran­do los már­ge­nes y cos­tos de es­te cul­ti­vo. Cree­mos que pa­ra la cam­pa­ña en­tran­te sem­bra­re­mos más su­per­fi­cie, aunque to­da­vía no es­tá de­fi­ni­do”, an­ti­ci­pa el pro­duc­tor. Ade­más, en el plano tec­no­ló­gi­co, sos­tie­ne que uno de sus pri­mos, lue­go de mu­chos años de tra­ba­jo, es­tá desa­rro­llan­do la apli­ca­ción de la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión en to­da la su­per­fi­cie agrí­co­la que ma­ne­jan.

To­man­do como ba­se el tra­ba­jo en equi­po que eje­cu­ta en el cam­po, el pro­duc­tor com­pi­tió con su mo­to en el Da­kar de es­te año, ade­más de par­ti­ci­par en di­fe­ren­tes cer­tá­me­nes que desafían los lí­mi­tes. Se­gún di­ce, es­to ayu­da a la em­pre­sa fa­mi­liar a ejer­ci­tar­se en la to­ma de de­ci­sio­nes y pro­fe­sio­na­li­zar­se cons­tan­te­men­te. Por otra par­te, sos­tie­ne: “La em­pre­sa agro­pe­cua­ria es un equi­po; por eso, to­da nues­tra ex­pe­rien­cia en es­te ru­bro es com­ple­ta­men­te com­pa­ti­ble pa­ra dispu­tar un Da­kar, que tam­bién es una em­pre­sa, con már­ge­nes y cos-

tos, y en la que se com­pi­te a fon­do en equi­po”.

Jus­ta­men­te, en la di­ná­mi­ca y me­to­do­lo­gía que tie­nen los gru­pos CREA, la fa­mi­lia Co­la en­con­tró la ba­se de es­te do­ble pro­yec­to de agro y Da­kar. “Nues­tra em­pre­sa tie­ne un arrai­go muy fuer­te con el mo­vi­mien­to CREA y sus mé­to­dos los apli­ca­mos pa­ra con­so­li­dar nues­tros equi­pos de tra­ba­jo”, di­ce el pro­duc­tor que, por pro­du­cir en tres zo­nas dis­tin­tas, par­ti­ci­pa de tres gru­pos di­fe­ren­tes de la re­gión cen­tro.

Es­te año, Fe­de­ri­co co­rrió un Da­kar que tu­vo tre­ce eta­pas y re­co­rrió 9.000 ki­ló­me­tros, en­tre dis­tin­tas pro­vin­cias ar­gen­ti­nas y Bo­li­via, du­ran­te tre­ce días.

“Con ob­je­ti­vos cla­ros, ejer­ci­tan­do y res­pe­tan­do las de­ci­sio­nes gru­pa­les, pen­san­do en el lar­go pla­zo, adop­tan­do una vi­sión com­pe­ti­ti­va, con ma­ne­jo pro­fe­sio­nal y so­me­tién­do­nos a su­per­vi­sio­nes per­ma­nen­tes, se ar­ma un equi­po só­li­do y com­pe­ti­ti­vo”, con­si­de­ra Co­la.

En el 2010 pu­do com­ple­tar to­da la ca­rre­ra, pe­ro es­te año, en Ca­ta­mar­ca, su­frió un des­per­fec­to eléc­tri­co en la mo­to que no pu­do re­pa­rar. Así, de­bió aban­do­nar el rally en la no­ve­na eta­pa, a cua­tro del fi­nal.

Pe­ro eso no lo do­ble­gó. Es­tá acos­tum­bra­do a las cri­sis y los cam­bios de rum­bo que atra­vie­sa la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria. En es­te pun­to, Co­la vuel­ve a se­ña­lar va­rios pun­tos en co­mún en­tre el cam­po y las com­pe­ten­cias de mo­tos.

“Siem­pre que te­ner nue­vos desafíos pa­ra sa­lir de la zo­na con­fort y co­no­cer si los equi­pos es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra enfrentar si­tua­cio­nes lí­mi­te y po­ner a prue­ba su ca­pa­ci­dad de so­lu­cio­nar pro­ble­mas an­te con­tex­tos ad­ver­sos”, ex­pli­ca.

En­tre sus prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes , tam­bién des­ta­ca la im­por­tan­cia de no ais­lar­se, pa­ra com­par­tir ideas y co­no­ci­mien­to. “En so­le­dad, atra­ve­sar una cri­sis o ge­ne­rar otro fo­co de análisis es muy di­fí­cil”, sub­ra­ya.

En­ca­rar desafíos es co­mún pa­ra la fa­mi­lia Co­la. “Estamos ana­li­zan­do se­guir cre­cien­do en otros pro­yec­tos pa­ra agre­gar­le va­lor a nues­tra pro­duc­ción de gra­nos. Así como lo fue la ganadería ha­ce mu­chos años pa­ra nues­tra fa­mi­lia o Bio4 más re­cien­te­men­te, que­re­mos avan­zar con un nue­vo plan. Pe­ro, ac­tual­men­te, nues­tra prin­ci­pal preo­cu­pa­ción es agro­nó­mi­ca y tie­ne que ver con las ma­le­zas re­sis­ten­tes, que es una pro­ble­má­ti­ca muy fuer­te en Cór­do­ba. Ade­más, re­cu­pe­rar las tra­di­cio­na­les ro­ta­cio­nes”, ex­pli­ca el pro­duc­tor.

Tra­zan­do otro pa­ra­le­lis­mo en­tre el Rally y el cam­po, Co­la di­ce que el pró­xi­mo Da­kar es un pro­yec­to de me­diano-lar­go pla­zo, como lo son mu­chos pro­yec­tos agro­pe­cua­rios. “El 85% de la com­pe­ten­cia es la de­di­ca­ción, el es­fuer­zo y la to­ma de de­ci­sio­nes eco­nó­mi­cas y or­ga­ni­za­ti­vas pre­vias a la ca­rre­ra. El otro 15% es la ca­rre­ra en sí mis­ma”, com­pa­ra Co­la.

Y vuel­ve a in­sis­tir. Di­ce que más allá del ma­les­tar que le pro­vo­có aban­do­nar la com­pe­ten­cia es­te año, va­lo­ra el gran apren­di­za­je que le de­jó, y que bus­ca­rá apli­car en su ta­rea co­ti­dia­na en el cam­po.

“Al te­ner que aban­do­nar, no se cum­plió el ob­je­ti­vo que te­nía de igua­lar lo he­cho en 2010. Ha­bía­mos di­se­ña­do una es­tra­te­gia de no com­pe­tir al má­xi­mo, pa­ra con­ser­var nues­tras ca­pa­ci­da­des fí­si­cas y las del vehícu­lo, y po­der así atra­ve­sar de la me­jor ma­ne­ra las eta­pas más di­fí­ci­les del rally”, re­la­ta. Pe­ro el ob­je­ti­vo no se pu­do cum­plir, como pa­sa mu­chas ve­ces en el cam­po. De to­das for­mas, no ba­jó los bra­zos, y si­gue pen­san­do en una nue­va opor­tu­ni­dad, como la que tam­bién se abre aho­ra en el agro pa­ra vol­ver a cre­cer. Y los Co­la son par­te de eso.

Tri­gue­ro. Fe­de­ri­co Co­la en un lo­te de tri­go en la zo­na de Río Cuar­to, don­de su em­pre­sa tie­ne ba­se. Ade­más, pro­du­cen en las pro­vin­cias de Bue­nos Ai­res y en San Luis.

A los sal­tos. Es­te año de­bió aban­do­nar en la no­ve­na eta­pa, en Ca­ta­mar­ca.

Con la ban­de­ra. En el 2010 tam­bién co­rrió la exi­gen­te ca­rre­ra, y pu­do ter­mi­nar­la.

Tec­no­lo­gía. El pi­vot rie­ga 240 hec­tá­reas en un cam­po de Río Cuar­to. Allí ha­cen una ro­ta­ción clá­si­ca de tri­go/so­ja y maíz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.