“Aho­ra hay un am­bien­te más pro­pi­cio pa­ra la in­ver­sión”

Se lo di­jo a Cla­rín An­dre Dias, CEO glo­bal de Ni­de­ra Se­mi­llas.

Clarin - Rural - - TAPA - Ser­gio Per­so­glia

1 Con el con­glo­me­ra­do chino COF­CO como due­ño del 51% de Ni­de­ra, ¿qué co­sas es­tán cam­bian­do en la em­pre­sa? Ni­de­ra siem­pre fue una em­pre­sa con fuer­tes raí­ces en la Ar­gen­ti­na, pe­ro tam­bién con una gran expansión in­ter­na­cio­nal. Era, y es, una em­pre­sa glo­bal. Aho­ra, los chi­nos son in­ver­so­res, pe­ro la ges­tión la ha­ce la gen­te que co­no­ce ca­da re­gión. COF­CO tie­ne 51% de las ac­cio­nes, pe­ro las fa­mi­lias ori­gi­na­les si­guen con el 49% res­tan­te y na­die in­ter­fie­re en el día a día de la ges­tión. Todos, de un la­do y del otro, quie­ren bue­nos re­sul­ta­dos.

2 El ne­go­cio más vi­si­ble de Ni­de­ra siem­pre ha si­do el de las se­mi­llas, pe­ro es una com­pa­ñía di­ver­si­fi­ca­da tam­bién en pro­duc­ción de acei­tes, venta de in­su­mos y tra­ding de gra­nos. ¿Al­go de to­do eso pue­de cam­biar en es­ta eta­pa? Todos nues­tros ne­go­cios gi­ran en torno a la agri­cul­tu­ra y con­tri­bu­yen a ali­men­tar el pla­ne­ta de una ma­ne­ra más efi­cien­te. La di­vi­sión de se­mi­llas es eso y la de tra­ding de gra­nos tam­bién. Na­da es­tá pre­vis­to que cam­bie en ese sen­ti­do.

3 Y en se­mi­llas, que es el ne­go­cio que us­ted di­ri­je, ¿qué ob­je­ti­vos se es­tán plan­tean­do? Brin­dar he­rra­mien­tas pa­ra que los pro­duc­to­res sean ca­da vez más efi­cien­tes y pue­dan se­guir cre­cien­do. El 90% del ne­go­cio de se­mi­llas de Ni­de­ra a ni­vel glo­bal es­tá en el Co­nor Sur. Mi­tad en Ar­gen­ti­na y Uru­guay y la otra mi­tad en Bra­sil y Pa­ra­guay, a gran­des ras­gos. Am­bos tie­nen am­plias po­si­bi­li­da­des de cre­cer, aunque por fac­to­res di­fe­ren­tes. Bra­sil tie­ne mu­cho te­rri­to­rio pa­ra ser sem­bra­do... una muy gran­de expansión geo­grá­fi­ca po­si­ble, so­bre to­do en el nor­te. Aquí, la in­tro­duc­ción de nue­vas tec­no­lo­gías, una vez que ha­ya una nue­va Ley de Se­mi­llas, abri­rá fuer­tes po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to.

4 Una nue­va Ley de Se­mi­llas es­tá en­tre las cues­tio­nes pen­dien­tes que re­cla­ma la in­dus­tria se­mi­lle­ra, pe­ro ¿có­mo eva­lúa los cam­bios re­cien­tes de re­glas de jue­go pa­ra el agro en el país? Las mo­di­fi­ca­cio­nes que lle­vó a ca­bo el Go­bierno, en­tre ellas la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes, ha­rán sin du­das que el pro­duc­tor ten­ga un me­jor mar­gen y pue­da in­ver­tir más en tec­no­lo­gía. Eso es cla­ve. Es­te nue­vo es­ce­na­rio fa­ci­li­ta­rá, ade­más, que me­jo­ren las ro­ta­cio­nes, lo cual tam­bién ten­drá un im­pac­to po­si­ti­vo en la pro­duc­ti­vi­dad.

5 Us­te­des, como com­pa­ñía de se­mi­llas, ¿ha­cia dón­de se pien­san en­fo­car prin­ci­pal­men­te? Te­ne­mos un fo­co cla­ro que es el me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co, pa­ra im­pul­sar los rin­des. En es­te sen­ti­do, la pro­duc­ti­vi­dad de la so­ja es hoy me­jor en Bra­sil que en la Ar­gen­ti­na y eso, por la fer­ti­li­dad de los sue­los y la ex­pe­rien­cia de los pro­duc­to­res, no de­be­ría ser así. Pe­ro las nue­vas re­glas de jue­go pa­ra la agri­cul­tu­ra lo­cal ayu­da­rán a que eso se co­mien­ce a aco­mo­dar.

6 Re­cién men­cio­na­ba que hay nue­vas tec­no­lo­gías que pue­den ayu­dar a me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad. En so­ja, ¿en cuá­les es­tán tra­ba­jan­do con­cre­ta­men­te? Fir­ma­mos acuer­dos con las com­pa­ñías que pro­du­cen bio­tec­no­lo­gía y ya te­ne­mos en las ga­te­ras so­jas En­list (re­sis­ten­tes a her­bi­ci­das con glu­fo­si­na­to de amo­nio y 2.4D, ade­más de gli­fo­sa­to) y Xtend (que al gli­fo­sa­to le su­man re­sis­ten­cia a Di­cam­ba), con lo cual da­re­mos res­pues­ta a uno de los prin­ci­pa­les desafíos que tie­ne hoy la agri­cul­tu­ra, que son las ma­le­zas re­sis­ten­tes.

7 Mi­ran­do la si­tua­ción glo­bal de la in­dus­tria de la se­mi­llas, se ven fu­sio­nes en­tre gran­des com­pa­ñías, como las de Dow y Du­pont, por ejem­plo. ¿Có­mo se­rá la con­fi­gu­ra­ción de es­te sec­tor den­tro de al­gu­nos años? Hoy, hay bá­si­ca­men­te un gru­po de gran­des, como Mon­san­to, Dow, Syn­gen­ta o Ba­yer, por ejem­plo. Y hay otro gru­po con pre­sen­cia muy fuer­te en al­gu­nas re­gio­nes, pe­ro con am­bi­cio­nes globales, como Ni­de­ra o Do­nMa­rio, que tam­bién ju­ga­rán un rol im­por­tan­te. Las fu­sio­nes tie­nen que ver con un ob­je­ti­vo cla­ro: bus­car em­pre­sas más efi­cien­tes. Los años re­cien­tes no han si­do sim­ples pa­ra la in­dus­tria, que es­tá pa­san­do por una fa­se de ajus­te. Aquí, par­ti­cu­lar­men­te, hu­bo que ajus­tar­se a un ni­vel dis­tin­to de de­man­da de se­mi­llas. Pe­ro la bue­na no­ti­cia pa­ra la Ar­gen­ti­na es que las co­sas cam­bia­ron: hay un nue­vo marco le­gal y un am­bien­te más pro­pi­cio pa­ra las in­ver­sio­nes.

8 Es de­cir, ¿us­ted ve un pro­ce­so de trans­for­ma­ción que to­da­vía es­tá en mar­cha? Sí. Creo que ha­brá más con­so­li­da­ción de em­pre­sas, por­que es muy gran­de la in­ver­sión ne­ce­sa­ria pa­ra lle­var a ca­bo las in­ves­ti­ga­cio­nes que ha­cen fal­ta. Las com­pa­ñías de­ben te­ner la es­ca­la su­fi­cien­te pa­ra esos desafíos. En ese con­tex­to, em­pre­sas como la nues­tra tie­nen for­ta­le­zas muy in­tere­san­tes, como un gran equi­po de desa­rro­llo de ge­né­ti­ca y una co­ne­xión muy cer­ca­na con los agri­cul­to­res, es­pe­cial­men­te en so­ja y maíz. En nues­tro ca­so se su­ma un pro­gra­ma muy fuer­te de gi­ra­sol, in­clu­so con in­ves­ti­ga­ción en bio­tec­no­lo­gía, que pro­du­ce hí­bri­dos que fun­cio­nan muy bien en Eu­ro­pa. Ese es un pi­lar a par­tir del cual, aho­ra, que­re­mos cre­cer fuer­te en otras re­gio­nes del mundo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.