El maíz, ¿más ren­ta­ble que la so­ja?

Clarin - Rural - - 7 DIAS POR EL CAMPO - Ser­gio Per­so­glia sper­so­glia@cla­rin.com

Un día, la ta­ba se dio vuel­ta. To­da­vía no em­pe­zó fuer­te la co­se­cha de la ac­tual cam­pa­ña grue­sa, la 2015/2016, pe­ro ya hay mu­chos que es­tán mi­ran­do a la pró­xi­ma.

Es que la que es­tá por ter­mi­nar se sem­bró con las vie­jas re­glas de jue­go de la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na (re­ten­cio­nes y tra­bas a las ex­por­ta­cio­nes in­clui­das) y con la in­cer­ti­dum­bre de quién se­ría el nue­vo pre­si­den­te de la Na­ción. En ese es­ce­na­rio, el tri­go y el maíz tu­vie­ron un área to­tal im­plan­ta­da pa­ra el ol­vi­do. Aho­ra, las co­sas pin­tan muy dis­tin­tas. Y con eso em­pie­zan a en­tu­sias­mar­se mu­chos en la ca­de­na agrí­co­la. So­bre to­do, jus­ta­men­te, los que es­tán en el ne­go­cio de esos cul­ti­vos.

Un eje­cu­ti­vo im­por­tan­te, con mu­chos años en la in­dus­tria se­mi­lle­ra, di­jo es­ta semana a Cla­rín Ru­ral que, en la zo­na nú­cleo, el maíz es­ta­ría de­jan­do aho­ra 100 dó­la­res más de mar­gen bru­to por hec­tá­rea que la so­ja, a la que no le eli­mi­na­ron las re­ten­cio­nes, como al res­to, sino que se las re­du­je­ron de 35% a 30%. “En al­gu­nos lu­ga­res en los cua­les el problema de las ma­le­zas re­sis­ten­tes a her­bi­ci­das se ha ve­ni­do agra­van­do se­ve­ra­men­te, el mar­gen di­fe­ren­cial del maíz es aún ma­yor”, se en­tu­sias­mó el em­pre­sa­rio.

De to­das ma­ne­ras, men­cio­nó que hay una co­sa que es cier­ta y que si­gue ju­gan­do en con­tra. “Los ar­gen­ti­nos tie­nen aver­sión al rie­go”, di­ce. Y lo ha­ce pen­san­do en que la in­ver­sión pa­ra sem­brar una hec­tá­rea se maíz es hoy 120 dó­la­res ma­yor a la ne­ce­sa­ria pa­ra im­plan­tar una de so­ja.

De to­das for­mas, al hom­bre le du­ra po­co el pie so­bre el freno, y en­se­gui­da ace­le­ra de vuel­ta y afir­ma que el maíz no so­lo tie­ne un me­jor mar­gen que la so­ja, sino que tam­bién su­pera al de una du­pla que se­gu­ra­men­te cre­ce­rá en su­per­fi­cie es­te año: la del tri­go con una so­ja de se­gun­da sem­bra­da de­trás. Pa­ra él, el nue­vo es­ce­na­rio de la agri­cul­tu­ra ar­gen­ti­na plan­tea un de­sa­fío a los pro­duc­to­res: pen­sar que el maíz pue­de ser más im­por­tan­te que la so­ja.

“Pa­ra eso, ha­ce fal­ta un cam­bio men­tal muy di­fí­cil”, re­fle­xio­na. Un año a pu­ra tec­no­lo­gía. Más allá de las con­di­cio­nes ge­ne­ra­das por el cam­bio de re­glas de jue­go, que in­vi­tan a vol­ver a in­ver­tir en tec­no­lo­gía, ya que los pro­duc­to­res co­men­za­rán a per­ci­bir el “pre­cio lleno” por sus pro­duc­tos (sal­vo en la so­ja), hay cir­cuns­tan­cias de mer­ca­do que tam­bién apun­ta­lan las de­ci­sio­nes que mu­chos es­tán to­man­do en ese sen­ti­do.

Ha­blan­do jus­ta­men­te de tri­go y maíz, hay un fer­ti­li­zan­te que es es­tra­té­gi­co pa­ra esos cul­ti­vos, la urea, que en el úl­ti­mo año su­frió una de­ba­cle en su pre­cio in­ter­na­cio­nal que fa­vo­re­ce­rá su uti­li­za­ción en los plan­teos pro­duc­ti­vos.

El va­lor in­ter­na­cio­nal de re­fe­ren­cia de la urea, por to­ne­la­da, se ubi­ca­ba en fe­bre­ro de 2015 en un ni­vel cer­cano a los 300 dó­la­res, mien­tras que ha­ce po­cos días ape­nas ara­ña­ba un pre­cio de 210 dó­la­res por ca­da to­ne­la­da.

Así las co­sas, tri­go y maíz no so­lo cre­ce­rán en su­per­fi­cie, sino que tam­bién cre­ce­rían fuer­te en ren­di­mien­to, si el cli­ma acom­pa­ña, por­que el pa­que­te tec­no­ló­gi­co que lle­va­rán es­te año se­rá sus­tan­cial­men­te dis­tin­to al que se ve­nía vien­do en las muy di­fí­ci­les ul­ti­mas cam­pa­ñas. Más vien­to a fa­vor pa­ra los ce­rea­les. En esa lí­nea va tam­bién un re­cien­te in­for­me de la Bol­sa de Ce­rea­les de Cór­do­ba, que sos­tie­ne que en fe­bre­ro, com­pa­ran­do con el mis­mo mes del año pa­sa­do, la re­la­ción in­su­mo-pro­duc­to me­jo­ró sen­si­ble­me­ne pa­ra el ca­so de los ce­rea­les, como el tri­go y el maíz. La eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes pa­ra esos gra­nos y la suba del dó­lar, hi­cie­ron caer el cos­to de los in­su­mos.

Pa­ra el ca­so de la so­ja, que so­lo tu­vo una re­duc­ción en sus re­ten­cio­nes, del 35% al 30%, la evo­lu­ción de es­ta re­la­ción gra­noin­su­mo arro­ja re­sul­ta­dos va­ria­bles, de­pen­dien­do de cuál se tra­te, in­di­ca el es­tu­dio, por­que ade­más hu­bo una caí­da in­ter­anual en el va­lor de olea­gi­no­sa. En con­cre­to, la re­la­ción es aho­ra más fa­vo­ra­ble pa­ra com­prar gli­fo­sa­to, ga­soil y pa­gar los fle­tes, mien­tras que es peor pa­ra ad­qui­rir se­mi­lla y fos­fa­to mo­no­amó­ni­co, pre­ci­sa la Bol­sa de Ce­rea­les cor­do­be­sa. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.