El alu­vión y la nue­va agen­da

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

La con­mo­ve­do­ra ex­hi­bi­ción de po­ten­cia que arro­jó Ex­poa­re­cau­dan­do gro obli­ga a ace­le­rar el ar­ma­do de una nue­va agen­da.

Na­die du­da que se vie­ne un alu­vión de ce­rea­les. La so­ja, en cam­bio, apa­re­ce re­za­ga­da: con la re­duc­ción de cin­co pun­tos, las re­ten­cio­nes que­dan en el 30%. Es­to arro­ja el peor re­sul­ta­do eco­nó­mi­co de los úl­ti­mos ocho años. La quita de otros cin­co pun­tos pa­ra el año que vie­ne es una me­jo­ra sen­si­ble, pe­ro igual la ecua­ción se­gui­rá sien­do fa­vo­ra­ble a maíz y tri­go.

El es­ce­na­rio más pre­vi­si­ble en el cor­to pla­zo, en­ton­ces, es una abun­dan­te siem­bra de maíz y tri­go, y al­gu­na re­duc­ción en so­ja. Es­to es en ge­ne­ral muy bueno pa­ra la ro­ta­ción y tien­de a un nue­vo equi­li­brio en la ca­nas­ta de los pro­duc­tos que es­tas pam­pas des­pa­chan al mundo. Sin em­bar­go, la si­tua­ción tie­ne sus ries­gos.

El co­mún de­no­mi­na­dor es que ha­cen fal­ta más mer­ca­dos. En­ci­ma, la ofer­ta ar­gen­ti­na cre­ce­rá con­sis­ten­te­men­te y no só­lo en 2016/17. Es­to se con­ver­ti­rá en ten­den­cia, como su­ce­dió en­tre 1996 y 2008. Pe­ro los stocks mun­dia­les se han re­cu­pe­ra­do y no es fá­cil di­ge­rir esa ofer­ta cre­cien­te.

Así, to­ma es­pe­cial re­le­van­cia la cues­tión de los bio­com­bus­ti­bles. En es­tas pá­gi­nas nos ocu­pa­mos de ellos des­de ha­ce 25 años, cuan­do ti­tu­lá­ba­mos “Pon­ga un cho­clo en su tan­que”, y lue­go, “pon­ga un po­ro­to en su tan­que”. Eta­nol y bio­die­sel, que hoy son una po­de­ro­sa reali­dad.

Nues­tro com­pro­mi­so con el te­ma par­tía de la ne­ce­si­dad, en aque­llos años, de en­con­trar sa­li­da pa­ra los gran­des ex­ce­den­tes agrí­co­las. El pe­tró­leo es­ta­ba re­ga­la­do (12 dó­la­res el ba­rril) así que su pre­cio no era el dri­ver. Lo que sí em­pe­za­ba a preo­cu­par era la cues­tión am­bien­tal.

La Ar­gen­ti­na, así como li­de­ra los em­bar­ques de ha­ri­na y acei­te de so­ja, tam­bién es el ma­yor ex­por­ta­dor mun­dial de bio­die­sel.

Es­te bio­com­bus­ti­ble cum­ple la fun­ción de re­ti­rar acei­te del mer­ca­do, for­ta­le­cien­do los pre­cios in­ter­na­cio­na­les.

Es­to le fue cla­ra­men­te de­mos­tra­do a fun­cio­na­rios del go­bierno K, que pen­sa­ban que cas­ti­gan­do al bio­die­sel lo­gra­rían re­cau­dar más vía ex­por­ta­cio­nes de acei­te, que pa­ga­ban re­ten­cio­nes del 32%.

Lo que su­ce­día era que la ofer­ta adi­cio­nal de acei­te cru­do de­rrum­ba­ba los pre­cios, y se ter­mi­na­ba lo mis­mo, mien­tras la in­dus­tria ex­pe­ri­men­ta­ba cie­rres par­cia­les o to­ta­les. Tam­bién se cas­ti­ga­ba el cor­te en el mer­ca­do in­terno, con el mis­mo ob­je­ti­vo fis­cal.

Al­gu­na de es­tas cues­tio­nes fue he­re­da­da por el go­bierno de Ma­cri. Como las de­le­té­reas re­ten­cio­nes mó­vi­les. Pe­ro es­tá to­ma­da la de­ci­sión de su­pri­mir el en­te que has­ta aho­ra es­tu­vo ma­ne­jan­do dis­cre­cio­nal­men­te la ecua­ción de los bio­com­bus­ti­bles.

Tras­cen­dió tam­bién que el go­bierno quie­re avan­zar en la im­ple­men­ta­ción de un pro­gra­ma más am­plio en el uso de eta­nol. Es fun­da­men­tal.

La Ar­gen­ti­na se apresta a arro­jar al mer­ca­do in­ter­na­cio­nal 25 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz, ma­te­ria pri­ma del eta­nol. En es­tos días se con­cre­ta­rá el anun­cio de su­bir del 10 al 12% el cor­te con eta­nol, y es­tos dos pun­tos adi­cio­na­les se asig­na­ron al sec­tor ca­ñe­ro.

Pe­ro lo que se es­tá es­tu­dian­do es ir a un pro­gra­ma más pa­re­ci­do al de Bra­sil, don­de hay un mí­ni­mo de 27% en to­da la naf­ta, y ade­más exis­ten los mo­to­res Flex, que pue­den fun­cio­nar con has­ta al­cohol pu­ro.

No hay có­mo ha­cer­lo con ca­ña de azú­car.

Po­dría­mos rá­pi­da­men­te agre­gar­le va­lor a 3 o 4 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz. Y otro tan­to si im­ple­men­ta­mos el bio­gás, al es­ti­lo de Ale­ma­nia, don­de con si­lo de maíz y ex­cre­men­tos ani­ma­les se abas­te­ce el 20% del gas que con­su­men en ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca y va­por. Con 2 mi­llo­nes de hec­tá­reas (50% más) po­dría­mos ce­rrar las usi­nas nu­clea­res.

De es­ta ma­ne­ra, se cum­pli­rían va­rios ob­je­ti­vos: con­tri­buir a di­ver­si­fi­car la ma­triz ener­gé­ti­ca, sus­ti­tu­yen­do ener­gía fó­sil por re­no­va­ble; agre­gar va­lor a los gra­nos; re­du­cir la ofer­ta pa­ra sostener los pre­cios; y ge­ne­rar una co­rrien­te de in­ver­sio­nes, crean­do em­pleo en el in­te­rior. Se pue­de. t

La ofer­ta ar­gen­ti­na cre­ce­rá en for­ma con­sis­ten­te, y no so­lo en 2016/2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.