La hue­lla que de­ja el INTA

El ti­tu­lar del Ins­ti­tu­to di­jo, con Ma­cri a su la­do, que el Es­ta­do de­be tra­ba­jar pa­ra el sec­tor pro­duc­ti­vo.

Clarin - Rural - - EXPOAGRO - RA­MA­LLO. EN­VIA­DOS ES­PE­CIA­LES

La pre­sen­cia del INTA en Ex­poa­gro, jun­to al Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria, fue un pun­to muy des­ta­ca­ble de la mues­tra. No so­lo por lo que se mos­tró en el stand, sino tam­bién por el men­sa­je que el Ins­ti­tu­to se ocu­pó de trans­mi­tir.

Un atrac­ti­vo ya clá­si­co de los stands del INTA en Ex­poa­gro es la ca­li­ca­ta. Has­ta allí ba­ja­ron aten­tos los vi­si­tan­tes de la mues­tra pa­ra co­no­cer los de­ta­lles del per­fil edá­fi­co y en­ten­der cuá­les son las prác­ti­cas que be­ne­fi­cian al sue­lo y cuá­les lo per­ju­di­can. El fo­co: la sus­ten­ta­bi­li­dad pro­duc­ti­va.

Al cos­ta­do de la ca­li­ca­ta se pu­do ob­ser­var una se­rie de he­rra­mien­tas desa­rro­lla­das por téc­ni­cos de las di­fe­ren­tes re­gio­na­les, en con­jun­to con pro­duc­to­res, que apun­tan a agre­gar va­lor en ori­gen y a trans­for­mar los re­si­duos pro­duc­ti­vos en ener­gías re­no­va­bles. Es­tas he­rra­mien­tas lle­nas de in­ge­nio son el ele­men­to que sim­bo­li­za el ob­je­ti­vo cen­tral del INTA, que es acer­car la po­si­bi­li­dad de me­jo­ra a todos los pro­duc­to­res ge­nui­nos del país, aque­llos que apues­tan por la pro­duc­ción lo­cal y ge­ne­ran círcu­los vir­tuo­sos en sus co­mu­ni­da­des.

Es­ta vi­sión se ex­pre­só cla­ra­men­te en las pa­la­bras del pre­si­den­te del INTA, Ama­deo Ni­co­ra, quien an­te la pre­sen­cia del pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri y del mi­nis­tro de Agroin­dus­tria Ri­car­do Bur­yai­le, en­tre otros fun­cio­na­rios, des­ta­có: “El pre­si­den­te de la Na­ción ha plan­tea­do la de­ci­sión po­lí­ti­ca de un Es­ta­do dis­pues­to pa­ra to­do el sec­tor pro­duc­ti­vo, en me­di­das ma­cro­eco­nó­mi­cas que ge­ne­ran un pi­so de ex­pec­ta­ti­vas a fa­vor de la pro­duc­ción”.

Ni­co­ra re­sal­tó el com­pro­mi­so na­cio­nal con la agri­cul­tu­ra fa­mi­liar y el cre­ci­mien­to de es­te sec­tor a fu­tu­ro. “Es im­por­tan­te pen­sar un Es­ta­do dis­pues­to a en­fo­car­se en los agri­cul­to­res fa­mi­lia­res, no con la idea de man­te­ner­los en ese ran­go, sino con la po­si­bi­li­dad de que es­ca­len, in­ten­si­fi­quen su pro­duc­ción y pue­dan ser em­pre­sa­ria­les”, di­jo. Y aña­dió: “El ca­mino ló­gi­co es que exis­ta un pro­ce­so de ca­pi­ta­li­za­ción, de­bi­do a que el man­te­ni­mien­to de un sec­tor en la mis­ma es­ca­la pro­duc­ti­va no es sa­lu­da­ble pa­ra los ob­je­ti­vos de desa­rro­llo de un país”.

En esa lí­nea, re­mar­có el apor­te del INTA a esos pro­ce­sos: “So­mos una he­rra­mien­ta pa­ra el desa­rro­llo y la in­te­gra­ción de los te­rri­to­rios”. Y con­ti­nuó: “Si bien el pre­sen­te es un con­tex­to muy bueno pa­ra nues­tro ac­cio­nar, don­de las po­lí­ti­cas ma­cro es­tán alineadas con los ob­je­ti­vos de la pro­duc­ción, el INTA es una po­lí­ti­ca de Es­ta­do que tras­cien­de a los go­bier­nos, y sus pro­fe­sio­na­les tra­ba­jan pa­ra el país”.

Por úl­ti­mo, el ti­tu­lar del INTA re­co­no­ció que par­ti­ci­par en Ex­poa­gro es “una opor­tu­ni­dad tras­cen­den­te”. En la gran vi­drie­ra del sec­tor agroin­dus­trial, la en­ti­dad téc­ni­ca no per­dió la opor­tu­ni­dad de con­fir­mar su vo­ca­ción. t

Ca­li­ca­ta. Los vi­si­tan­tes pu­die­ron ob­ser­var de cer­ca los de­ta­lles del per­fil edá­fi­co y apren­der so­bre cui­da­do del sue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.