Có­mo es el maíz sú­per re­sis­ten­te apro­ba­do es­ta se­ma­na

Con­tro­la tres in­sec­tos y tie­ne re­sis­ten­cia a dos her­bi­ci­das.

Clarin - Rural - - TAPA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El USDA di­jo es­ta se­ma­na que en la pró­xi­ma cam­pa­ña la Ar­gen­ti­na pro­du­ci­rá 35 mi­llo­nes de to­ne­la­das de maíz. Es una gran no­ti­cia. Y en­ci­ma, se que­da cor­to. El alu­vión es­tá en mar­cha. Y es­to re­cién em­pie­za.

En el cor­to pla­zo, lo esen­cial es cons­truir pre­cio, ope­ran­do con pro­fe­sio­na­lis­mo en los mer­ca­dos de fu­tu­ros. Tam­bién abrir mer­ca­dos y ex­pan­dir los ac­tua­les. Pe­ro la ta­rea fun­da­men­tal, pa­ra pro­duc­to­res y go­bierno (en el con­tex­to de las com­pli­ca­cio­nes ma­cro­eco­nó­mi­cas) es apro­ve­char el im­pul­so y to­mar­lo co­mo un no­do cen­tral en la sa­ga de los bio­ne­go­cios.

To­ma la pos­ta de la so­ja, ve­det­te de los úl­ti­mos 20 años, que to­da­vía tie­ne mu­cho pa­ra dar.

Las ex­ter­na­li­da­des po­si­ti­vas de es­te nue­vo ma­ná que llo­ve­rá so­bre las pam­pas son apa­sio­nan­tes. Eco­nó­mi­cas, am­bien­ta­les y so­cia­les. La se­ma­na pa­sa­da sa­lu­dá­ba­mos el in­cre­men­to en 2 pun­tos del corte de la naf­ta con eta­nol, lle­gan­do al 12%. El nue­vo cu­po fue asig­na­do to­tal­men­te a la ca­ña de azú­car, pa­ra aten­der la cri­sis que atra­vie­sa es­ta ac­ti­vi­dad. Ar­mo­ni­zan­do la po­lí­ti­ca de com­bus­ti­bles con la de Bra­sil, am­plian­do a to­do el Mer­co­sur el uso de mo­to­res flex (que se fa­bri­can en el país pe­ro no es­tán to­da­vía ho­mo­lo­ga­dos), po­dría­mos in­cre­men­tar el uso de maíz pa­ra eta­nol en 3 o 4 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Más eta­nol sig­ni­fi­ca me­nos naf­ta, que hoy se im­por­ta por fal­ta de ca­pa­ci­dad de re­fi­na­do. Lo mis­mo su­ce­de con el bio­die­sel, que sus­ti­tu­ye im­por­ta­cio­nes de ga­soil.

En­tre los ex­per­tos del área ener­gé­ti­ca hay con­sen­so res­pec­to de que es de du­do­sa via­bi­li­dad la cons­truc­ción de nue­vas re­fi­ne­rías de pe­tró­leo. Re­quie­ren in­ver­sio­nes enor­mes, y ni YPF ni otras pe­tro­le­ras es­tán dis­pues­tas a en­ca­rar­las. Por el con­tra­rio, hay 50% de ca­pa­ci­dad ocio­sa en las plan­tas de bio­die­sel, con lo que la sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes de ga­soil (pa­ra trans­por­te y pa­ra ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca) es ab­so­lu­ta­men­te via­ble.

Des­de el pun­to de vis­ta am­bien­tal, am­bos, eta­nol y bio­die­sel, no so­lo sus­ti­tu­yen im­por­ta­cio­nes, sino que tam­bién sus­ti­tu­yen com­bus­ti­bles fó­si­les.

Es la pri­me­ra con­tri­bu­ción con­cre­ta de la Ar­gen­ti­na -en tér­mi­nos ma­si­vos- al com­pro­mi­so glo­bal de re­duc­ción de las emi­sio­nes de CO2 ce­le­bra­do en di­ciem­bre pa­sa­do en la COP21 de Pa­rís.

Hay otros es­fuer­zos en mar­cha, con los pro­yec­tos de ener­gía eó­li­ca y so­lar. Pe­ro és­tas no son por aho­ra apli­ca­bles al trans­por­te ni a la pro­duc­ción agrí­co­la, ya que su des­tino es la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca. Y to­da­vía no hay vehícu­los ni má­qui­nas eléc­tri­cas.

Y ya que ha­bla­mos de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca, vol­va­mos al maíz y su po­ten­cial co­mo fuen­te pa­ra la pro­duc­ción de bio­gás pa­ra ge­ne­rar elec­tri­ci­dad.

En Ale­ma­nia, se siem­bran 2,7 mi­llo­nes de hec­tá­reas de maíz, y se co­se­chan co­mo grano so­lo 400.000. El res­to, 2,3 mi­llo­nes de hec­tá­reas, se des­ti­nan a en­si­la­do de plan­ta en­te­ra. De ellas, más de la mi­tad se con­vier­te en elec­tri­ci­dad en 8.000 plan­tas, en­tre gran­des, me­dia­nas y pe­que­ñas.

Un con­jun­to de bio­di­ges­to­res fer­men­tan el si­lo más la bos­ta del tam­bo, o de cria­de­ros de cer­dos. El bio­gás pro­du­ci­do ali­men­ta un con­jun­to de mo­to­ge­ne­ra­do­res in­te­gra­dos a la gri­lla eléc­tri­ca.

Mu­chos tam­bos za­fa­ron de la cri­sis es­truc­tu­ral (por fal­ta de es­ca­la y al­tos cos­tos) re­con­vir­tién­do­se a bio­gás. Hoy la le­che es ape­nas del 10% de su fac­tu­ra. Ven­den, fun­da­men­tal­men­te, ki­lo­vats ver­des, pa­ra lo que re­ci­ben un va­lor que pre­mia la ex­ter­na­li­dad am­bien­tal de la sus­ti­tu­ción del gas na­tu­ral.

En Río Cuar­to, va­rios ac­cio­nis­tas de la em­pre­sa Bio4, la plan­ta de eta­nol que inau­gu­ró la era del corte en la Ar­gen­ti­na, cons­ti­tu­ye­ron “Bioe­léc­tri­ca”.

El ob­je­ti­vo es ins­ta­lar 60 plan­tas de 1 MW ca­da una en dis­tin­tas lo­ca­li­da­des de la pro­vin­cia y en el res­to del país. Nue­va­men­te, sus­ti­tu­ción de ener­gía fó­sil por re­no­va­ble.

Es­tá cla­ro que de­be­mos dar­nos la po­si­bi­li­dad de un pro­fun­do de­ba­te acer­ca del nue­vo pa­ra­dig­ma ener­gé­ti­co.

BLOOM­BERG

Es­tre­lla. El maíz se­rá cre­cien­te­men­te uti­li­za­do pa­ra la ela­bo­ra­ción de bio­com­bus­ti­bles y tam­bién pa­ra ge­ne­rar elec­tri­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.