Sus­ten­ta­bi­li­dad, fo­co cla­ve pa­ra los pro­vee­do­res de tec­no­lo­gía

Re­fe­ren­tes la­ti­noa­me­ri­ca­nos del sec­tor de­ba­tie­ron en Bue­nos Ai­res.

Clarin - Rural - - TAPA - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@clarin.com

Pa­ra el año 2050 se es­pe­ra que la po­bla­ción mun­dial lle­gue a 9.000 mi­llo­nes y pa­ra aten­der la de­man­da ali­men­ta­ria que se ge­ne­ra­rá se de­be­rá pro­du­cir un 60% más. La agri­cul­tu­ra es cla­ve pa­ra al­can­zar es­ta me­ta. Por es­te mo­ti­vo, to­dos po­nen el ojo en La­ti­noa­mé­ri­ca, por­que po­see cer­ca del 30% de la su­per­fi­cie cul­ti­va­ble dis­po­ni­ble en el mun­do y hoy ge­ne­ra “ape­nas” el 16% de la pro­duc­ción ali­men­ta­ria glo­bal.

Así lo de­ja­ron plas­ma­do es­ta se­ma­na en Bue­nos Ai­res, en el 9º fo­ro in­ter­na­cio­nal de­di­ca­do a la agri­cul­tu­ra or­ga­ni­za­do por Cro­pli­fe La­tin Amé­ri­ca, una en­ti­dad que re­pre­sen­ta a la in­dus­tria de la tec­no­lo­gía agrí­co­la re­gio­nal.

Gus­ta­vo Po­rtis, nom­bra­do la se­ma­na pa­sa­da como pre­si­den­te de Ca­safe, la or­ga­ni­za­ción ar­gen­ti­na que for­ma par­te de Cro­pLi­fe, des­ta­có la re­le­van­cia de Ar­gen­ti­na y Amé­ri­ca La­ti­na como ac­to­res cen­tra­les en la ta­rea de al­can­zar los ni­ve­les de pro­duc­ción re­que­ri­dos pa­ra ob­te­ner los ali­men­tos que ne­ce­si­ta­rá el mun­do pa­ra el 2050. El desafío es ma­yúscu­lo, “si pen­sa­mos que ne­ce­si­ta­re­mos con­su­mir dos pla­ne­tas y medio, y sa­be­mos que so­lo con­ta­mos con uno so­lo”, des­cri­bió el eje­cu­ti­vo.

Por su par­te, José Per­do­mo, pre­si­den­te de Cro­pLi­fe de Amé­ri­ca La­ti­na, apun­tó que pa­ra es­te ob­je­ti­vo, la cien­cia, la tec­no­lo­gía y la in­no­va­ción son cla­ve en un con­tex­to de li­mi­tan­tes pa­ra la pro­duc­ción, con po­ca dis­po­ni­bi­li­dad nue­va de tie­rras pa­ra sem­brar, de agua pa­ra rie­go, y un cli­ma al­te­ra­do por el cam­bio cli­má­ti­co. En es­te sen­ti­do, re­cor­dó que las em­pre­sas de tec­no­lo­gía agrí­co­la in­vier­ten en In­no­va­ción y Desa­rro­llo unos U$S 7.000 mi­llo­nes por año. Esa in­ves­ti­ga­ción ge­ne­ró que des­de 1995 se ha­yan pa­ten­ta­do “68 nue­vos or­ga­nis­mos ge­né­ti­ca­men­te mo­di­fi­ca­dos y 195 pro­duc­tos pa­ra la pro­tec­ción de los cultivos”, des­ta­có.

Pe­ro el ob­je­ti­vo de se­guir in­cre­men­tan­do la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria de­be es­tar acom­pa­ña­do, cla­ra­men­te, de plan­teos más sus­ten­ta­bles, pa­ra pro­te­ger ade­cua­da­men­te el medio ambiente.

Por eso, pa­ra Per­do­mo y Po­rtis, el desafío es­tá en el uso de las bue­nas prác­ti­cas agrí­co­las. “El 25% de los sue­los es­tá de­gra­da­do a ni­vel mun­dial. Y un cen­tí­me­tro de sue­lo pue­de tar­dar de 100 a 1.000 años en vol­ver a for­mar­se”, des­ta­có Per­do­mo.

En pa­ra­le­lo, se pre­sen­ta­ron tres in­tere­san­tes ca­sos in­ter­na­cio­na­les de com­pa­ti­bi­li­za­ción de la pro­duc­ción con la sus­ten­ta­bi­li­dad, que mues­tran que sí se pue­de.

En Bra­sil, Ulis­ses An­tu­nias­si, de la Uni­ver­si­dad de San Pa­blo, pre­sen­tó un pro­gra­ma que se lle­va a ca­bo allí pa­ra las apli­ca­cio­nes aé­reas, pa­ra re­du­cir el im­pac­to am­bien­tal: de las cer­ca de 60 mi­llo­nes de hec­tá­reas que se siem­bran en ese país, el 25% se pro­te­gen con es­ta mo­da­li­dad. La ini­cia­ti­va, de­no­mi­na­da “Pro­gra­ma Cer­ti­fi­ca­do Ae­roa­grí­co­la Sus­ten­ta­ble”, in­clu­ye ya al 40% de los ae­ro­apli­ca­do­res.

Lue­go, se pre­sen­tó tam­bién la “ca­ma bio­ló­gi­ca”, una in­no­va­ción que se apli­có en Sue­cia. Se­gún ex­pli­có Le­ti­cia Piz­zul, del Ins­ti­tu­to Sue­co de In­ge­nie­ría Agrí­co­la y Am­bien­tal, con­sis­te en un po­zo de 60 cen­tí­me­tros de pro­fun­di­dad cu­yo fon­do se ais­la con una ca­pa de 10 cen­tí­me­tros de ar­ci­lla y, lue­go, se re­lle­na con 50% de ras­tro­jo de tri­go, 25% de tur­ba y 25% de sue­lo. Arri­ba de eso se rea­li­za la mez­cla y lle­na­do del tan­que con los agro­quí­mi­cos, por­que esa com­po­si­ción evi­ta que cual­quier fil­tra­ción lle­ga a las na­pas.

Por su par­te, Ma­ria­na Hill, di­rec­to­ra de Re­cur­sos Re­no­va­bles del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra de Uru­guay, com­par­tió la ex­pe­rien­cia so­bre la ley de Sue­los que se apli­ca allí des­de 2009. “Los pro­duc­to­res de­ben in­for­mar su ro­ta­ción, pa­ra que el Es­ta­do pue­da con­tro­lar que la ero­sión sea me­nor a lo per­mi­ti­do”, ex­pli­có.

Por úl­ti­mo, Ra­mi­ro Cos­ta, coor­di­na­dor de la Red de Bue­nas Prác­ti­cas Agrí­co­las lo­cal, ase­gu­ró que la Ar­gen­ti­na no es­tá tan mal como se cree en el uso de bue­nas prác­ti­cas. “Hay que tra­ba­jar en la con­cien­ti­za­ción de los pro­duc­to­res. Igual, ellos sa­ben que si no ha­cen las co­sas bien, se pro­fun­di­zan sus pro­ble­mas”, ce­rró. t

Per­do­mo. Ti­tu­lar de Crop Li­fe Amé­ri­ca La­ti­na. Des­ta­có la in­ver­sión del sec­tor.

Sa­la lle­na. El 9º fo­ro in­ter­na­cio­nal or­ga­ni­za­do por Crop Li­fe La­tin Ame­ri­ca se lle­vó a ca­bo el mar­tes pa­sa­do en Bue­nos Ai­res.

Cos­ta. Di­ri­ge la red de BPA en Ar­gen­ti­na. Ha­bló de ayu­dar a los pro­duc­to­res.

An­tu­nias­si. De la Univ. de San Pa­blo. Allí, pien­san en los ae­ro­apli­ca­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.