La ca­ra bue­na de las llu­vias: al­tos rin­des de so­ja en va­rias zo­nas

La enor­me can­ti­dad de agua caí­da tu­vo efec­tos po­si­ti­vos en zo­nas co­mo el es­te de La Pam­pa y el oes­te bo­nae­ren­se. Lo cuen­tan los pro­ta­go­nis­tas.

Clarin - Rural - - TAPA - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

Por ejem­plo, en La Pam­pa y el oes­te bo­nae­ren­se. Los ca­sos.

Las fuer­tes llu­vias que azo­ta­ron las pro­vin­cias de En­tre San­ta Fe, nor­te de Bue­nos Ai­res y sud­es­te de Cór­do­ba pro­vo­ca­ron im­por­tan­tes mer­mas de rin­de en la so­ja. Sin em­bar­go, la otra ca­ra de las pre­ci­pi­ta­cio­nes se dio en La Pam­pa y en el oes­te de Bue­nos Ai­res, don­de los rin­des de la olea­gi­no­sa su­pe­raron a los his­tó­ri­cos.

Con es­tos pros y con­tras, la Bol­sa de Ce­rea­les por­te­ña es­ti­ma una pro­duc­ción na­cio­nal so­je­ra de 56.000.000 de to­ne­la­das, lo que re­pre­sen­ta unos 4 mi­llo­nes de to­ne­la­das me­nos que en las es­ti­ma­cio­nes pre­vias al ini­cio de la co­se­cha. Eso, a ni­vel na­cio­nal. Pe­ro al­gu­nas re­gio­nes las co­sas son dis­tin­tas.

Por eso, Cla­rín Ru­ral dia­lo­gó con pro­duc­to­res y ase­so­res de esas zo­nas, pa­ra co­no­cer más en de­ta­lle lo que pa­só. Por­que to­da mo­ne­da tie­ne dos ca­ras.

Die­go Sa­lla­berry, pro­duc­tor de Co­lo­nia Ba­rón, al no­res­te de la pro­vin­cia de La Pam­pa, es­pe­ci­fi­có que es­te año ob­tu­vie­ron rin­des pro­me­dios de 3.500 ki­los por hec­tá­rea, mien­tras que la me­dia his­tó­ri­ca en esa zo­na es de 2.000 ki­los por hec­tá­rea.

El prin­ci­pal fac­tor de es­te in­cre­men­to en los rin­des fue­ron las bue­nas llu­vias caí­das. Des­de que se sem­bró el cul­ti­vo, en­tre el 15 de no­viem­bre y el 15 de di­ciem­bre, has­ta aho­ra, las pre­ci­pi­ta­cio­nes ron­da­ron los 600 mi­lí­me­tros, una ci­fra si­mi­lar a lo que llue­ve du­ran­te to­do el año en la zo­na.

De to­das for­mas, “el Vas­co” (co­mo lo co­no­cen sus ami­gos y ve­ci­nos), vie­ne muy re­tra­sa­do en la co­se­cha. ”No se de­be ha­ber tri­lla­do más del 50% de la su­per­fi­cie sem­bra­da. Hay pro­ble­mas de hu­me­dad en los gra­nos, por los días muy hú­me­dos que se su­ce­den y tam­bién pro­ble­mas de pi­so en los lo­tes”, di­jo es­ta se­ma­na.

Quien tam­bién ha­bla de bue­nos rin­des es Al­do Ries­co, que ase­so­ra cam­pos en la zo­na de Agus­to­ni y Tre­bo­la­res, al no­res­te de La Pam­pa, y en Gon­zá­lez Mo­reno y Ge­ne­ral Vi­lle­gas, en el oes­te de Bue­nos Ai­res. Allí, en los es­ta­ble­ci­mien­tos en los que tra­ba­ja, los rin­des fue­ron muy bue­nos. “Hu­bo pi­cos de 5.000 ki­los por hec­tá­rea de so­ja, pe­ro los pro­me­dios an­dan en 4.400 y 4.500 ki­los por hec­tá­rea. El año pa­sa­do los mis­mos cam­pos pro­me­dia­ban los 3.600 a 3.800 ki­los por hec­tá­rea”, con­tó.

Pe­ro coin­ci­dió con Sa­la­berry en que por es­tos días no hay pi­so y la hu­me­dad de la co­se­cha es­tá muy jus­ta. “Llo­vie­ron en­tre 800 y 850 mi­lí­me­tros des­de que se sem­bró la so­ja en oc­tu­bre has­ta abril”, jus­ti­fi­có.

En el oes­te bo­nae­ren­se tam­bién tra­ba­ja el pro­duc­tor y ase­sor Fernando Scliar. En su ca­so, des­cri­be una si­tua­ción si­mi­lar.

Con 800 mi­lí­me­tros caí­dos des­de que se sem­bró la so­ja has­ta aho­ra, la ci­fra que sue­le llo­ver en to­do el año, di­ce que los rin­des de so­ja en pro­me­dio al­can­za­ron los 4.300 ki­los por hec­tá­rea, con pi­cos de has­ta 5.000. Aun­que no a ese ni­vel, “el año pa­sa­do tam­bién hu­bo ren­di­mien­tos muy bue­nos”, in­di­có.

Pe­ro es cier­to tam­bién que hay zo­nas anega­das que no se po­drán tri­llar, lo que ha­rá que cai­ga el proRíos, me­dio ge­ne­ral de la zo­na.

En es­ta mis­ma lí­nea se ex­pre­sa Juan Pa­blo La­go, de la em­pre­sa Pi­lar In­su­mos, quien ase­gu­ró que hay pro­duc­to­res con ex­cep­cio­na­les rin­des, pe­ro que no son las ma­yo­ría.“En la zo­na de Ge­ne­ral Vi­lle­gas, Ban­de­ra­ló, Pie­dri­tas y Ca­ña­da Se­ca, a pe­sar de te­ner una co­se­cha ex­ce­len­te, con rin­des de 4.500 ki­los por hec­tá­rea de pro­me­dio so­bre la hec­tá­rea co­se­cha­da, el ni­vel ge­ne­ral cae mu­cho cuan­do lo cal­cu­la­mos so­bre hec­tá­rea sem- bra­da, ya que mu­cha su­per­fi­cie se per­dió por anega­mien­to y a otro tan­to to­da­vía no se pue­de in­gre­sar por fal­ta de pi­so”, re­sal­tó.

Lo que es­tá cla­ro es que los ni­ve­les de pro­duc­ti­vi­dad de la so­ja son muy al­tos, y que ayu­da­ron a com­pen­sar las pér­di­das ge­ne­ra­das por el tem­po­ral.

Además, que el buen desem­pe­ño de la olea­gi­no­sa no se li­mi­ta a la zo­na nú­cleo, sino que se extiende a re­gio­nes más ale­ja­das. Es un buen da­to pa­ra ser op­ti­mis­ta. t

Fernando Scliar. Es pro­duc­tor y ase­sor en el oes­te de Bue­nos Ai­res. Di­jo que tam­bién hay lo­tes anega­dos que se per­de­rán.

A pleno. La tri­lla de so­ja, en Co­lo­nia Ba­rón, La Pam­pa. Los lo­tes pro­me­dia­ron 3.500 ki­los por hec­tá­rea, ex­ce­len­te allí.

Die­go Sa­lla­berry. Pro­du­ce en Co­lo­nia Ba­rón. Ex­pli­có que llo­vie­ron 800 mi­lí­me­tros des­de que se sem­bró la so­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.