La ca­de­na de la so­ja le da pe­lea al gran desafío de las ma­le­zas

Son las re­sis­ten­tes a her­bi­ci­das. Lo ana­li­zó a fon­do en Ro­sa­rio.

Clarin - Rural - - TAPA - Es­te­ban Fuen­tes efuen­tes@cla­rin.com

Fe­de­ri­co Mi­les Ge­ren­te Her­bi­ci­das de Du­pont es­pe­cies

Las ma­le­zas pro­ble­má­ti­cas son, sin du­da, el prin­ci­pal ri­cri­bió agro­nó­mi­co que ha te­ni­do que ven­cer la so­ja en los úl­ti­mos años. La ex­pan­sión de la re­sis­ten­cia o to­le­ran­cia que di­fe­ren­tes “yu­yos” han ido ad­qui­rien­do a los her­bi­ci­das com­pli­ca­ron a los pro­duc­to­res en el ma­ne­jo y en los cos­tos. Por eso, fue uno de los te­mas cen­tra­les del con­gre­so que la ca­de­na so­je­ra, nu­clea­da en ACSOJA, reali­zó esta se­ma­na en Ro­sa­rio. Allí, se abor­dó en pro­fun­di­dad qué es­tá ha­cien­do la ciencia pa­ra en­fren­tar es­te gra­ve pro­ble­ma.

“Hay que ha­cer más que lo que se hi­zo hasta aho­ra. Fal­ta un ver­da­de­ro com­pro­mi­so de to­dos los ac­to­res de la ca­de­na”, lan­zó al co­mien­zo el es­pe­cia­lis­ta Eduardo Le­gui­za­món, de la Fa­cul­tad de Cien­cias Agra­rias de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Ro­sa­rio (UNR).

Uno de los pro­ble­mas que des­ta­có el experto es el im­pac­to que tie­ne es­te tema en la ecua­ción eco­nó­mi­ca de los pro­duc­to­res, ya que con­tro­lar a las ma­le­zas sig­ni­fi­ca, en mu­chos ca­sos, más del 50% de los cos­tos pro­duc­ti­vos de la so­ja. Ade­más, es­tá cla­ro, ge­ne­ra fuer­tes pér­di­das en rin­de, más pro­ble­mas en la co­se­cha. “Hay que tra­ba­jar con un ho­ri­zon­te de lar­go pla­zo. Por eso, es un dis­pa­ra­te que haya con­tra­tos de al­qui­ler a un año”, dis­pa­ró Le­gui­za­món.

En es­te con­tex­to, des­de el sec­tor pri­va­do tam­bién va­rios es­pe­cia­lis­tas con­ta­ron qué se es­tá in­ves­ti­gan­do pa­ra en­fren­tar es­te pro­ble­ma.

Ser­gio Ce­pe­da, coor­di­na­dor téc­ni­co de Her­bi­ci­das pa­ra el Cono Sur de Ba­yer Cro­pS­cien­ce, coin­ci­dió con Le­gui­za­món en que, si no se mo­di­fi­ca el ac­tual sis­te­ma agrí­co­la, habrá más re­sis­ten­cia a nue­vos mo­dos de ac­ción que los que exis­ten en la ac­tua­li­dad. Pa­ra Ce­pe­da, en el fu­tu­ro las gra­mí­neas y el Ama­rant­hus do­mi­na­rán el es­ce­na­rio e hi­zo hin­ca­pié en que ha­ce fal­ta un ma­ne­jo in­te­gra­do pa­ra con­tro­lar­las, más allá del uso de her­bi­ci­das, que in­clu­ya la ro­ta­ción de cul­ti­vos, la uti­li­za­ción de cul­ti­vos de co­ber­tu­ra, ro­tar mo­dos de ac­ción e, in­clu­si­ve, al­gún ti­po de la­bran­za (si se pue­de ha­cer sin per­der lo que se ga­nó con la siem­bra di­rec­ta).

Así las co­sas, los de la fir­ma alemana es­tán tra­ba­jan­do en el desa­rro­llo de nue­vas va­rie­da­des de so­ja que in­clu­yen even­tos de to­le­ran­cia a di­fe­ren­tes her­bi­ci­das, pa­ra re­du­cir el ries­go de apa­ri­ción de bio­ti­pos de ma­le­zas re­sis­ten­tes. De to­das for­mas, “he­rra­mien­tas hay mu­chas; el tema es có­mo usar­las”, sos­tu­vo Ce­pe­da.

Por su par­te, en el pa­nel de ACSOJA, En­ri­que Fer­nán­dez, di­rec­tor de Desa­rro­llo y Mar­ke­ting de la fir­ma na­cio­nal Red Sur­cos, hi­zo fo­co en el uso de la na­no­tec­no­lo­gía en es­te com­ba­te con­tra las ma­le­zas. Di­jo que uti­li­zar pro­duc­tos que per­mi­ten re­du­cir la can­ti­dad de prin­ci­pio ac­ti­vo in­clui­do en los her­bi­ci­das me­jo­ra de ma­ne­ra muy cla­ra su efi­cien­cia y su im­pac­to am­bien­tal.

“Los pro­duc­tos ela­bo­ra­dos en ba­se a la na­no­tec­no­lo­gía tie­nen una me­jor ca­pa­ci­dad de pe­ne­tra­ción,

Ha­ce cua­tro años, la es­pe­cie más com­pli­ca­da era la ra­ma ne­gra. Aho­ra, se han es­ca­pa­do otras, co­mo ama­rant­hus y las gra­mí­neas

por su pe­que­ño ta­ma­ño y, ade­más, más su­per­fi­cie es­pe­cí­fi­ca de con­tac­to. Así, es más ve­loz su di­fu­sión por la plan­ta”, ex­pli­có el experto.

Fer­nán­dez, más ade­lan­te, des­val los be­ne­fi­cios de esta tec­no­lo­gía en uno de los her­bi­ci­das más usa­dos en el país, co­mo es el 2,4-D. Se­gún pre­ci­só, en cua­tro cam­pa­ñas su­ma­ron 6 mi­llo­nes de hec­tá­reas de so­ja tra­ta­das con es­te her­bi­ci­da.

A con­ti­nua­ción, Fe­de­ri­co Mi­les, ge­ren­te de Port­fo­lio de Her­bi­ci­das de La­ti­noa­mé­ri­ca y Cono Sur de Du­Pont, coin­ci­dió en que el ob­je­ti­vo no de­be ser una ma­le­za, sino el sis­te­ma. Y pa­ra ejem­pli­fi­car­lo, pre­ci­só: “ha­ce 4 años hi­ci­mos una en­cues­ta en­tre los pro­duc­to­res y sur­gió que por en­ton­ces la ra­ma ne­gra era la más com­pli­ca­da. Es­te año vol­vi­mos a rea­li­zar el tra­ba­jo y la con­clu­sión fue que esa es­pe­cie es­tá con­tro­la­da pe­ro que se han es­ca­pa­do otras co­mo ama­rant­hus y las gra­mí­neas”. En ese sen­ti­do, Mi­les ex­pre­só que es­te año pien­san lan­zar una nue­va tec­no­lo­gía en her­bi­ci­das, que ten­drá en con­jun­to dos mo­dos de ac­ción.

En el pa­nel de ma­le­zas, du­ran­te el even­to que se lle­vó a ca­bo en la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa­rio, tam­bién es­tu­vo Juan Ca­po­ric­ci, coor­di­na­dor de Her­bi­ci­das pa­ra Ar­gen­ti­na y Uru­guay de la fir­ma FMC, otra que es­tá en­tre las 10 más im­por­tan­tes del mun­do en agro­quí­mi­cos. El experto re­cor­dó que “la ca­pa­ci­ta­ción es fun­da­men­tal pa­ra com­ba­tir a las ma­le­zas re­sis­ten­tes, por­que to­da­vía fal­ta in­for­ma­ción so­bre ellas y so­bre los di­fe­ren­tes mo­dos de con­trol”.

Por eso, ex­pli­có que ha­cen mu­cho fo­co en ca­pa­ci­tar a los pro­duc-

500 Son las que tie­nen re­sis­ten­cia a her­bi­ci­das en to­do el mun­do, se­gún des­ta­có el es­pe­cia­lis­ta Eduardo Le­gui­za­món. Hay que reapren­der to­do el tiem­po. Ac­tua­li­zar­se. La me­jor he­rra­mien­ta es el co­no­ci­mien­to. Es­to no lo va a re­sol­ver so­lo una em­pre­sa Juan Ca­po­ric­ci Coor­di­na­dor Her­bi­ci­das de FMC “Hay que ha­cer más que lo que se hi­zo hasta aho­ra. Fal­ta un ver­da­de­ro com­pro­mi­so de to­dos los ac­to­res de la ca­de­na” Eduardo Le­gui­za­món Fac. Cs. Agr. de la UNR La na­no­tec­no­lo­gía me­jo­ra la ca­pa­ci­dad de pe­ne­tra­ción del pro­duc­to, por su pe­que­ño ta­ma­ño, y ase­gu­ra una ma­yor su­per­fi­cie de con­tac­to En­ri­que Fer­nán­dez Dtor. de Desa­rro­llo de Red Sur­cos

to­res a cam­po, pa­ra que pue­dan iden­ti­fi­car bien la pro­ble­má­ti­ca de ca­da lo­te, lo que les per­mi­ti­rá pla­ni­fi­car la es­tra­te­gia de in­ter­ven­ción, con con­tro­les con her­bi­ci­das preemer­gen­tes y ha­cien­do lue­go un re­pa­so con postemer­gen­tes. “Hay que reapren­der to­do el tiem­po y ac­tua­li­zar­se. La me­jor he­rra­mien­ta es el co­no­ci­mien­to. Es­to no lo va a re­sol­ver so­lo una em­pre­sa”, ma­ni­fes­tó Ca­po­ric­ci.

Jun­to a él es­ta­ba Raúl Mo­reno, res­pon­sa­ble del área de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo de Her­bi­ci­das pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na Sur de Syn­gen­ta, quien des­ta­có el lar­go pro­ce­so que im­pli­ca ca­da pro­duc­to her­bi­ci­da que se lan­za al mer­ca­do. Pre­ci­só que el pro­me­dio del cos­to del desa­rro­llo y lan­za­mien­to de un pro­duc­to, en las gran­des com­pa­ñías que pue­den ha­cer es­tas ta­reas, es de U$S 260 mi­llo­nes. Di­jo que su em­pre­sa in­vier­te en eso U$S 1.500 mi­llo­nes año.

Por úl­ti­mo, Ma­ría Lu­cía Tra­vai­ni, del área de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo de In­ves­ti­ga­cio­nes Bio­ló­gi­cas en Agro­quí­mi­cos Ro­sa­rio (INBIOAR) plan­teó que las plan­tas pue­den ser una fuen­te al­ter­na­ti­va de nue­vas mo­lé­cu­las her­bi­ci­das, que po­drían lla­mar­se bio­her­bi­ci­das. “La pro­pia naturaleza ofre­ce al­ter­na­ti­vas. Su gran di­ver­si­dad es­truc­tu­ral y mo­dos de ac­ción, su­ma­dos al me­nor im­pac­to am­bien­tal, con­vier­ten a los com­pues­tos de­ri­va­dos de ellas en bue­nas al­ter­na­ti­vas pa­ra es­tas cues­tio­nes”, in­di­có.

Así co­mo co­men­zó, Le­gui­za­món ter­mi­nó con al­gu­nos da­tos que de­jan en cla­ro cuál es la si­tua­ción: ac­tual­men­te, hay 500 es­pe­cies re­sis­ten­tes a ni­vel mun­dial y en la Ar­gen­ti­na ya se de­tec­ta­ron 24 bio­ti­pos de 17 es­pe­cies que tie­nen esas ca­rac­te­rís­ti­cas.

No hay tiem­po pa­ra per­der.

El sor­go de Ale­po y el NOA. Es la es­pe­cie y la re­gión por don­de co­men­zó fuer­te la dis­per­sión del pro­ble­ma en la Ar­gen­ti­na.

Lifs­chitz. El go­ber­na­dor de Santa Fe hi­zo una en­cen­di­da de­fen­sa de la so­ja.

Rossi. El ti­tu­lar de Acsoja di­jo que 30% de re­ten­cio­nes es un pe­so muy fuer­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.