El re­si­duo del feed­lot, un po­ten­te bio­fer­ti­li­zan­te

Se­gún un tra­ba­jo del INTA, se lo­gran al­zas fir­mes de rin­de.

Clarin - Rural - - TAPA - INTA Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

La in­ten­si­fi­ca­ción de la ga­na­de­ría en sis­te­mas con­fi­na­dos de en­gor­de bo­vino, co­no­ci­dos co­mo feed­lot, de­ri­va en el au­men­to y la con­cen­tra­ción de los efluen­tes. Por es­to, téc­ni­cos del INTA Jus­ti­niano Pos­se, Cór­do­ba, tra­ba­jan en el apro­ve­cha­mien­to de los re­si­duos y su uso co­mo bio­fer­ti­li­zan­te pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad del sue­lo y el rin­de los cul­ti­vos: apli­ca­do en maíz de­ter­mi­nó que rin­da hasta 1.200 ki­los más por hec­tá­rea.

Li­san­dro Erras­quin, es­pe­cia­lis­ta de esa uni­dad del INTA, ase­gu­ró que la in­ten­si­fi­ca­ción y con­cen­tra­ción de la pro­duc­ción ge­ne­ra co­mo con­se­cuen­cia el pro­ble­ma de la acu­mu­la­ción de efluen­tes lí­qui­dos y só­li­dos.

“Bus­ca­mos apro­ve­char­los co­mo in­su­mo pro­duc­ti­vo, por­que pue­den re­pre­sen­tar un ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad pa­ra usar­los co­mo en­mien­das or­gá­ni­cas”, se­ña­ló.

Los re­si­duos del feed­lot apor­tan al­tos con­te­ni­dos de ma­te­ria or­gá­ni­ca, fós­fo­ro y ni­tró­geno; su dis­tri­bu­ción en el lo­te, con­tri­bu­ye a la dis­po­ni­bi­li­dad de es­tos nu­trien­tes, cla­ves en los sis­te­mas de pro­duc­ción agrí­co­la ex­ten­si­vos, y a la me­jo­ra de las pro­pie­da­des fí­si­cas del sue­lo.

Pa­ra Ale­jan­dro Saa­ve­dra, es­pe­cia­lis­ta del INTA Jus­ti­niano Pos­se, el des­tino fi­nal más eco­nó­mi­co pa­ra re­po­ner nu­trien­tes es su apli­ca­ción al sue­lo. “De esa for­ma, el pro­duc­tor re­du­ci­ría no­ta­ble­men­te el cos­to de las apli­ca­cio­nes de fer­ti­li­zan­tes mi­ne­ra­les”, ase­gu­ró Saa­ve­dra pa­ra quien: “En los re­si­duos te­ne­mos una opor­tu­ni­dad pa­ra agre­gar va­lor en ori­gen y con­tri­buir a la sus­ten­ta­bi­li­dad del sis­te­ma”.

Pa­ra ejem­pli­fi­car es­tos be­ne­fi­cios, se reali­zó un tra­ba­jo en un es­ta­ble­ci­mien­to de la lo­ca­li­dad san­ta­fe­si­na de Caf­fe­ra­ta don­de se eva­luó la apli­ca­ción de efluen­tes so­bre maíz, pre­vio a la siem­bra.

Con el ob­je­ti­vo pues­to en el aná­li­sis y la com­pa­ra­ción de dis­tin­tos tra­ta­mien­tos, el en­sa­yo eva­luó la res­pues­ta del cul­ti­vo de maíz a la apli­ca­ción de efluen­tes su­ma­do a la fer­ti­li­za­ción ni­tro­ge­na­da.

El en­sa­yo in­clu­yó tra­ta­mien­tos en los que se pro­ba­ron do­sis de 7.500, 15.000 y 35.000 ki­los por hec­tá­rea de re­si­duos.

Se­gún los téc­ni­cos del INTA, el cul­ti­vo rin­dió hasta 1.206 ki­los por hec­tá­rea más, en com­pa­ra­ción con la par­ce­la tes­ti­go sin efluen­tes.

Du­ran­te agosto se efec­tuó una la­bor de des­com­pac­ta­ción, a una pro­fun­di­dad de 25 cen­tí­me­tros. “Probablemente, esta ta­rea fa­vo­re­ció la in­cor­po­ra­ción del efluen­te e in­cre­men­tó la dis­po­ni­bi­li­dad de los nu­trien­tes pa­ra el cul­ti­vo du­ran­te la cam­pa­ña ana­li­za­da”, ma­ni­fes­tó Erras­quin.

“Es­tos re­sul­ta­dos mues­tran el efec­to po­si­ti­vo del efluen­te so­bre los ren­di­mien­tos del maíz”, di­jo Erras­quin quien ex­pli­có que “las par­ce­las que re­ci­bie­ron las do­sis más ba­jas de efluen­tes, 7.500 ki­los por hec­tá­reas, fue­ron más efi­cien­tes, se des­ta­ca­ron”.

El es­ta­ble­ci­mien­to cuen­ta con un sis­te­ma in­ten­si­vo de en­gor­de bo­vino con una ca­pa­ci­dad de en­cie­rre de 6.000 ca­be­zas. Ade­más, una par­te de la su­per­fi­cie se des­ti­na a la pro­duc­ción de maíz y so­ja. “Es­te feed­lot, que al­can­za una al­ta efi­cien­cia bio­ló­gi­ca, se com­ple­men­ta muy bien con es­tos plan­teos agrí­co­las de los que se ob­tie­nen los gra­nos, que son el prin­ci­pal com­po­nen­te de la die­ta en es­tos sis­te­mas”, ex­pre­só Saa­ve­dra.

Por es­to, “plan­tea­mos su apli­ca­ción en lo­tes de pro­duc­ción de gra­nos o pas­tu­ras”, di­jo Erras­quin.

Y agre­gó: “los re­si­duos de es­tos sis­te­mas re­pre­sen­tan una opor­tu­ni­dad de­bi­do a que pue­den uti­li­zar­se co­mo bio­fer­ti­li­zan­tes de ca­li­dad pa­ra el sue­lo”. t

En­sa­yo. El maíz rin­dió 1.206 ki­los más con la apli­ca­ción de efluen­tes y ni­tró­geno.

Feed­lot. Los re­si­duos sir­ven pa­ra bio­fer­ti­li­zan­tes pa­ra nu­trir el sue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.