La mis­ma su­per­fi­cie, pe­ro con más tec­no­lo­gía

Clarin - Rural - - LA AGRICULTURA QUE VIENE -

Ya co­men­zó la siem­bra de tri­go y la pers­pec­ti­va es que la su­per­fi­cie au­men­te con­si­de­ra­ble­men­te, se­gún di­fe­ren­tes es­ti­ma­cio­nes. La mis­ma idea exis­te pa­ra el maíz. Am­bos ce­rea­les fue­ron be­ne­fi­cia­dos por la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes y de los ROEs. Pe­ro, en es­te es­ce­na­rio, ¿cuál es el fu­tu­ro de la so­ja? “Es­te año se va a man­te­ner el área so­je­ra, pe­ro se em­pe­zó a mo­ver el uso de tec­no­lo­gía”, ana­li­zó Ro­dol­fo Rossi, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ca­de­na de la So­ja Ar­gen­ti­na (ACSOJA), du­ran­te el se­mi­na­rio que la en­ti­dad or­ga­ni­zó esta se­ma­na en Ro­sa­rio. Rossi aler­tó, igual­men­te, que las re­ten­cio­nes si­guen sien­do un pe­so muy im­por­tan­te pa­ra la so­ja, so­bre to­do pa­ra los pro­duc­to­res que es­tán ale­ja­dos de los puertos. “El 30% to­da­vía es ex­ce­si­vo”, opi­nó. La alí­cuo­ta an­te­rior, hasta el fi­nal del go­bierno kirch­ne­ris­ta, era de 35%. En el con­gre­so es­tu­vo tam­bién Mi­guel Lifs­chitz, go­ber­na­dor de Santa Fe, quien re­co­no­ció a la so­ja co­mo gran mo­tor de la eco­no­mía ar­gen­ti­na. “El po­ro­to ha te­ni­do ma­la fa­ma en los úl­ti­mos tiem­pos, so­bre to­do des­de que la ex pre­si­den­te Cris­ti­na Kirch­ner lo ca­li­fi­có de yu­yo; se le han acha­ca­do to­dos los ma­les... que es trans­gé­ni­co, que el gli­fo­sa­to, que el mo­no­cul­ti­vo, que ago­ta los sue­los, que pro­mue­ve los poo­les de siem­bra y la con­cen­tra­ción eco­nó­mi­ca, que com­pi­te con­tra los tam­bos y otras ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias, y la ver­dad que es co­mo de­ma­sia­do pa­ra un po­ro­to. En to­do ca­so, esas cues­tio­nes tie­nen que ver con las ma­las po­lí­ti­cas de los go­bier­nos, con la fal­ta de una po­lí­ti­ca agro­pe­cua­ria con vi­sión de fu­tu­ro”, se des­pa­chó el so­cia­lis­ta Lifs­chitz, pa­ra sor­pre­sa de mu­chos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.