El gi­ra­sol vuelve a ser protagonista

Un in­for­me de Asa­gir pro­yec­ta que la siem­bra cre­ce­ría un 36% esta cam­pa­ña por la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes y las bue­nas co­ti­za­cio­nes.

Clarin - Rural - - LA CADENA GIRASOLERA -

de va­rias cam­pa­ñas pa­ra el ol­vi­do, al gi­ra­sol ar­gen­tino vuelve a te­ner bue­nas pers­pec­ti­vas, ya que a la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes hay que su­mar las muy bue­nas opor­tu­ni­da­des que hay en el mer­ca­do ex­terno, don­de la de­man­da se for­ta­le­ce.

“La qui­ta de las re­ten­cio­nes, que eran del 32% pa­ra el grano y del 30% pa­ra el acei­te, le ha sa­ca­do una mo­chi­la muy pe­sa­da a la pro­duc­ción de gi­ra­sol”, des­ta­có Luis Arias, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Gi­ra­sol (Asa­gir), la ca­de­na que reúne al cul­ti­vo.

El nue­vo es­ce­na­rio co­mer­cial le cam­bió el ho­ri­zon­te al gi­ra­sol. El año pa­sa­do, cuan­do se co­men­zó a sem­brar la to­ne­la­da de gi­ra­sol co­ti­za­ba en 180 dó­la­res y aho­ra va­le 300 dó­la­res. Por eso, los téc­ni­cos de Asa­gir es­ti­man que el área sem­bra­da cre­ce­rá un 36% y pa­sa­rá de 1.250.000 hec­tá­reas en 2015 a 1.700.000 hec­tá­reas en la nue­va cam­pa­ña.

“Es­to se de­be a que en mu­chas zo­nas se ha re­po­ten­cia­do el cul­ti­vo. Hoy te­ne­mos un gi­ra­sol dis­po­ni­ble de más de 300 dó­la­res al que, adeDes­pués más, se le de­be agre­gar una bo­ni­fi­ca­ción por con­te­ni­do de acei­te que en el pro­me­dio del país al­can­za el 11%; es de­cir, otros 33 dó­la­res por to­ne­la­da que se su­man al precio del gi­ra­sol”, ex­pli­có Arias.

Si la pro­yec­cio­nes de siem­bra se cum­plen, el cul­ti­vo re­cu­pe­ra­ría el área que ocu­pó ha­ce cua­tro años (cuan­do se im­plan­ta­ban unas 1,7 mi­llo­nes de hec­tá­reas) y tie­ne mar­gen pa­ra se­guir cre­cien­do: ha­ce 9 años, por ejem­plo, se sem­bra­ron 2,6 mi­llo­nes de hec­tá­reas y se pro­du­je­ron 4,6 mi­llo­nes de to­ne­la­das (ci­clo 2007/2008), un 45% más que en la úl­ti­ma cam­pa­ña, cuan­do se tri­lla­ron 2,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das. Las pers­pec­ti­vas de una pri­ma­ve­ra ba­jo la in­fluen­cia del fe­nó­meno de “La Ni­ña” po­ten­cian aún más el in­te­rés por el cul­ti­vo. Es que el gi­ra­sol tie­ne una me­nor de­man­da hí­dri­ca du­ran­te su ci­clo y es un cul­ti­vo ideal pa­ra ba­jar el ries­go fren­te a los pro­nós­ti­cos de un me­nor ré­gi­men de llu­vias.

La evo­lu­ción del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal tam­bién jue­ga a fa­vor de los pro­duc­to­res gi­ra­so­le­ros ar­gen­ti­nos. En el cor­to y me­diano pla­zo se es­ti­ma que la de­man­da mun­dial de acei­te de gi­ra­sol se­gui­rá cre­cien­do por en­ci­ma de la pro­duc­ción de grano (4,5% ver­sus 3,7% en los úl­ti­mos diez años).

La ven­ta­ja que tie­ne la Ar­gen­ti­na es que es el úni­co gran pro­duc­tor que pue­de au­men­tar su ofer­ta. Du­ran­te la úl­ti­ma cam­pa­ña, el rin­de pro­me­dio fue de 2,13 to­ne­la­das por hec­tá­rea. Los rin­des más al­tos se lo­gra­ron en el sud­es­te de Bue­nos Ai­res, con 2,3 to­ne­la­das por hec­tá­reas, y en el nor­te de La Pam­pa.t

Ten­den­cia. Los pro­nós­ti­cos de un año “Ni­ña” tam­bién im­pul­san el cul­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.