Téc­ni­cos y pro­duc­to­res de to­do el país ha­blan del tri­go que vie­ne

La cam­pa­ña ya arran­có y mi­ran, so­bre to­do, có­mo cui­dar el cul­ti­vo.

Clarin - Rural - - TAPA - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

La re­no­va­da ex­pec­ta­ti­va por los ce­rea­les de in­vierno es­tá im­pul­san­do el in­te­rés de los pro­duc­to­res por ac­tua­li­zar­se téc­ni­ca­men­te, pa­ra lo­grar con­se­guir al­tos ren­di­mien­tos. En ese mar­co, ha­ce po­cos días fue muy im­por­tan­te la con­cu­rren­cia de téc­ni­cos y pro­duc­to­res de di­fe­ren­tes zo­nas agrí­co­las al sim­po­sio so­bre tri­go y ce­ba­da que or­ga­ni­zó Syn­gen­ta en Mar del Pla­ta. Allí, los con­se­jos de ma­ne­jo ocu­pa­ron un lu­gar cen­tral.

En esa lí­nea, Emi­lio Sa­to­rre, ex­per­to en fi­sio­lo­gía de cul­ti­vos de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía (UBA), in­di­có que “el ma­yor cre­ci­mien­to del rin­de en es­tos años se pro­du­jo en la zo­na cen­tro oes­te de Bue­nos Ai­res. El 60% de ellos es­tá ex­pli­ca­do por fac­to­res que el pro­duc­tor no con­tro­la, co­mo los cli­má­ti­cos, pe­ro el res­to se de­be al ma­ne­jo y a la adop­ción de la tec­no­lo­gía”, afir­mó el es­pe­cia­lis­ta.

Agre­gó que el im­pac­to de las tec­no­lo­gías en la pro­duc­ti­vad se in­cre­men­ta en las zo­nas más pro­duc­ti­vas y se re­du­ce en las mar­gi­na­les, aun­que en to­das brin­da ecua­cio­nes eco­nó­mi­cas po­si­ti­vas.

Am­plian­do el ho­ri­zon­te ha­cia la ca­de­na del cul­ti­vo, Da­vid Hug­hes, pre­si­den­te de Ar­gen­tri­go, di­jo que es muy im­por­tan­te con­so­li­dar la pre­sen­cia ar­gen­ti­na en mer­ca­dos co­mo el bra­si­le­ño, pe­ro tam­bién desa­rro­llar nue­vos, co­mo los de Afri­ca o el res­to de Su­da­mé­ri­ca.

Ade­más, hi­zo re­fe­ren­cia a la ca­li­dad: “Con un grano de tri­go por de­ba­jo de 10,4 por cien­to de pro­teí­na es muy di­fí­cil ha­cer pan, por lo que es cla­ve en­ten­der que no ven­de­mos tri­go sino un in­su­mo pa­ra la in­dus­tria, que quie­re pro­du­cir ha­ri­na to­do el año”.

Del en­cuen­tro tam­bién par­ti­ci­pa­ron ase­so­res de di­fe­ren­tes pro­vin­cias, que con­ta­ron cuá­les son sus prin­ci­pa­les pro­ble­má­ti­cas y de qué for­ma las van re­sol­vien­do.

El téc­ni­co Pa­blo An­ge­lot­ti, de CB Agro, ha­bló de ex­pe­rien­cias en San­ta Fe, Cór­do­ba y En­tre Ríos. En ese sen­ti­do, va­lo­ró po­si­ti­va­men­te el uso de preemer­gen­tes pa­ra el ma­ne­jo de ma­le­zas du­ras.

“Una de las pro­ble­má­ti­cas más im­por­tan­tes es el rai­grás re­sis­ten­te a gli­fo­sa­to que tie­ne ni­ve­les de in­fes­ta­ción ba­ja/me­dia a al­ta, pa­ra lo que se de­be rea­li­zar un ma­ne­jo es­tra­té­gi­co en bar­be­cho, con pre y post emergentes”, re­la­tó.

En re­fe­ren­cia a las en­fer­me­da­des, ma­ni­fes­tó que las ro­yas, man­chas fo­lia­res y fu­sa­rio­sis son las que de­ter­mi­nan el ma­yor por­cen­ta­je de las apli­ca­cio­nes. Por eso, “la re­co­men­da­ción es ele­gir va­rie­da­des con re­sis­ten­cia, se­gún po­ten­cial y per­fil sa­ni­ta­rio”, in­di­có.

En el even­to, los ex­per­tos de la com­pa­ñía an­fi­trio­na mos­tra­ron sus nue­vas tec­no­lo­gías en fun­gi­ci­das y her­bi­ci­das (Ver Ideas y...).

Ma­tías Er­má­co­ra, del CREA Nor­te de Bue­nos Ai­res, agre­gó que, ade­más del re­sul­ta­do eco­nó­mi­co, en su zo­na mi­ran a fon­do la efi­cien­cia del sis­te­ma, el ba­lan­ce de car­bono, la di­ver­si­dad mi­cro­bia­na, el ma­ne­jo del sue­lo y el de ma­le­zas. Se­gui­da­men­te, Mau­ro Mor­ta­ri­ni, del oes­te bo­nae­ren­se, se­ña­ló que “es­te año el es­ce­na­rio es muy in­tere­san­te, ya que las na­pas es­tán al­tas y eso ge­ne­ra bue­nas pers­pec­ti­vas de rin­de”. En­tre los ele­men­tos ne­ga­ti­vos, ci­tó co­mo más im­por­tan­te al yu­yo co­lo­ra­do re­sis­ten­te al gli­fo­sa­to.

Fi­nal­men­te, el ase­sor Mi­guel Re­do­lat­ti, del CREA Sud­es­te de Bue­nos Ai­res, ex­pli­có que “en la zo­na se­rra­na, so­bre to­do en los ba­jos, las he­la­das son muy li­mi­tan­tes. Hay si­tios con una ba­ja pro­ba­bi­li­dad de re­ci­bir he­la­das en flo­ra­ción, pe­ro otras tie­nen 70% de ries­go. Allí, el ma­ne­jo no es fá­cil: si, pa­ra evi­tar he­la­das, siem­bran tar­día­men­te va­rie­da­des de ci­clo lar­go, flo­re­cen tar­de, por lo que se pier­de po­ten­cial de ren­di­mien­to y aumenta el ries­go de gol­pe de ca­lor”. t

Na­cien­do. Es­te año se es­tá re­gis­tran­do una in­ver­sión ma­yor que en el an­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.