Có­mo pro­te­ger a las ho­jas

Clarin - Rural - - RURAL -

En las úl­ti­mas cam­pa­ñas de tri­go, el pro­duc­tor in­ten­tó con­se­guir los ma­yo­res ren­di­mien­tos po­si­bles den­tro de una in­ver­sión tec­no­ló­gi­ca aco­ta­da, de­bi­do los múl­ti­ples pro­ble­mas que pe­sa­ban so­bre el cul­ti­vo.

Pe­ro aho­ra, con las prin­ci­pa­les zo­nas tri­gue­ras con con­di­cio­nes am­bien­ta­les be­nig­nas y bue­nas pre­ci­pi­ta­cio­nes, apa­re­ce el fan­tas­ma de un al­to ries­go sa­ni­ta­rio, es­pe­cial­men­te en lo que ha­ce a en­fer­me­da­des fo­lia­res, co­mo man­chas, ro­yas y sep­to­rio­sis, una pro­ble­má­ti­ca que es­tán mi­ran­do los pro­duc­to­res y las em­pre­sas que brin­dan so­lu­cio­nes pa­ra es­tos te­mas.

Son pa­to­lo­gías que im­pac­tan so­bre el lle­na­do de los gra­nos y oca­sio­nan pér­di­das que pue­den lle­gar al 50% de rin­de, en el ca­so de las ro­yas. Es­tos pro­ble­mas tam­bién pue­den afec­tar fuer­te la ca­li­dad pa­na­de­ra del grano de tri­go e im­pac­tar ne­ga­ti­va­men­te en el re­sul­ta­do eco­nó­mi­co.

Es­tá cla­ro que en las con­di­cio­nes que se pre­sen­tan en es­ta cam­pa­ña, con al­ta hu­me­dad y fre­cuen­cia de he­la­das que pue­den ge­ne­rar da­ños en la ho­ja, las plan­tas de tri­go se es­tre­san y de­bi­li­tan, y es­tos da­ños son la puer­ta de en­tra­da pa­ra los hon­gos.

Por eso, an­te ese es­ce­na­rio, los ex­per­tos de la com­pa­ñía Du­pont re­co­mien­dan in­ten­si­fi­car los mo­ni­to­reos, pa­ra po­der cuan­ti­fi­car el ver­da­de­ro ni­vel de las en­fer­me­da­des fo­lia­res.

Co­mo cri­te­rio ge­ne­ral pa­ra la apli­ca­ción de fun­gi­ci­das, re­co­mien­dan eva­luar va­rios as­pec­tos cla­ve: las con­di­cio­nes am­bien­ta­les, el es­ta­do de de­sa­rro­llo, el com­por­ta­mien­to sa­ni­ta­rio de la va­rie­dad de tri­go sem­bra­do, las ex­pec­ta­ti­vas de rin­de y el ni­vel de de­sa­rro­llo de los sín­to­mas.

Co­mo he­rra­mien­ta con­cre­ta, re­co­mien­da uti­li­zar Stin­ger, un fun­gi­ci­da for­mu­la­do en ba­se a una mez­cla de una es­tro­bi­ru­li­na, el Pi­coxys­tro­bin, y un Tria­zol, el Cy­pro­co­na­zo­le, en una pro­por­ción 2,5 a 1.

En­tre sus ca­rac­te­rís­ti­cas más des­ta­ca­das es­tán que tie­ne un rá­pi­do mo­vi­mien­to ha­cia el in­te­rior de la ho­ja, dis­mi­nu­yen­do el ries­go de la­va­do, y po­see un im­por­tan­te mo­vi­mien­to trans­la­mi­nar, que per­mi­te con­tro­lar aque­llos fo­cos de en­fer­me­da­des que se en­cuen­tran en el en­vés de la ho­ja. Pe­ro lo prin­ci­pal es su con­trol efec­ti­vo so­bre man­chas, ro­yas y sep­to­rio­sis.

To­das es­tas ideas se su­man pa­ra brin­dar las he­rra­mien­tas que el pro­duc­tor ne­ce­si­ta pa­ra apro­ve­char el nue­vo con­tex­to del cul­ti­vo. t

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.