Una pla­ga se co­me la som­bra

Clarin - Rural - - RURAL -

Los ár­bo­les son un re­cur­so fun­da­men­tal en la zo­na de Cruz del Eje, en el no­roes­te cor­do­bés. “El agua, el pas­to y la som­bra -re­su­me el pro­duc­tor ga­na­de­ro Pa­blo Lau­dín-. Cuan­tos más ár­bo­les hay, me­jor po­de­mos tra­ba­jar”. Es que la som­bra, en es­ta zo­na con so­les fe­ro­ces y es­ca­sas pre­ci­pi­ta­cio­nes, fun­cio­na co­mo re­ser­va de hu­me­dad y per­mi­te que el fo­rra­je crez­ca con vi­gor. Ade­más, el mis­tol y el al­ga­rro­bo dan fru­tos muy nu­tri­ti­vos e hi­dra­tan­tes pa­ra la ha­cien­da. Pe­ro exis­te un enemi­go que, en es­te mo­men­to, pa­re­ce om­ni­pre­sen­te: la tu­cu­ra que­bra­che­ra. Se las pue­de ver de a cen­te­na­res en­tre los ar­bus­tos, y su pa­so vo­raz de­ja una hue­lla no­ta­ble en la co­pa de los ár­bo­les. “Se co­men to­das las ho­jas de arri­ba, son una pla­ga bru­tal. Si fue­ran lan­gos­tas, el es­ta­do es­ta­ría obli­ga­do a con­tro­lar­las, pe­ro no lo son. Por lo tan­to, no hay pla­nes de con­trol pro­vin­cial ni na­cio­nal”, ad­vier­te Lau­dín con preo­cu­pa­ción. “Por suer­te aho­ra es­tán vi­nien­do ban­da­das de es­tos pa­ja­rra­cos, los chi­man­gos, que se co­men a la tu­cu­ra…”, di­ce. Ha­brá que ver, en­ton­ces, si la ac­ción de las aves de­pre­da­do­ras re­sul­ta su­fi­cien­te pa­ra man­te­ner un equi­li­brio.

Muy da­ñi­na. La tu­cu­ra que­bra­che­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.