Ma­le­zas du­ras: la so­lu­ción es­tá en in­te­grar tec­no­lo­gías

Así lo afir­mó un gru­po de ex­per­tos es­ta se­ma­na.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Que las ma­le­zas du­ras son un pro­ble­ma en to­das las zo­nas del país no es nin­gu­na no­ve­dad. Sin em­bar­go, sí lo es que los es­pe­cia­lis­tas ya le es­tán en­con­tran­do la vuel­ta al ma­ne­jo téc­ni­co pa­ra con­tro­lar la di­ver­si­dad de es­pe­cies y los pro­ble­mas.

Mar­ce­lo De la Vega, ex­per­to de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de esa pro­vin­cia, fue con­tun­den­te. “Con el uso ex­ce­si­vo de los agro­quí­mi­cos se bus­có sim­pli­fi­car los sis­te­mas, pe­ro los sis­te­mas son com­ple­jos”, sen­ten­ció an­te una nu­tri­da au­di­cien­cia que se reunió en “Cam­pus de Ma­le­zas”, una jor­na­da de ac­tua­li­za­ción que or­ga­ni­zó Dow en Pi­lar, en la que ade­lan­tó qué se­rá el sis­te­ma En­list pa­ra so­ja y maíz, que in­clui­rá se­mi­llas re­sis­ten­tes a gli­fo­sa­to, glu­fo­si­na­to de amo­nio y 2.4D y sus apro­pia­dos her­bi­ci­das.

El ex­per­to De la Vega di­jo que, ade­más de la im­por­tan­cia de la cien­cia, las so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas pa­ra las ma­le­zas pro­ble­ma se ba­san en la in­te­gra­ción de tec­no­lo­gías y prác­ti­cas cul­tu­ra­les. Así, no des­car­tó ha­cer una la­bran­za mí­ni­ma pa­ra erra­di­car una “ma­ta” de ma­le­zas en el lo­te, una idea que de­be acom­pa­ñar­se con la siem­bra de va­rie­da­des re­sis­ten­tes, los con­tro­les a tiem­po o la adop­ción de her­bi­ci­das pre-emer­gen­tes.

Por su par­te, otro ex­per­to con­tó los im­por­tan­tes pro­ble­mas que tie­nen en Cór­do­ba con las ma­le­zas. Fue Die­go Us­ta­rroz, del INTA Man­fre­di, quien coin­ci­dió con su co­le­ga tu­cu­mano en que los preemer­gen­tes son una muy bue­na he­rra­mien­ta pa­ra el con­trol de ma­le­zas, co­mo los her­bi­ci­das re­si­dua­les, aun­que en es­tos úl­ti­mos hay que de­ter­mi­nar ade­cua­da­men­te el mo­men­to de apli­ca­ción. “Ha­cia es­ta me­jo­ra de­ben ir los pro­duc­to­res. Dis­mi­nuir la erra­ti­ci­dad en la apli­ca­ción de her­bi­ci­das re­si­dua­les y pen­sar en mez­clas de pro­duc­tos que ten­gan di­fe­ren­te si­tio de ac­ción, pa­ra me­jo­rar la efi­ca­cia en los con­tro­les”, con­clu­yó Us­ta­rroz.

Por su par­te, Ra­món Gi­gón, in­ves­ti­ga­dor de la Cha­cra Ex­pe­ri­men­tal Ba­rrow, del INTA, y con­sul­tor, tam­bién ad­vir­tió so­bre la im­por­tan­cia de es­tra­te­gias in­te­gra­das pa­ra lo­grar efi­ca­cia en el con­trol. De acuer­do a Gi­gón, en su zo­na de tra­ba­jo (el sud­es­te/sud­oes­te de Bue­nos Ai­res), es­to es cla­ve, ya que allí li­dian con el rai­grás, una es­pe­cie con re­sis­ten­cia cru­za­da a va­rios prin­ci­pios ac­ti­vos.

En es­te equi­po, Mar­ce­lo Metz­ler, es­pe­cia­lis­ta del INTA Pa­ra­ná, di­jo que no es lo mis­mo con­tro­lar ma­le­zas que ma­ne­jar un sis­te­ma más abar­ca­dor. Ex­pli­có que con­tro­lar ma­le­zas es so­lu­cio­nar un pro­ble­mas sen­ci­lla­men­te, pe­ro ma­ne­jar el sis­te­ma sig­ni­fi­ca apo­yar­se en nu­me­ro­sos he­rra­mien­tas, co­mo cul­ti­vos re­sis­ten­tes, di­se­ño de siem­bras, ro­ta­cio­nes, la­bo­reos mí­ni­mos y pro­duc­tos quí­mi­cos. Así, ha­brá un con­trol efi­caz. Se pue­de. t

Cien­cia. De izq. a der., Gi­gón, De la Vega, Metz­ler y Us­ta­rroz.

Yu­yo co­lo­ra­do. Una es­pe­cie ex­ten­di­da en to­das las zo­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.