Cae la fer­ti­li­dad pam­pea­na

Es por el au­men­to de la pro­duc­ción que se lo­gró con me­nor re­po­si­ción de nu­trien­tes, di­ce el INTA Bal­car­ce.

Clarin - Rural - - EL MANEJO AGRÍCOLA - Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

la Ar­gen­ti­na, al­re­de­dor 120 mi­llo­nes de hec­tá­reas afec­ta­das por pro­ce­sos de ero­sión hí­dri­ca y eó­li­ca. Ba­jo es­te con­tex­to de de­gra­da­ción am­bien­tal, los téc­ni­cos del INTA Bal­car­ce (Bue­nos Ai­res) ana­li­za­ron el es­ta­do de los sue­los de la Re­gión Pam­pea­na.

De acuer­do con la téc­ni­ca Mer­ce­des Ey­he­ra­bi­de, “la pro­duc­ción de gra­nos se in­cre­men­tó sus­tan­cial­men­te du­ran­te los úl­ti­mos años en la re­gión pam­pea­na, lo que ge­ne­ró una ma­yor ex­trac­ción de nu­trien­tes por par­te de los cultivos”.

A es­to se le su­ma la dis­mi­nu­ción de ma­te­ria or­gá­ni­ca dis­po­ni­ble en los sue­los, co­mo con­se­cuen­cia de la fal­ta de cier­tas prác­ti­cas co­mo la caí­da de las ro­ta­cio­nes con pas­tu­ras, el au­men­to de la fre­cuen­cia de soja con una ma­yor ex­trac­ción de mi­cro­nu­trien­tes y me­nor apor­te de car­bono, y la es­ca­sa o nu­la apli­caEn ción de mi­cro­nu­trien­tes.

En con­se­cuen­cia, la de­fi­cien­cia de es­tos ele­men­tos en el sue­lo afec­ta di­rec­ta­men­te en los pro­ce­sos cla­ve re­la­cio­na­dos con el cre­ci­mien­to y la ca­li­dad nu­tri­cio­nal de los cultivos, sos­tie­ne el tra­ba­jo.

Co­mo re­sul­ta­do de la fal­ta de bue­nas prác­ti­cas, se­gún el tra­ba­jo, los aná­li­sis de los sue­los de la Re­gión Pam­pea­na arro­jan que la ma­te­ria or­gá­ni­ca se re­du­jo un 27 por cien­to a cau­sa de un ne­ga­ti­vo ba­lan­ce de car­bono. Por su par­te, otro pa­rá­me­tro en el que se re­fle­ja es­to es en el pH que se re­du­jo un 5 por cien­to, res­pec­to de sus ni­ve­les ini­cia­les.

“Es­ta va­ria­ción en la aci­dez del sue­lo po­dría in­ci­dir so­bre la dis­po­ni­bi­li­dad de los mi­cro­nu­trien­tes”, ex­pli­ca Ey­he­ra­bi­de.

En­ton­ces se re­fi­rió a lo que pa­sa con ca­da uno de es­tos mi­cro­nu­trien­tes. El zinc ba­jó un 72 por cien­to, res­pec­to de los sue­los ori­gi­na­rios.

“Ca­si to­da la pro­vin­cia de Cór­do­ba, su­r­oes­te de San­ta Fe, no­res­te y su­r­oes­te de Bue­nos Ai­res mos­tra­ron va­lo­res ba­jos de zinc, lo que in­di­ca que es­te mi­cro­nu­trien­te po­dría li­mi­tar el cre­ci­mien­to de cultivos sen­si­bles a la de­fi­cien­cia tales co­mo maíz y soja”, in­di­ca la téc­ni­ca res­pec­to a la zo­na nú­cleo.

El bo­ro es otro ca­so en el que se pro­du­jo una re­duc­ción sig­ni­fi­ca­ti­va de su do­ta­ción, del or­den de 31 por cien­to, sos­tie­ne la in­ves­ti­ga­ción.

Por el con­tra­rio, el co­bre, el hiees­tán rro y el man­ga­ne­so, se in­cre­men­ta­ron en los sue­los.

El co­bre cre­ció en­tre 4 y 7 ve­ces ma­yor que el ran­go de ni­ve­les crí­ti­cos, y el hie­rro y man­ga­ne­so tu­vie­ron un le­ve in­cre­men­to.

“Al re­du­cir­se el pH y aci­di­fi­car los sue­los se po­dría dar lu­gar a una re­dis­tri­bu­ción de nu­trien­tes, in­cre­men­tan­do la dis­po­ni­bi­li­dad de am­bos”, con­clu­ye el tra­ba­jo, res­pec­to a es­tas al­zas.

El con­te­ni­do de ma­te­ria or­gá­ni­ca ba­jó un 27 por cien­to, en pro­me­dio

Sue­los. Más áci­dos y em­pro­bre­ci­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.