Un ce­real con so­lu­cio­nes de al­to im­pac­to

Las ma­le­zas le pe­gan tam­bién al maíz y las em­pre­sas unen es­fuer­zos pa­ra bus­car so­lu­cio­nes, en un año que se­rá de fuer­te ex­pan­sión en el cul­ti­vo. >

Clarin - Rural - - EL CONGRESO DE AAPRESID - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

maíz es el cul­ti­vo del que to­dos ha­bla­ron du­ran­te el viEn­ton­ces, gé­si­mo cuar­to con­gre­so de Aa­pre­sid, en Ro­sa­rio. Por eso, en el pa­nel “Tec­no­lo­gías de maíz en el ma­ne­jo de ma­le­zas”, se des­ta­có que, fren­te al au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de su su­per­fi­cie, en es­ta cam­pa­ña se­rá cla­ve efi­cien­ti­zar el ma­ne­jo de las ma­le­zas en lo­tes des­ti­na­dos a la siem­bra del ce­real.

Asi­mis­mo, en el pa­nel se hi­zo hin­ca­pié en que, an­te la fal­ta de nue­vas so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas en el lar­go pla­zo, hay que ajus­tar al má­xi­mo el ma­ne­jo pa­ra no per­der ren­di­mien­to.

En­ton­ces y te­nien­do en cuen­ta que en las re­gio­nes ar­gen­ti­nas hay una pre­sión cre­cien­te de ma­le­zas e in­sec­tos, las em­pre­sas es­tán unien­do sus fuer­zas y co­no­ci­mien­to pa­ra acer­car­le al pro­duc­tor so­lu­cio­nes me­jo­ra­das.

El téc­ni­co Claudio Pas­tor, a ca­rEl go de es­te ta­ller, co­men­tó que “por ocho años, apro­xi­ma­da­men­te, no ha­brá nue­vas mo­lé­cu­las her­bi­ci­das que con­tro­len a las ma­le­zas”.

Es­to sig­ni­fi­ca­rá, agre­gó, afron­tar el desafío de di­ver­si­fi­car el ma­ne­jo téc­ni­co, asu­mir la im­por­tan­cia de ro­tar cul­ti­vos, dis­mi­nuir -me­dian­te prác­ti­cas sus­ten­ta­bles- los ries­gos de crear nue­vas re­sis­ten­cias en ma­le­zas y pen­sar en el im­pac­to am­bien­tal de las prác­ti­cas de ma­ne­jo.

De es­ta for­ma, ¿qué bue­nas op­cio­nes tec­no­ló­gi­cas tie­nen los pro­duc­to­res pa­ra ma­ne­jar la pre­sión

La nue­va ge­né­ti­ca maicera per­mi­ti­rá aho­rrar pro­duc­to y ba­jar los cos­tos

cre­cien­te de ma­le­zas y pla­gas?

Pas­tor, que es ge­ren­te de Ser­vi­cio Téc­ni­co de Ni­de­ra, co­men­tó que es­tán sur­gien­do en el mer­ca­do de se­mi­llas del maíz com­bi­na­cio­nes ge­né­ti­cas y de pro­duc­to, con even­tos trans­gé­ni­cos ya exis­ten­tes, con los que se lo­gra ele­var los ren­di­mien­tos y ma­ne­jar el sis­te­ma. Tam­bién se ahorra pro­duc­to, se ba­jan los cos­tos y se dis­mi­nu­ye el im­pac­to am­bien­tal.

Lo eco­nó­mi­co es cla­ve, re­cor­dó el téc­ni­co. En los úl­ti­mos años el au­men­to de los cos­tos pa­ra ma­ne­jar a las ma­le­zas du­ras fue sig­ni­fi­ca­ti­vo, al pun­to de im­pac­tar en la de­ci­sión del arren­da­mien­to de un cam­po. Pas­tor apro­ve­chó la opor­tu­ni­dad pa­ra re­fe­rir­se a un com­bo que ar­mó su com­pa­ñía con el apo­yo de la ale­ma­na Basf. Uno pu­so el hí­bri­do AX 7822 CLVT3P­ro y el otro el her­bi­ci­da On Duty Plus. Es­te hí­bri­do, ex­pli­có, por­ta una ge­né­ti­ca com­ple­ta que brin­da, co­mo ca­rac­te­rís­ti­ca diferencial, la re­sis­ten­cia a her­bi­ci­das de la fa­mi­lia de la imi­da­zo­li­no­nas, el Clear­field (CL), ade­más de re­sis­ten­cia a gli­fo­sa­to. Por su par­te, el “On Duty” apor­ta re­si­dua­li­dad a las aplicaciones y el “Plus” se re­fie­re a la pre­sen­cia de la mo­lé­cu­la Ki­xor.

De es­ta ma­ne­ra, el téc­ni­co co­men­tó que es­te hí­bri­do de maíz es­tá pen­sa­do pa­ra re­gio­nes con se­ve­ros pro­ble­mas de ma­le­zas, co­mo son el nor­te de Cór­do­ba y San­ta Fe, el NOA y el NEA, ya que con una úni­ca ge­né­ti­ca se pue­de tra­ba­jar con tres mo­dos de ac­ción di­fe­ren­tes, de acuer­do a la pro­ble­má­ti­ca en el lo­te.

De es­ta for­ma, es­ta so­lu­ción tec­no­ló­gi­ca per­mi­te la di­ver­si­fi­ca­ción al ma­ne­jo tra­di­cio­nal que se vie­ne ha­cien­do en la pre-siem­bra del maíz, ba­sa­do en la apli­ca­ción de gli­fo­sa­to más 2,4D, atra­zi­na y ace­to­clor y otro tra­ta­mien­to postemer­gen­te con gli­fo­sa­to.

Otro de los te­mas im­por­tan­tes que ac­tual­men­te que­da opa­ca­do por la pro­ble­má­ti­ca de ma­le­zas son las pla­gas. Con­si­de­ran­do que mu­chos hí­bri­dos de maíz de pri­me­ra se siem­bran tar­díos, la pre­sión de cier­tos in­sec­tos co­bra es­pe­cial re­le­van­cia por­que au­men­ta en la me­di­da que se re­tra­sa la fe­cha de siem­bra.

Se­gún Pas­tor, el nue­vo ma­te­rial por­ta la re­sis­ten­cia a in­sec­tos le­pi­dóp­te­ros, con buen con­trol de co­go­lle­ro, una de las pla­gas que au­men­ta su pre­sión so­bre el maíz con re­tra­so de la siem­bra. Ade­más, el VT Tri­ple Pro trae un plus de ren­di­mie­to y buen per­fil sa­ni­ta­rio, ce­rró el es­pe­cia­lis­ta.

En­ma­le­za­do. An­te un au­men­to de la su­per­fi­cie maicera, es­ta cam­pa­ña se­rá cla­ve efi­cien­ti­zar el ma­ne­jo de las ma­le­zas.

Mai­ce­ro. Claudio Pas­tor, ge­ren­te del Ser­vi­cio Téc­ni­co de Ni­de­ra Se­mi­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.