Arran­car la siem­bra con el pie de­re­cho

Clarin - Rural - - COMERCIALIZACIÓN -

Con el ob­je­ti­vo de rea­li­zar una bue­na im­plan­ta­ción de maíz, la Aso­cia­ción de Se­mi­lle­ros Ar­gen­ti­nos (ASA) hi­cie­ron foco en la rea­li­za­ción de un buen bar­be­cho. El bar­be­cho lar­go (an­tes de ju­lio) per­mi­te con­tro­lar me­jor las ma­le­zas sin au­men­tar la do­sis de her­bi­ci­das, por­que to­da­vía hay su­fi­cien­te hu­me­dad edá­fi­ca, las tem­pe­ra­tu­ras no son tan ba­jas y las ma­le­zas es­tán en pe­rio­do ju­ve­nil. Es­to per­mi­te co­men­zar la siem­bra con el lo­te lim­pio, ade­más de acu­mu­lar agua en el per­fil del sue­lo, lo que nos ase­gu­ra­rá una bue­na emer­gen­cia. El bar­be­cho cor­to (fi­nes de agos­to, prin­ci­pio de sep­tiem­bre) en cam­bio, es me­nos con­ve­nien­te por­que el sue­lo es­tá se­co y las ma­le­zas gran­des, por lo tan­to su con­trol es más di­fi­cul­to­so y cos­to­so. En es­ta eta­pa las ma­le­zas ya con­su­mie­ron agua y nu­trien­tes des­ti­na­dos al maíz y apor­ta­ron se­mi­llas al sue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.