En Ro­sa­rio, se de­ba­tió so­bre un nue­vo sal­to en el rin­de so­je­ro

El sim­po­sio de Do­nMa­rio se cen­tró en el rol de la ge­né­ti­ca.

Clarin - Rural - - TAPA - RO­SA­RIO. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Juan I. Mar­tí­nez Dod­da cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Uno de los pi­la­res pa­ra in­cre­men­tar el ren­di­mien­to de la so­ja es apro­ve­char al má­xi­mo su “cha­sis” ge­né­ti­co, ajus­tán­do­lo a las me­jo­res con­di­cio­nes am­bien­ta­les (prin­ci­pal­men­te agua y de­man­da nu­tri­cio­nal), con­tro­lan­do ma­le­zas y do­si­fi­can­do in­su­mos a par­tir de un ma­ne­jo va­ria­ble.

Es­te fue el pa­que­te te­má­ti­co que se desa­rro­lló en el mar­co de la jor­na­da de ac­tua­li­za­ción téc­ni­ca que el se­mi­lle­ro Do­nMa­rio hi­zo en Ro­sa­rio, pre­vio al ini­cio de la siem­bra de la olea­gi­no­sa, y al que asis­tió Cla­rín Ru­ral.

Hoy, la gran apues­ta del “mun­do so­je­ro” es cre­cer ver­ti­cal­men­te y ha­cer­lo a pu­ro ren­di­mien­to.

El ase­sor pri­va­do Ra­mi­ro Ca­rre­te­ro abrió el sim­po­sio y ana­li­zó la di­ná­mi­ca del agua pa­ra es­te ci­clo 2016/17 y ha­bló de la “caja ac­tual” es­to es, el agua útil al­ma­ce­na­da y la na­pa y el flu­jo pro­yec­ta­do, o sea, los pro­nós­ti­cos.

Pa­ra el téc­ni­co, en la in­fluen­cia de na­pa no de­be ha­ber in­cer­ti­dum­bre por­que “se pue­de me­dir, es lo que sa­be­mos”. En cuan­to a lo in­cier­to, el apor­te de llu­vias, es­ti­mó que se es­pe­ra un año neu­tro o Ni­ña dé­bil. “Es un año pa­ra ser más ofen­si­vos que de­fen­si­vos, sem­brar tem­prano y acor­tar gru­pos de ma­du­rez”, re­su­mió ha­cien­do la sal­ve­dad de las par­ti­cu­la­ri­da­des zo­na­les que ca­da pro­duc­tor de­be te­ner en cuen­ta.

Lue­go de Ca­rre­te­ro fue el turno del re­fe­ren­te en ma­le­zas del INTA Man­fre­di, Die­go Us­ta­rroz. El ex­per­to cen­tró su di­ser­ta­ción en di­fe­ren­tes es­tra­te­gias pa­ra el con­trol de los yu­yos co­lo­ra­dos (las Ama­rant­han­ceas pal­me­ri y qui­ten­sis).

“Es fun­da­men­tal evi­tar la pro­duc­ción de se­mi­llas”, re­su­mió. Pa­ra lo cual, has­ta se ani­mó a de­cir que si se lle­ga a co­se­cha con po­cas ma­le­zas “hay que pen­sar en una re­mo­ción ma­nual”.

Lue­go, Agus­tín Pa­ga­ni, de la em­pre­sa Cla­rion, re­pa­só lo que aún que­da por cre­cer a par­tir de la agri­cul­tu­ra de pre­ci­sión. “Hoy a par­tir de un ma­pa de ren­di­mien­to, es­ti­man­do la con­cen­tra­ción de fós­fo­ro en grano, se pue­de me­dir ex­por­ta­ción del nu­trien­te y de­ter­mi­nar zo­nas del cam­po don­de la ren­ta­bi­li­dad es más ba­ja”.

Al re­fe­rir­se a la so­ja, re­co­no­ció que “hoy Ar­gen­ti­na tie­ne una deu­da pen­dien­te con el fós­fo­ro” y mos­tró que en la re­gión pam­pea­na en lo­tes con 0 a 7 par­tes por mi­llón se pue­den al­can­zar 20 por cien­to de in­cre­men­to de rin­de fer­ti­li­zan­do. “En un am­bien­te con 5.000 ki­los por hec­tá­rea de po­ten­cial de ren­di­mien­to son 1.000 ki­los más, por lo que ahí, no fer­ti­li­zar es des­ca­be­lla­do”, di­jo.

Ade­más, pu­so so­bre el ta­pe­te la po­si­bi­li­dad de ha­cer mues­treos en gri­lla pa­ra cuan­ti­fi­car va­ria­ción de nu­trien­tes en vez de una mues­tra por hec­tá­rea. “En­con­tra­mos una ven­ta­ja eco­nó­mi­ca de al­re­de­dor de 20 dó­la­res por hec­tá­rea de la fer­ti­li­za­ción va­ria­ble ver­sus la fer­ti­li­za­ción uni­for­me”, mos­tró.

“Ve­mos que se po­dría pa­sar de los 2.900 ki­los por hec­tá­rea de rin­de pro­me­dio na­cio­nal a 4.000 ki­los y eso sig­ni­fi­ca­ría al­can­zar las 80 mi­llo­nes de to­ne­la­das sin au­men­tar su­per­fi­cie”, re­su­mió el di­rec­tor de Ne­go­cios La­tam Sur de Do­nMa­rio, Ob­du­lio San Martín. Y agre­gó: “La agri­cul­tu­ra se ha ido com­ple­ji­zan­do y cree­mos que es­to se pue­de lo­grar con co­no­ci­mien­to, pe­ro tam­bién es im­por­tan­te el re­co­no­ci­mien­to de la pro­pie­dad in­te­lec­tual pa­ra po­der se­guir desa­rro­llan­do la me­jor tec­no­lo­gía”.

Fi­nal­men­te, el ge­ren­te de Desa­rro­llo de la fir­ma de Cha­ca­bu­co, Ro­dri­go Igle­sias, pre­sen­tó las nue­vas va­rie­da­des pa­ra la cam­pa­ña 2016/17 y pu­so el ojo so­bre la fa­len­cia de fós­fo­ro, la fal­ta de ro­ta­cio­nes y la com­pac­ta­ción, co­mo re­duc­to­res del ren­di­mien­to po­ten­cial al­can­za­ble.

El téc­ni­co, ade­más de re­pa­sar los ma­te­ria­les de pun­ta pa­ra es­ta cam­pa­ña, apor­tó co­mo da­to que las va­rie­da­des de so­ja ten­drán una nue­va no­men­cla­tu­ra con las le­tras “R” y la “i” pa­ra iden­ti­fi­car la bio­tec­no­lo­gía RR1 o el even­to In­tac­ta. Las nue­vas va­rie­da­des del se­mi­lle­ro con In­tac­ta, en­ton­ces, son la DM 53i53 IPRO y DM 61i61 IPRO STS; mien­tras que en RR1 se des­ta­can 40R16 (“si­mi­lar a 3810 pe­ro con más rin­de)” y 62R63.

Ob­du­lio San Martín Di­rec­tor de Do­nMa­rio

Ya que la agri­cul­tu­ra se com­ple­ji­za, co­bra im­por­tan­cia el re­co­no­cer la pro­pie­dad in­te­lec­tual pa­ra po­der desa­rro­llar la me­jor tec­no­lo­gía

Ra­mi­ro Ca­rre­te­ro Ase­sor téc­ni­co

Es­te es un año pa­ra ser más ofen­si­vos que de­fen­si­vos en el ma­ne­jo, sem­brar tem­prano y ele­gir gru­pos de ma­du­rez más cor­tos

Agus­tín Pa­ga­ni Ex­per­to en agric. de pre­ci­sión

En am­bien­tes con 0 a 7 par­tes por mi­llón de fós­fo­ro, la fer­ti­li­za­ción con es­te nu­trien­te re­pre­sen­ta un 20 por cien­to más de rin­de de so­ja

So­ji­ta lin­da. Ex­plo­tar to­da las vi­tur­des de la ge­né­ti­ca per­mi­ti­rá un cre­ci­mien­to ver­ti­cal en el ren­di­mien­to del cul­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.