Pe­gan­do la vuel­ta

La olea­gi­no­sa es uno de los cul­ti­vos que más es­pa­cio ha­bía per­di­do en los plan­teos de la tra­di­cio­nal zo­na gi­ra­so­le­ra, el oes­te bo­nae­ren­se. Los pro­duc­to­res y téc­ni­cos lo pon­de­ran co­mo una he­rra­mien­ta de di­ver­si­fi­ca­ción y es­ta­bi­li­dad.

Clarin - Rural - - TAPA - TRENQUE LAUQUEN, BS. AS. ENV. ES­PE­CIAL Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

El gi­ra­sol es uno de los cul­ti­vos que más es­pa­cio ha­bía per­di­do den­tro de las ro­ta­cio­nes en su tra­di­cio­nal zo­na de siem­bra, el oes­te bo­nae­ren­se. En su re­gre­so, los pro­duc­to­res y téc­ni­cos lo pon­de­ran co­mo una he­rra­mien­ta de di­ver­si­fi­ca­ción

la cam­pa­ña de gi­ra­sol y la siem­bra del cultivo vie­ne ba­jan­do de nor­te a sur del país. Una de las tra­di­cio­na­les zo­nas gi­ra­so­le­ras, el oes­te bo­nae­ren­se, es­tá pró­xi­ma a ini­ciar la cam­pa­ña. Por eso, pro­duc­to­res y téc­ni­cos ya se alis­tan pa­ra las ta­reas y le cuen­tan a Cla­rín Ru­ral so­bre la vuel­ta de la olea­gi­no­sa a las ro­ta­cio­nes.

En Trenque Lauquen, se reunie­ron cua­tros pro­duc­to­res gi­ra­so­le­ros que re­no­va­ron sus ex­pec­ta­ti­vas con el cultivo pa­ra es­ta cam­pa­ña. Ellos pon­de­ran la im­por­tan­cia de es­te cultivo co­mo una he­rra­mien­ta de di­ver­si­fi­ca­ción y ha­blan de las ex­pec­ta­ti­vas y los desafíos pa­ra es­ta cam­pa­ña.

Jor­ge Har­guin­degy es ase­sor téc­ni­co pa­ra una em­pre­sa con ba­se en Amé­ri­ca, más la siem­bra de otros cam­pos en Bo­lí­var y Sa­li­que­ló, to­dos en Bue­nos Ai­res, tam­bién en el es­te de La Pam­pa y en el sur y nor­te de En­tre Ríos.

Se­gún el téc­ni­co, una de las ma­yo­res preo­cu­pa­cio­nes en la pla­ni­fi­ca­ción y pa­ra en­ca­rar la siem­bra de un cultivo com­pe­ti­ti­vo es­ta cam­pa­ña es que no hay un va­lor de re­fe­ren­cia. “Las em­pre­sas pa­gan un pre­cio de fu­tu­ro que si­gue sien­do me­nor que la so­ja y te­nien­do en cuen­ta que el gi­ra­sol ya no tie­ne re­ten­cio­nes”, ex­pli­ca el téc­ni­co. De es­ta for­ma, di­ce que ter­mi­na ocu­pan­do un lu­gar en la ro­ta­ción den­tro los peo­res am­bien­tes, tam­po­co se pue­de de­ter­mi­nar cre­cer en el área sem­bra­da o de­ci­dir la apli­ca­ción de más tec­no­lo­gía.

Uno de los te­mas im­por­tan­tes que es­tá ca­rac­te­ri­zan­do la cam­pa­ña es la con­fian­za de los pro­duc­to­res pa­ra se­guir pen­san­do en la co­yun­tu­ra o ha­cer­lo de­fi­ni­ti­va­men­te en el lar­go pla­zo, te­nien­do en cuen­ta que el con­tex­to cam­bió.

De acuer­do a Har­guin­degy, “to­da­vía es­tá muy me­ti­do en to­ma de las de­ci­sio­nes del pro­duc­tor el cor­to pla­zo, por eso hay po­co in­te­rés en las in­ver­sio­nes. Es cier­to que la vi­sión de es­te año no es la del año pa­sa­do, pe­ro de ahí a pen­sar en cam­bios es­truc­tu­ra­les aun fal­ta mu­cho”, acla­ra.

Ese mis­mo con­tex­to al que ha­ce re­fe­ren­cia el téc­ni­co tam­bién im­pac­tó en el ma­ne­jo del sis­te­ma con la adop­ción de prác­ti­cas que de­to­na­ron di­fe­ren­tes pro­ble­má­ti­cas.

Al res­pec­to, Har­guin­degy opi­na, con­si­de­ran­do que su em­pre­sa siem­bra en mu­chos am­bien­tes fráCo­men­zó gi­les, que “en el oes­te no se ve­rá lo que vie­ron nues­tros pa­dres que fue la ero­sión pe­ro, ob­via­men­te, en fer­ti­li­dad ba­ja­mos un es­ca­lón. Y las ma­le­zas son el pro­ble­ma más gra­ve de cor­to y me­diano pla­zo”, ad­vier­te, a lo que agre­ga que hay más cues­tio­nes que lo es­tán aler­tan­do so­bre que en los sis­te­mas al­go es­tá pa­san­do.

“En años con muy bue­nas llu­vias, co­mo la cam­pa­ña pa­sa­da, en aque­llos lo­tes con bue­na his­to­ria

Por la fal­ta de un mer­ca­do con pre­cio fir­me, el gi­ra­sol ter­mi­na ocu­pan­do un lu­gar en la ro­ta­ción den­tro los peo­res am­bien­tes Jor­ge Har­guin­degy Ase­sor téc­ni­co

Las con­di­cio­nes hí­dri­cas ac­tua­les son muy bue­nas y el gi­ra­sol es el que es­tá con me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra sem­brar­se Fer­nan­do Ne­gri Pro­duc­tor

El gi­ra­sol aporta es­ta­bi­li­dad al sis­te­ma. Qui­zás no sea el cultivo más ren­ta­ble, pe­ro in­cluir­lo le ba­ja el ries­go al sis­te­ma Fer­nan­do Eleno Ase­sor téc­ni­co

En los años di­fí­ci­les per­di­mos la ca­pa­ci­dad de desa­rro­llar­nos. Fue un desafío man­te­ner­se, cre­cer y tu­vi­mos que in­vo­lu­crar­nos más Ru­bén Ra­dío Con­tra­tis­ta y pro­duc­tor

agrí­co­la tu­vie­ron ren­di­mien­tos su­pe­rio­res con­tra los lo­tes en mo­no­cul­ti­vo. Ese es un sín­to­ma cla­ro de que los sis­te­mas es­tá re­sen­ti­dos. Las de­ci­sio­nes ac­tua­les nos es­tán en­deu­dan­do a cuen­ta de un fu­tu­ro. Hoy es­pe­re­mos vol­ver a las ro­ta­cio­nes, a la pla­ni­fi­ca­ción, a la tec­no­lo­gía y de­vol­ver al­go de eso que nos lle­va­mos en es­tos años”, se la­men­ta.

Otro gi­ra­so­le­ro de la zo­na es el pro­duc­tor Fer­nan­do Ne­gri. El es par­te de una em­pre­sa fa­mi­liar, El Ma­llín, que ma­ne­ja cam­pos en Trenque Lauquen y 30 de Agosto, Tres Lo­mas, Dai­reaux, en Bue­nos Ai­res, y tam­bién en Ca­tri­ló y Ma­ca­chín, La Pam­pa.

Ne­gri tam­bién re­pa­só los prin­ci­pa­les pun­tos que des­ta­có Har­guin­degy.

“Pa­ra sem­brar gi­ra­sol el año pa­sa­do lo úni­co que ha­bía era es­pe­ran­za y que co­mo pro­duc­tor uno pen­sa­ba que se si se sem­bra­ba po­co, qui­zás se po­día cap­tu­rar un me­jor pre­cio. De lo con­tra­rio, no ha­bía nin­gu­na ra­zón ló­gi­ca pa­ra ha­cer­lo. Es­te año tam­po­co hay un mer­ca­do fir­me que si­ga alen­tan­do pe­ro, al me­nos, es un cultivo sin re­ten­cio­nes que se ha­rá con me­jo­res ex­pec­ta­ti­vas”, sos­tie­ne el pro­duc­tor.

Ya pen­san­do en el nue­vo ci­clo, di­ce Ne­gri, “la con­di­ción es muy bue­na. Las con­di­cio­nes hí­dri­cas ac­tua­les son bue­nas, aun­que no

te ase­gu­ran na­da pe­ro, en­tre los cul­ti­vos de la grue­sa, el gi­ra­sol es el que es­tá con me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra sem­brar­se. Y tam­bién el maíz tem­prano, de­pen­dien­do el am­bien­te”, sos­tu­vo.

Ne­gri tam­bién ha­ce un apar­ta­do pa­ra des­ta­car que los sis­te­mas del oes­te bo­nae­ren­se per­die­ron po­ten­cial.

“Los cam­bios no son me­di­bles co­mo si se pue­de cuan­ti­fi­car un cam­bio de fós­fo­ro en el sue­lo, por ejem­plo, pe­ro sa­be­mos que cier­tas de­ci­sio­nes que to­ma­mos fue­ron en con­tra de la sus­ten­ta­bi­li­dad. Nor­mal­men­te, es­tas de­ci­sio­nes las to­ma­mos ba­jo pre­sión o se de­ci­den es­tra­te­gias de ma­ne­jo de­fen­si­vas se co­men­ten erro­res”, re­co­no­ce y aña­de que, por esas ca­ren­cias de es­tos años, su em­pre­sa ya de­ci­dió apos­tar a ele­var la do­sis de fer­ti­li­zan­te en un 30-35 por cien­to en ni­tró­geno, fós­fo­ro y azu­fre pa­ra es­te año.

Al con­cluir, Ne­gri pen­só en su úl­ti­ma re­fle­xión y re­afir­ma, a mo­do de desafío. “Nues­tro ob­je­ti­vo, a par­tir de aho­ra, es es­ta­bi­li­zar los ren­di­mien­tos de los cul­ti­vos que sem­bra­mos y eso lo ha­re­mos a ba­se de más sus­ten­ta­bi­li­dad”, se­ña­la.

Fer­nan­do Eleno, ase­sor téc­ni­co de la em­pre­sa Lar­ti­ri­go­yen pa­ra esa zo­na, aten­dió cla­ra­men­te las opi­nio­nes de sus co­le­gas.

“Ve­nía­mos ma­ne­jan­do pro­duc­cio­nes de sub­sis­ten­cia ya que el pro­duc­tor ha­cía lo que lo man­te­nía en la ca­rre­ra de es­te ne­go­cio. En­ton­ces, se in­ten­ta­ba sem­brar de la for­ma más ren­ta­ble con el me­nor gas­to o cos­to. Na­die pen­sa­ba en una ro­ta­ción o en apli­car fer­ti­li­zan­te”, di­ce Eleno.

Sin em­bar­go, res­ca­ta una de las for­ta­le­zas de los sis­te­mas ro­ta­dos y que in­clu­yen a la olea­gi­no­sa. “El gi­ra­sol aporta es­ta­bi­li­dad. Qui­zás no sea el cultivo más ren­ta­ble, pe­ro in­cluir­lo le ba­ja el ries­go al sis­te­ma”, acla­ra. Y, pen­san­do en el pre­sen­te y el fu­tu­ro, di­ce que los úl­ti­mos años di­fí­ci­les ge­ne­ra­ron nue­vos desafíos y a la vez que do­ta­ron a los pro­duc­to­res de la ca­pa­ci­dad de adap­tar­se y su­pe­rar mo­men­tos di­fí­ci­les”, con­clu­ye.

Tam­bién Ru­bén Ra­dío es con­tra­tis­ta de siem­bra y pro­duc­tor en el oes­te bo­nae­ren­se.

Res­pec­to a la co­yun­tu­ra, Ra­dío di­ce que, es­te año, man­ten­drá la su­per­fi­cie con gi­ra­sol y apos­ta­rá a la di­ver­si­fi­ca­ción con la siem­bra de los dis­tin­tos hí­bri­dos. “Sem­bra­ré un 40 por cien­to con gi­ra­sol con­ven­cio­nal, 30 por cien­to de al­to olei­co y 30 por cien­to con­fi­te­ro”, des­cri­be.

Y con­clu­ye que, en los años di­fí­ci­les per­di­mos la ca­pa­ci­dad de desa­rro­llar. Fue un desafío man­te­ner­se, cre­cer y eso te obli­ga­ba a ha­cer ma­ne­jos dis­tin­tos o te in­vo­lu­cra­bas en otros as­pec­tos ter­cia­ri­za­dos. Sin du­das, nos pe­gó a to­dos pe­ro tam­bién agi­li­zó, en­tre los as­pec­tos po­si­ti­vos”.

Por aho­ra, el avan­ce de siem­bra es del 25 por cien­to, cen­tra­do en el nor­te del país

.

En es­pe­ra. De izq. a der., Fer­nan­do Ne­gri, Ru­bén Ra­dío, Jor­ge Har­guin­degy y Fer­nan­do Eleno se es­pe­ran­zan con vol­ver a las bue­nas prác­ti­cas de ma­ne­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.