Trigo: a cui­dar la sa­ni­dad

En el ce­real, la pre­sión sa­ni­ta­ria es nor­mal. La zo­na nú­cleo tie­ne pro­ble­mas pun­tua­les con man­chas y ro­ya.

Clarin - Rural - - LOS CULTIVOS DE INVIERNO -

En el pro­me­dio de la re­gión, el trigo es­tá atra­ve­san­do la eta­pa del ma­co­lla­je. La con­di­ción cli­má­ti­ca fa­vo­ra­ble en la ma­yo­ría de las zo­nas con­ti­núa abas­te­cien­do al cultivo con hu­me­dad óp­ti­ma pa­ra co­men­zar a desa­rro­llar las eta­pas crí­ti­cas de su ci­clo fe­no­ló­gi­co. Y, en cier­tas zo­nas, co­men­za­ron a re­gis­trar­se pro­ble­mas pun­tua­les de en­fer­me­da­des.

Así lo do­cu­men­ta un in­for­me fi­to­pa­to­ló­gi­co di­fun­di­do por el INTA Per­ga­mino y ela­bo­ra­do por los téc­ni­cos Fer­nan­do Jec­ke, Lu­cre­cia Cou­re­tot, Ge­rar­do Mag­no­ne, Her­nán Rus­sian y Ana­be­lla Sa­moi­llof, en las re­co­rri­das rea­li­za­das por las lo­ca­li­da­des de Sal­to, Per­ga­mino y San An­to­nio de Are­co se de­tec­ta­ron en la ma­yo­ría de los lo­tes in­fec­cio­nes ba­sa­les de man­cha ama­ri­lla (Dechs­le­ra tri­ti­ci-re­pe­tins). En ese in­for­me, tam­bién se acla­ra la de­tec­ción con ba­jo ni­ve­les de in­ci­den­cia de sep­to­rio­sis (Sep­to­ria tri­ti­ci), ma­yor­men­te en el par­ti­do de San An­to­nio de Are­co, muy vin­cu­la­do a las ma­yo­res pre­ci­pi­ta­cio­nes.

Ya en Per­ga­mino se re­gis­tra­ron los pri­me­ros ca­sos de ro­ya de la ho­ja (Puc­ci­nia tri­ti­ci­na), re­por­ta el in­for­me.

En esa mis­ma zo­na, la ce­ba­da tam­bién pro­gre­sa en su ci­clo y, más ade­lan­ta­da que el trigo, ya es­tá en­tran­do en la en­ca­ña­zón en los lo­tes de siem­bra tem­pra­na. Por su par­te, es­tán en ma­co­lla­je los lo­tes de siem­bra más tar­día.

Se­gún el in­for­me que pre­sen­ta­ron los téc­ni­cos, el es­ta­do ge­ne­ral del cultivo es muy bueno, pe­ro re­gis­tró da­ño por frío. Asi­mis­mo, hay pre­va­len­cia de man­cha en red, con in­te­si­da­des en­tre ba­jas y mo­de­ra­das. En los ca­sos en los que hay an­te­ce­sor ce­ba­da, la in­ci­den­cia de es­ta en­fer­me­dad es al­ta.

Por su par­te, tam­bién cre­ce la pre­sión de otra en­fer­me­dad en es­te ce­real. Se tra­ta de es­cal­da­du­ra, un pa­tó­geno que se vio fa­vo­re­ci­do en su desa­rro­llo por las tem­pe­ra­tu­ras ba­jas y la al­ta hu­me­dad re­la­ti­va.

En­tre los consejos que brin­da­ron los téc­ni­cos re­co­men­da­ron ha­cer un buen diag­nós­ti­co de la en­fer­me­dad, co­rre­la­cio­nar las ob­ser­va­cio­nes con la sus­cep­ti­bi­li­dad de las va­rie­da­des sem­bra­das a esa en­fer­me­dad y, lue­go, de­ci­dir el fun­gi­ci­da co­rrec­ta a apli­car. Es­te con­jun­to de de­ci­sio­nes, con­clu­ye el in­for­me, per­mi­ti­rá con­tro­les efi­cien­tes.

El trigo evo­lu­cio­nan­do sin com­pli­ca­cio­nes. A es­tar aten­tos a la sa­ni­dad pa­ra evi­tar sor­pre­sas. t

Man­cha ama­ri­lla. Co­mo en to­do ci­clo hú­me­do, el hon­go es­tá pre­sen­te en los lo­tes tri­gue­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.