Si tie­ne cuer­nos, hay que es­tar muy aler­ta

Clarin - Rural - - LOS CULTIVOS DE VERANO - Cla­rín Ru­ral cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

Van so­lo días del co­mien­zo de la siem­bra de maíz tem­prano, so­bre to­do, con las la­bo­res lo­ca­li­za­das en el cen­tro del país.

Por aho­ra, la fal­ta de hu­me­dad con­di­cio­na el avan­ce so­bre otras áreas que ya po­drían es­tar sem­bran­do el cul­ti­vo.

Sin em­bar­go, con las pla­gas no se pue­de ba­jar la guar­dia.

“El im­pac­to de la chin­che de los cuer­nos (Di­che­lops fur­ca­tus) vol­ve­rá a ser un gran pro­ble­ma pa­ra maí­ces en emer­gen­cia en mu­chas zo­nas”, aler­ta un in­for­me di­fun­di­do es­ta se­ma­na por la sec­ción de zoo­lo­gía agrí­co­la del INTA Per­ga­mino y con­fec­cio­na­da por Ni­co­lás Ian­no­ne. Y la ad­ver­ten­cia no es me­nor por­que es­tá di­ri­gi­da ha­cia al­gu­nas de las zo­nas mai­ce­ras más im­por­tan­te del país, co­mo el no­roes­te de Bue­nos Ai­res, sur de Cór­do­ba y de San­ta Fe.

La chin­che de los cuer­nos vie­ne avan­zan­do cam­pa­ña tras cam­pa­ña en los lo­tes de maíz y su ma­ne­jo se com­ple­ji­za. En los úl­ti­mos años, los re­gis­tros de ata­que es­ta­ban más re­la­cio­na­dos con Di­che­lops fur­ca­tus, sin em­bar­go, ya hay fo­cos de da­ño de otra es­pe­cie de es­tas chin­ches que vie­ne des­de Bra­sil y se tra­ta Di­che­lops me­la­cant­hus.

En el ca­so de la pri­me­ra y pa­ra al­gu­nas re­gio­nes del cen­tro del país ya hay ata­ques en tri­go, con lo cual to­do lle­va a pen­sar que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes lle­ga­rán al maíz.

La chin­che de los cuer­nos au­men­ta su pre­sión. Hay dos es­pe­cies pro­ble­ma

Por es­ta com­bi­na­ción de fac­to­res es que el INTA acon­se­ja re­vi­sar los lo­tes de maíz en im­plan­ta­ción o pró­xi­mos a sem­brar­se, con mo­ni­to­reos más ex­haus­ti­vos pa­ra es­tas es­pe­cies de chin­ches que tie­nen la par­ti­cu­la­ri­dad de ser muy es­cu­rri­di­zas, des­ta­ca el in­for­me. De­bi­do al com­por­ta­mien­to sin­gu­lar de es­ta es­pe­cie a la que es­tar es­con­di­da, los mo­ni­to­reos de­ben rea­li­zar­se a me­dia, lue­go de la eva­po­ra­ción del rocio y an­tes de la ho­ra de má­xi­ma irra­dian­cia.

Pa­ra es­ta cam­pa­ña, con­ti­núa el tra­ba­jo, las fuen­te de in­fes­ta­ción en ca­da lu­gar son muy di­ver­sas co­mo los tri­ga­les, las ma­le­zas hos­pe­de­ras o el ras­tro­jo, por eso hay que es­tar muy atentos.

Fi­nal­men­te, el in­for­me de INTA se­ña­la as­pec­tos cla­ve pa­ra el con­trol quí­mi­co.

En es­te sen­ti­do, de­ta­lla que la do­sis de­be ser un 30 a 50 por ma­yor a la ne­ce­sa­ria pa­ra con­tro­lar chin­che ver­de.

Ade­más, de­bi­do a que es una es­pe­cie que per­ma­ne­ce es­con­di­da gran par­te del día, su con­trol exi­ge una al­ta ca­li­dad de apli­ca­ción.

En es­te ca­so, agre­ga el in­for­ma, se ne­ce­si­ta lle­gar con las go­tas del ca­do de apli­ca­ción de­ba­jo de la bro­za y a to­dos los in­ters­ti­cios po­si­bles don­de es­tén pro­te­gi­das las chin­ches. Pa­ra al­can­zar el blan­co de apli­ca­ción, se de­ben lo­grar go­tas chi­cas y con el efec­to que pro­du­cen los pi­cos cono hue­co o si­mi­la­res, su­ma­do al uso de pre­sión en la apli­ca­ción. t

En maíz. Es­ta chin­che oca­sio­na se­ve­ros da­ños en el ce­real du­ran­te la im­plan­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.