La ganadería del fu­tu­ro va al co­rral

En San­ta Fe, Co­ne­car, uno de los feed­lots más im­por­tan­te del país, es el pri­me­ro con cer­ti­fi­ca­ción am­bien­tal. Efi­cien­cia, con ma­ne­jo de pro­ce­sos y tec­no­lo­gía.

Clarin - Rural - - TAPA - Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@clarin.com

Ro­ber­to Guer­cet­ti, pre­si­den­te de Co­ne­car, uno de los feed­lots más im­por­tan­te del país, ade­lan­ta que to­do el ci­clo ga­na­de­ro se ha­rá en el co­rral. La ges­tión sus­ten­ta­ble se­rá de­ci­si­va.

Pen­san­do en la ganadería de los pró­xi­mos años, ya hay em­pre­sas y pro­duc­to­res que es­tán tra­ba­jan­do de for­ma com­pe­ti­ti­va y tam­bién sus­ten­ta­ble.

Es el ca­so de feed­lot e in­dus­tria de ali­men­to ba­lan­cea­dos Co­ne­car, en la ciu­dad de Co­rrea, a cin­cuen­ta ki­ló­me­tros de Ro­sa­rio.

La em­pre­sa, re­cien­te­men­te, dio otro sal­to de ca­li­dad: es la pri­mer feed­lot del país en con­se­guir la cer­ti­fi­ca­ción “Sis­te­ma de Ges­tión Am­bien­tal (Nor­ma ISO 14001)”, otor­ga­da por el Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de Nor­ma­li­za­ción y Cer­ti­fi­ca­ción (IRAM).

Es­ta se­ma­na, con la sa­tis­fac­ción de es­ta bue­na no­ti­cia, Ro­ber­to Guer­cet­ti, pre­si­den­te y fun­da­dor de la fir­ma, re­ci­bió a Cla­rín Ru­ral y, mien­tras re­co­rría el es­ta­le­bi­mien­to, ha­bló de es­te nue­vo lo­gro y el rol de­ter­mi­nan­te que ten­drá la pro­duc­ción de car­ne a co­rral en el fu­tu­ro.

Co­ne­car es un en­cie­rre de punta que brin­da ser­vi­cios de ho­te­le­ría, ade­más ela­bo­rar ali­men­to en tres plan­tas in­dus­tria­les, dos en Car­ca­ra­ñá (San­ta Fe) y otra en Au­so­nia (Cór­do­ba). En­tre to­das, pro­du­cen 100.000 to­ne­la­das anua­les de di­fe­ren­tes pro­duc­tos.

De acuer­do a Guer­cet­ti, “fue­ron nue­ve me­ses de tra­ba­jo pa­ra con­se­guir la cer­ti­fi­ca­ción. El Sis­te­ma de Ges­tión Am­bien­tal es una va­li­da­ción de nues­tros pro­to­co­los y pro­ce­di­mien­tos am­bien­ta­les que ya es­ta­ban de­fi­ni­dos y que los prac­ti­cá­ba­mos co­ti­dia­na­men­te. To­da es­ta ges­tión la lo­gra­mos gra­cias al tra­ba­jo de la coor­di­na­ción de am­bien­te nues­tra em­pre­sa, a la vez que es­tu­vi­mos apun­ta­la­dos por la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Feed­lot”, se-

ña­la el pro­duc­tor. A su vez, agre­ga, que es­te ti­po de de­ci­sio­nes es­tra­té­gi­cas es uno de los ca­mi­nos pa­ra lle­gar a lo que se vie­ne.

En re­fe­ren­cia a las exi­gen­cias de la nor­ma­ti­va ISO 14001, el pro­duc­tor re­se­ña al­gu­nos as­pec­tos im­por­tan­tes que los que cum­plie­ron, co­mo lo vin­cu­la­do al ma­ne­jo cons­cien­te de los re­si­duos del feed­lot, el con­trol bio­ló­gi­co de las mos­cas, la fo­res­ta­ción o el sis­te­ma de tra­ta­mien­to de efluen­tes.

El feed­lot tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra ma­ne­jar 12.000 ca­be­zas, que se dis­tri­bu­yen en 100 co­rra­les.

Ac­tual­men­te, el 80 por cien­to de la ocu­pa­ción es de ter­ce­ros y el otro 20 por cien­to con animales pro­pios. Por otra par­te, un 60 por cien­to del stock se des­ti­na al mer­ca­do in­terno, 20 por cien­to a la ex­por­ta­ción (Cuo­ta Feed­lot, tam­bién lla­ma­da 481, y Unión Eu­ro­pea) y el otro 20 por cien­to de los va­cu­nos es­tán en re­cría. Anual­men­te, pro­du­cen cua­tro mi­llo­nes de to­ne­la­das de car­ne.

“Tra­ba­ja­mos to­dos los días con el pro­pó­si­to de ser el feed­lot más sus­ten­ta­ble del mun­do, sen­ten­cia Guer­cet­ti. Pa­ra él, lo co­mer­cial, me­dioam­bien­tal y el bie­nes­tar ani­mal se­rán las ba­rre­ras de en­tra­da a la ganadería del fu­tu­ro.

“En cuan­to se pro­duz­ca la aper­tu­ra de la ex­por­ta­ción de car­ne a paí­ses se­lec­tos o más exi­gen­te en tra­za­bi­li­dad y pro­duc­ción ver­de, no­so­tros ya ge­ne­ra­mos un va­lor di­fe­ren­cial”, di­ce Guer­cet­ti. Te­nien­do en cuen­ta es­to, es­ta se­ma­na el pro­duc­tor via­jó a Du­bai, uno de los sie­te emi­ra­tos de los Emi­ra­tos Ara­bes Uni­dos, pa­ra par­ti­ci­par en char­las pa­ra ex­por­tar car­ne por cor­te has­ta allí, al­go si­mi­lar que ha­bía he­cho el mes pa­sa­do yen­do a Ru­sia.

“Si nos pre­pa­ra­mos pa­ra las opor­tu­ni­da­des, con ac­cio­nes pro­li­jas, has­ta se pue­den agre­gar más es­la­bo­nes a la ca­de­na. Idean­do la po­si­bi­li­dad de ex­por­tar por cor­te, es­ta­mos pen­san­do en una aso­cia­ción con otra em­pre­sa pa­ra ha­cer­lo con más vo­lu­men”, an­ti­ci­pa.

Ade­más, co­mo otra for­ma de po­si­cio­nar la mar­ca Co­ne­car a ni­vel glo­bal, Guer­cet­ti bus­ca me­jo­res ajus­tes de efi­cien­cia pro­duc­ti­va.

“Téc­ni­ca­men­te, la ganadería se trans­for­ma­rá a la pre­ci­sión co­mo su­ce­dió en la agri­cul­tu­ra en los úl­ti­mos vein­te años”, afir­ma.

Por eso, ya es­tán ha­cien­do las pri­me­ras prue­bas pa­ra lan­zar­se con el “ca­ra­va­neo” elec­tró­ni­co, el que les per­mi­ti­rá ga­ran­ti­zar la tra­za­bi­li­dad de la car­ne que pro­du­cen.

“Pa­ra ge­ne­rar un pro­duc­to de ca­li­dad, apun­ta­mos a los re­gis­tros de in­for­ma­ción con­fia­ble pa­ra ser más efi­cien­tes en el ma­ne­jo y desa­rro­llan­do una ganadería con me­nor im­pac­to am­bien­tal. Im­ple­men­tar es­tas he­rra­mien­tas sig­ni­fi­can lo mis­mo en ki­los car­ne por ki­lo de ali­men­to, pe­ro es­ta car­ne se la pue­de ven­der me­jor”, co­men­ta Guer­cet­ti.

Ha­blan­do de la ac­tua­li­dad y ya sa­can­do con­clu­sio­nes so­bre es­te año, Guer­set­ti di­ce: “Hoy, el cre­ci­mien­to co­mer­cial en la ganadería ar­gen­ti­na se pue­de dar por ca­li­dad y por un au­men­to del pe­so de fae­na, lo que irá po­ten­cia­do el agro­ne­go­cio mien­tras, pau­la­ti­na­men­te, se el au­men­to en el stock de ca­be­zas y pos­te­rior­men­te los ne­go­cios por vo­lu­men”, avi­so­ra el pro­duc­tor.

Asi­mis­mo, con­clu­ye: “La ter­mi­na­ción se ha­ce a co­rral, tam­bién es­ta­mos desa­rro­llan­do la re­cría y ya en EE.UU. la cría se ha­ce en un en­cie­rre. Hoy, el mun­do va al co­rral, y la gan­de­ría tam­bién y el feed­lot se­rá de­ter­mi­nan­te”.

El ojo del amo. Guer­cet­ti, es­ta se­ma­na, ana­li­zó jun­to con Cla­rín Ru­ral el ma­ne­jo ga­na­de­ro que vie­ne. Ya ajus­ta to­da su pro­duc­ción pa­ra que sea com­pe­ti­ti­va, de punta y tra­za­ble.

Panorámica. Con dos ca­mio­nes se dis­tri­bu­yen las 1.000 to­ne­la­das dia­rias de ali­men­tos que se ela­bo­ra en la plan­ta que Co­ne­car tie­ne en el cam­po.

La­gu­nas. Se ma­du­ran y es­ta­bi­li­zan los efluen­tes en tres gran­des pi­le­tas.

Plan­ta. El pa­tio de ali­men­tos, to­dos pro­duc­tos se­cos y ba­jo te­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.