Los ali­men­tos fun­cio­na­les cre­cen y se aso­man al fu­tu­ro

El INTA tra­ba­ja jun­to a va­rias em­pre­sas en la crea­ción de ali­men­tos que pue­den me­jo­rar la sa­lud hu­ma­na.

Clarin - Rural - - INFORME -

Exis­te ac­tual­men­te una ten­den­cia mun­dial ha­cia una ali­men­ta­ción más sa­lu­da­ble, los con­su­mi­do­res de­man­dan ca­da vez más pro­duc­tos na­tu­ra­les y fun­cio­na­les. Se­gún una no­ta pu­bli­ca­da por la Re­vis­ta de In­ves­ti­ga­cio­nes Agro­pe­cua­rias (RIA) del INTA, es­te ti­po de ali­men- to es el que pro­por­cio­na be­ne­fi­cios para la sa­lud más allá de la nu­tri­ción bá­si­ca y, ade­más, es ca­paz de ge­ne­rar evi­den­cia cien­tí­fi­ca de que me­jo­ra una o va­rias fun­cio­nes en el or­ga­nis­mo.

Esa fun­cio­na­li­dad se con­si­gue me­dian­te di­fe­ren­tes es­tra­te­gias: ma­xi­mi­zar la pre­sen­cia de un com­pues­to fun­cio­nal en el pro­pio ali­men­to; la in­cor­po­ra­ción ex­ter­na de un com­po­nen­te bio­ac­ti­vo; el in­cre­men­to de la bio­dis­po­ni­bi­li­dad del com­pues­to de in­te­rés, en­tre otros. Son pro­duc­tos que se con­su­men co­mo par­te de una die­ta nor­mal y ayu­dan a re­du­cir el ries­go de en­fer­me­da­des me­dian­te una ali­men­ta­ción sa­na y equi­li­bra­da.

En­tre los pro­duc­tos que pue­den con­si­de­rar­se co­mo fun­cio­na­les, por con­te­ner uno u otros com­po­nen­tes, se en­cuen­tran los lác­teos en­ri­que­ci­dos con vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les, fi­toes­te­ro­les u ome­ga-3, y con pro­bió­ti­cos –mi­cro­or­ga­nis­mos vi­vos que, al ser in­ge­ri­dos en can­ti­da­des su­fi­cien­tes, ejer­cen un efec­to po­si­ti­vo en la flo­ra in­tes­ti­nal–.

“El desa­rro­llo de pro­duc­tos fun­cio­na­les es aún un área de va­can­cia para las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas lo­ca­les, ahí es don­de el rol de ins­ti­tu­cio­nes de cien­cia y tec­no­lo­gía, co­mo el INTA, es im­por­tan­te”, ex­pli­có Clau­dia Gon­zá­lez, coor­di­na­do­ra del Pro­gra­ma Na­cio­nal de Agroin­dus­tria y Agre­ga­do de Va­lor del INTA.

En ese sen­ti­do, el INTA a tra­vés de sus pro­gra­mas de in­ves­ti­ga­ción tra­ba­ja ar­ti­cu­la­da­men­te con uni­ver­si­da­des y em­pre­sas para el desa­rro­llo de los ali­men­tos fun­cio­na­les, al­gu­nos ya trans­fe­ri­dos a ni­vel de la in­dus­tria y otros en una eta­pa pró­xi­ma de trans­fe­ren­cia.

El área de Bio­quí­mi­ca y Nu­tri­ción (ByN) del Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía de Ali­men­tos (ITA) —Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción de Agroin­dus­tria del INTA— desa­rro­lla di­ver­sas lí­neas de in­ves­ti­ga­ción di­ri­gi­das al me­jo­ra­mien­to de la ca­li­dad de los ali­men­tos. Para Ser­gio Vau­dag­na, di­rec­tor del ITA, un ejem­plo es “el es­tu­dio de los com­pues­tos bio­ac­ti­vos de in­te­rés nu­tri­cio­nal para el desa­rro­llo de ali­men­tos fun­cio­na­les”.

Así, por ejem­plo, co­mo re­sul­ta­do de la ar­ti­cu­la­ción público-pri­va­da en­tre el INTA y la em­pre­sa cor­do­be­sa Py­ME Lác­teos Ca­pi­lla del Se­ñor S. A., se desa­rro­lló el pri­mer que­so en­ri­que­ci­do con fi­toes­te­ro­les y an­ti­oxi­dan­tes na­tu­ra­les de la Ar­gen­ti­na. De acuer­do con Ser­gio Riz­zo, in­ves­ti­ga­dor del área de ByN del ITA, “es­te pro­yec­to, idea­do por Adria­na Des­cal­zo y li­de­ra­do des­de el Ins­ti­tu­to, desa­rro­lló la tec­no­lo­gía que in­cor­po­ra los fi­toes­te­ro­les y an­ti­oxi­dan­tes na­tu­ra­les al pro­ce­so de ela­bo­ra­ción de un que­so por salut light”.

A su vez, en otro pro­yec­to cien­tí­fi­cos del INTA ob­tu­vie­ron, a par­tir de la mo­di­fi­ca­ción en la die­ta de las ga­lli­nas po­ne­do­ras, hue­vos con cin­co ve­ces más ome­ga-3 (n-3), áci­dos gra­sos po­li­in­sa­tu­ra­dos que son be­ne­fi­cio­sos para los se­res hu­ma­nos: per­mi­ten re­du­cir los riesgos vin­cu­la­dos a en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, ar­te­rios­cle­ro­sis, ar­tri­tis, y otras en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes.

Y en otra ini­cia­ti­va, a par­tir de la ali­men­ta­ción es­tra­té­gi­ca de la va­ca le­che­ra, tec­no­lo­gía ge­ne­ra­da por in­ves­ti­ga­do­res del INTA Bal­car­ce –Bue­nos Aires–, se desa­rro­lló la pri­me­ra le­che fun­cio­nal –re­du­ci­da en gra­sas sa­tu­ra­das con in­cre­men­to del áci­do li­no­lei­co con­ju­ga­do (CLA)- que in­cor­po­ra pro­pie­da­des be­né­fi­cas para la sa­lud.

Co­mer­cia­li­za­da por la em­pre­sa lác­tea san­ta­fe­si­na Ve­ró­ni­ca, me­dian­te un con­ve­nio de vin­cu­la­ción tec­no­ló­gi­ca con el INTA, se en­cuen­tra dis­po­ni­ble en el mer­ca­do des­de ma­yo de 2015 en la pre­sen­ta­ción lar­ga vi­da (UAT). Úni­ca en La­ti­noa­mé­ri­ca, los be­ne­fi­cios de es­ta le­che par­ten de la ali­men­ta­ción na­tu­ral es­tra­té­gi­ca del ani­mal y no por el agre­ga­do de com­pues­tos du­ran­te el pro­ce­so in­dus­trial. “La ven­ta­ja es que la va­ca pro­du­ce una le­che na­tu­ral y más sa­lu­da­ble, sin ne­ce­si­dad de re­cu­rrir al agre­ga­do de adi­ti­vos exó­ge­nos”, ex­pre­só Ge­rar­do Ga­glios­tro, es­pe­cia­lis­ta del INTA Bal­car­ce y

La com­pe­ti­ti­vi­dad de­pen­de de la ca­pa­ci­dad de in­no­var para lle­gar a mer­ca­dos en for­ma­ción

lí­der de la in­ves­ti­ga­ción.

La com­pe­ti­ti­vi­dad de la in­dus­tria de los ali­men­tos fun­cio­na­les de­pen­de, en gran me­di­da, de su ca­pa­ci­dad de in­no­var para ac­ce­der a un mer­ca­do lo­cal que se es­truc­tu­ra en ni­chos y se en­cuen­tra en for­ma­ción.

Para ello, la ge­ne­ra­ción de co­no­ci­mien­to y el ac­ce­so a la tec­no­lo­gía es fun­da­men­tal. Por eso, ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas de cien­cia y tec­no­lo­gía, co­mo el INTA y las Uni­ver­si­da­des, son im­por­tan­tes para acom­pa­ñar es­te ti­po de pro­ce­sos, par­ti­cu­lar­men­te a las Py­MES, que agre­gan va­lor a pro­duc­cio­nes pri­ma­rias.

Se­gún los in­ves­ti­ga­do­res, los desafíos a fu­tu­ro se re­la­cio­nan, por un la­do, con la or­ga­ni­za­ción de los as­pec­tos le­gis­la­ti­vos, a es­ca­la lo­cal e in­ter­na­cio­nal y, por otro, con la po­si­bi­li­dad de pro­du­cir­los lo­cal­men­te y a gran es­ca­la.

Más Ome­ga-3. Ajus­tan­do la die­ta de po­ne­do­ras se ob­tie­nen hue­vos con 5 ve­ces más de es­te áci­do sa­lu­da­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.