En el lo­te, ya se no­ta la vuel­ta a la tec­no­lo­gía

En un cam­po bo­nae­ren­se, Fer­ti­li­zar mos­tró el im­pac­to de prac­ti­car una fer­ti­li­za­ción ba­lan­cea­da.

Clarin - Rural - - TAPA - SALADILLO, BS. AS. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL. Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Es­te año, el ma­ne­jo tec­no­ló­gi­co de los pro­duc­to­res cam­bió ro­tun­da­men­te. Y eso se no­ta cla­ra­men­te en las ci­fras del mer­ca­do del fer­ti­li­zan­tes. Se­gún da­tos pre­li­mi­na­res que ma­ne­jan ins­ti­tu­cio­nes aso­cia­das a la in­dus­tria, pa­ra es­te año, se es­pe­ra un con­su­mo de es­te in­su­mo de 3,4 mi­llo­nes de to­ne­la­das, un mi­llón más que en 2015.

Es­ta ma­yor adop­ción de tec­no­lo­gía im­pac­ta­rá sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te so­bre el ren­di­mien­to de todos los cul­ti­vos. Y ese po­ten­cial de ren­di­mien­to fue lo mos­tró Fer­ti­li­zar Aso­cia­ción Ci­vil du­ran­te una re­co­rri­da a que or­ga­ni­zó, es­ta se­ma­na, a lo­tes de tri­go y ce­ba­da en El So­sie­go, el cam­po del pro­duc­tor Ale­jan­dro Ale­gre, en la lo­ca­li­dad bo­nae­ren­se de Saladillo. Has­ta allí, lle­gó Cla­rín Ru­ral.

La en­ti­dad co­men­zó con un red de en­sa­yos es­ta cam­pa­ña, que com­pren­de diez si­tios en la re­gión Pam­pea­na, en la que es­tá mos­tran­do el im­pac­to de una nu­tri­ción ba­lan­cea­da pa­ra ex­plo­rar bre­chas de ren­di­mien­to de los cul­ti­vos.

Ade­más del due­ño del es­ta­ble­ci­mien­to, por Fer­ti­li­zar es­tu­vie­ron Jor­ge Bas­si, pre­si­den­te de la aso­cia­ción, Ma­ría Fer­nan­da Gon­zá­lez San Juan, ge­ren­te eje­cu­ti­va y Mar­tín Díaz Zo­ri­ta y An­drés Gras­so, quie­nes son par­te del co­mi­té téc­ni­co de la ins­ti­tu­ción.

En la re­co­rri­da por los ce­rea­les, Díaz Zo­ri­ta des­ta­có que “es­te año hay una de­ci­sión cri­te­rio­sa de la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía”, en la que el rol prin­ci­pal, en las dis­tin­tas zo­nas, la tie­nen las he­rra­mien­tas de diag­nós­ti­co. Por su par­te, afir­mó que, ac­tual­men­te, cuan­do los pro­duc­to­res pien­san en el ma­ne­jo de la nu­tri­ción de los cul­ti­vos ya lo ha­cen con­si­de­ran­do los ma­cro y en los mi­cro­nu­trien­tes, en los ajus­tes de do­sis y, so­bre to­do, pien­san en las es­tra­te­gias de fer­ti­li­za­ción.

El due­ño de es­te cam­po mix­to (60 por cien­to ga­na­de­ro y el res­to agrí­co­la) es un proac­ti­vo ase­sor que tra­ba­ja en el desa­rro­llo de en­sa­yos de fer­ti­li­za­ción con la aso­cia­ción ha­ce más de quin­ce años. Allí tie­ne una ro­ta­ción con tri­go, ce­ba­da, maíz, so­ja y, even­tual­men­te, gi­ra­sol. Lue­go de tan­to años de tra­ba­jo en el ma­ne­jo de la nu­tri­ción, la es­tra­te­gia de Ale­gre se des­ta­ca por so­bre la me­dia de la zo­na, aun­que aun dis­ta de lo que re­co­mien­da Fer­ti­li­zar pa­ra al­can­zar los te­chos pro­duc­ti­vos. Por es­to, el pro­duc­to re­co­no­ció: “Lue­go de tan­tos di­fí­ci­les pa­ra la agricultura, es cier­to que re­sig­né tec­no­lo­gía, pe­ro lo­gré man­te­ner las ro­ta­cio­nes en es­tos am­bien­tes que son frá­gi­les y, ade­más, vie­nen su­frien­do los vai­ve­nes cli­má­ti­cos de pa­sar de ci­clos de inun­da­ción a ci­clos ex­tre­ma­da­men­te se­cos”.

En las re­co­rri­das por los lo­tes de­mos­tra­ti­vos ya se evi­den­cia­ba cla­ra­men­te las di­fe­ren­cias en­tre las di­fe­ren­tes es­tra­te­gias de fer­ti­li­za­ción.

Gras­so ex­pli­có lo que se es­tá ex­pe­ri­men­tan­do en El So­sie­go. Allí, se es­tá pro­ban­do tres ma­cro­par­ce­las: una tes­ti­go (sin fer­ti­li­zan­te), otra con el tra­ta­mien­to pro­me­dio de la zo­na (160 ki­los to­ta­les de fer­ti­li­zan­te ni­tro­ge­na­do, fos­ta­ta­do y azu­fra­do) y la úl­ti­ma de po­ten­cial (560 ki­los fer­ti­li­zan­tes).

“Los cul­ti­vos me­jor nu­tri­dos fi­ja­ron más ma­co­llos, más es­pi­gas, los gra­nos que se es­tán lle­nan­do en esas es­pi­gas es­tán más car­ga­dos y aun “ver­dea­ban” res­pec­to a los fer­ti­li­za­dos con me­no­res do­sis”, des­ta­ca el téc­ni­co. En es­tos ca­sos, di­fe­ren­ció que las par­ce­las de po­ten­cial de los ce­rea­les as­pi­ran a pi­sos de ren­di­mien­to de 5.500 ki­los por hec­tá­rea, mien­tras que en aque­llos con me­nor pa­que­te tec­no­ló­gi­co pro­yec­tó rin­des de 4.000 ki­los. Lue­go ade­lan­tó, res­pec­to al sis­te­ma: “La so­ja de se­gun­da que se siem­bra so­bre tri­go y ce­ba­da que rin­da más, tam­bién ten­drá me­jor ren­di­mien­to”.

Gon­zá­lez San Juan, por su par­te, di­jo que el de­sa­fío de es­ta red de en­sa­yos es mos­trar es “que el éxi­to de la fer­ti­li­za­ción es­tá da­do por el equi­li­brio de los nu­trien­tes, y no por la su­fi­cien­cia de ca­da ele­men­to de ma­ne­ra se­pa­ra­da”.

Dos mun­dos. A la izq., la plan­ta de tri­go fer­ti­li­za­da con­tra la no nu­tri­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.