Una ca­rre­ra de obs­tácu­los

La au­to­ra, que es pro­duc­to­ra agro­pe­cua­ria, ad­vier­te que las re­gu­la­cio­nes so­bre el sec­tor son ex­ce­si­vas, bu­ro­crá­ti­cas y tien­den a tra­bar el flu­jo pro­duc­ti­vo.

Clarin - Rural - - PRIMER NIVEL - Ma­ría Ame­lia Iras­tor­za Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

Se­gu­ra­men­te es di­fí­cil ima­gi­nar, des­de el llano en el que me en­cuen­tro, las di­fi­cul­ta­des que atra­vie­sa una ad­mi­nis­tra­ción que en­fren­ta es­ta co­yun­tu­ra. No voy a in­ten­tar­lo. Pe­ro sí ne­ce­si­to con­tar­les lo que ocu­rre acá, en el llano, con el yu­go que mar­ca el día a día.

Las ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas vie­nen acu­mu­lan­do in­nu­me­ra­bles obs­tácu­los. Mu­chos na­cie­ron de la ne­ce­si­dad, otros de la de­ses­pe­ra­ción o de la vi­ve­za có­mo­da, pe­ro todos lle­ga­ron pa­ra que­dar­se y, aho­ra, se amon­to­nan.

COT, CTG, car­ta de por­te, guía, re­gis­tro de ope­ra­do­res de gra­nos, re­gis­tro de ope­ra­do­res de car­ne, Res­pa agrí­co­la, Res­pa ga­na­de­ro, ca­ra­va­na, se­lla­do de con­tra­to, im­pues­to al che­que, IIBB, de­cla­ra­ción de pro­duc­ción de co­se­cha fi­na, de­cla­ra­ción de pro­duc­ción de co­se­cha grue­sa, de­cla­ra­ción de hec­tá­reas de co­se­cha fi­na, de­cla­ra­ción de hec­tá­reas de co­se­cha grue­sa y con­trol de stock son al­gu­nos de ellos.

Es­ta ver­da­de­ra ca­rre­ra de obs­tácu­los, le­jos de lo­grar un opor­tuno con­trol, lo que ha­ce es in­mo­vi­li­zar­nos. Si lo que desea­mos es pro­du­cir más y me­jor, pe­ro por su­pues­to den­tro de pa­rá­me­tros co­mer­cia­les y sa­ni­ta­rios apro­pia­dos, ¿por qué, inex­pli­ca­ble­men­te, se apun­ta al lu­gar in­co­rrec­to?

Reite­ra­da­men­te se ha acu­sa­do a los pro­duc­to­res de eva­so­res; en mu­chos ca­sos es cier­to. Pe­ro al igual que en el ca­so de ro­bo de to­do ti­po de ar­tícu­los, el eva­sor ne­ce­si­ta un cóm­pli­ce. Nin­gún au­to se ro­ba sin que al­gu­na au­to­ri­dad co­noz­ca el des­ar­ma­de­ro; nin­gún no­vi­llo se fae­na clan­des­ti­na­men­te sin que al­gún vi­vo com­pre esa car­ne.

En un pue­blo que co­noz­co se fae­na ca­si el 80% de la car­ne de ma­ne­ra clan­des­ti­na. Las úni­cas dos car­ni­ce­rías en re­gla tie­nen que su­frir la com­pe­ten­cia des­leal de las otras 17. Todos los con­tro­les se apli­can a dos.

La pre­gun­ta en­ton­ces es: ¿dón­de es más sen­ci­llo con­tro­lar? La res­pues­ta tam­bién es sen­ci­lla: en la Ar­gen­ti­na hay 300.000 pro­duc­to­res, 300 molinos, 5/10 ex­por­ta­do­res y 469 fri­go­rí­fi­cos. Adi­vi­ne cuál es el nú­me­ro más pe­que­ño y ten­drá la res­pues­ta.

Pro­pon­go, hu­mil­de­men­te, que en vez de per­der la ca­rre­ra con­tra 300.000 per­so­nas, con­tro­le­mos a 780 em­pre­sas: se­rá más ba­ra­to e inevi­ta­ble­men­te más efi­cien­te, y en­ci­ma ha­brá 300.000 per­so­nas (bue­nas, ma­las, ho­nes­tas y des­ho­nes­tas) de­di­ca­das a pro­du­cir e im­po­si­bi­li­ta­das de eva­dir.

Pro­ba­ble­men­te, nos he­mos es­for­za­do tan­to por ser crea­ti­vos y he­mos ge­ne­ra­do tan­tas le­yes, tan­tas re­so­lu­cio­nes, tan­tos pues­tos con se­llos, tan­tos trá­mi­tes in­com­pren­si­bles y su­per­pues­tos que ol­vi­da­mos la re­gla bá­si­ca de la efi­cien­cia: la sim­pli­ci­dad.

Gra­nos. Los re­gis­tros, de­cla­ra­cio­nes de pro­duc­ción y siem­bra, no son efi­cien­tes y ge­ne­ran com­pli­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.