Rie­go: una au­da­cia que se pa­ga en el tiem­po con cre­ces

Es una he­rra­mien­ta cla­ve pa­ra el desa­rro­llo, pe­ro pa­ra cre­cer fal­ta acei­tar me­ca­nis­mos de fi­nan­cia­mien­to.

Clarin - Rural - - MERCADOS AGRICOLAS -

To­da­vía no en­tra­mos en el pe­río­do más crí­ti­co pa­ra el ba­lan­ce hí­dri­co y el Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria de la Na­ción ya ad­vir­tió que hay “zo­nas de se­quía” y ba­jas re­ser­vas de hu­me­dad pa­ra el maíz en la zo­na nú­cleo agrí­co­la. An­te es­ta se­ñal ca­be es­pe­rar un ve­rano com­pli­ca­do y es buen mo­men­to pa­ra pre­gun­tar­se por el es­ta­do de las he­rra­mien­tas de rie­go.

Este no es­tá sien­do el me­jor año. Con la eco­no­mía con­ge­la­da, fue­ron po­cos los que se ani­ma­ron a rea­li­zar in­ver­sio­nes en pro­yec­tos de irri­ga­ción y la in­dus­tria na­cio­nal tu­vo que ha­cer ma­la­ba­res pa­ra so­bre­vi­vir.

Pe­ro tra­tán­do­se de agua es me­jor mi­rar el va­so me­dio lleno. En las úl­ti­mas se­ma­nas fue­ron va­rias las se­ña­les que ha­blan de una to­ma de con­cien­cia por par­te del Go­bierno na­cio­nal so­bre la im­por­tan­cia del rie­go en nues­tro país. Ya se ha­bían vis­to bue­nas in­ten­cio­nes en la ela­bo­ra­ción del Plan Na­cio­nal de Rie­go, que as­pi­ra a pa­sar de las 2,1 mi­llo­nes de hec­tá­reas que se rie­gan ac­tual­men­te a 4 mi­llo­nes de hec­tá­reas re­ga­das en 2030. El co­no­ci­mien­to y la tec­no­lo­gía pa­ra lo­grar­lo es­tán a la or­den del día, pe­ro la tra­ba es­tá en la au­sen­cia de he­rra­mien­tas fi­nan­cie­ras es­pe­cí­fi­cas. Y el Go­bierno lo sabe.

Du­ran­te la pre­sen­ta­ción del In­for­me de Es­ta­bi­li­dad Fi­nan­cie­ra del se­gun­do se­mes­tre de 2016, el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral Fe­de­ri­co Stur­ze­neg­ger ex­pre­só la vo­lun­tad de in­cluir a los sis­te­mas de rie­go en­tre los des­ti­na­ta­rios de cré­di­tos en dó­la­res.

“Ha­bi­li­ta­mos la po­si­bi­li­dad de que un pro­duc­tor agro­pe­cua­rio pue­da to­mar un cré­di­to en dó­la­res, ha ha­bi­do un cre­ci­mien­to muy gran­de de este ti­po de fi­nan­cia­mien­to pa­ra es­ta co­se­cha. Pe­ro por ejem­plo, una ope­ra­ción que no po­dría ha­cer­se es la in­ver­sión en una em­pre­sa que ha­ce sis­te­mas de rie­go pa­ra el cam­po, por­que ese ya es un pro­vee­dor del pro­duc­tor. Es una in­ver­sión gran­de pe­ro que pue­de au­men­tar un 30 por cien­to el va­lor de la pro­duc­ción. Hoy no hay dis­po­ni­bi­li­dad de cré­di­to a lar­go pla­zo y a ta­sas ba­jas pa­ra ese seg­men­to, me pa­re­ce que es un te­ma pa­ra abor­dar, lo es­ta­mos pen­san­do”, di­jo el fun­cio­na­rio.

Co­mo pun­to de com­pa­ra­ción se pue­de ob­ser­var las po­lí­ti­cas de Uru­guay y Bra­sil. En Uru­guay, el Ban­co Re­pú­bli­ca con el aus­pi­cio de la Aso­cia­ción de Pro­duc­to­res de Le­che (ANPL) fa­ci­li­ta a los pro­duc­to­res cré­di­tos con pla­zos de has­ta 18 años. En Bra­sil, a tra­vés de pro­gra­mas co­mo Mo­de­rin­fra, Pro­des­te y Pro­var­zeas se otor­gan cré­di­tos con pla­zos has­ta 12 años con has­ta 36 me­ses de gra­cia y ta­sa de in­te­rés de un dí­gi­to en mo­ne­da lo­cal. Ló­gi­ca­men­te, es­tos pro­gra­mas se rea­li­zan con fon­deo del pre­su­pues­to so­be­rano de ca­da país.

“En Ar­gen­ti­na, don­de el agro dis­po­ne de un ma­yor im­pac­to fis­cal po­si­ti­vo, el im­pul­so a es­ta he­rra­mien­ta de­be­ría te­ner una mi­ra­da to­da­vía más au­daz. En ver­dad de­be­ría ser to­do lo au­daz pa­ra que el ac­tor agrí­co­la su­me al rie­go en su agen­da de in­ver­sio­nes ma­si­va­men­te”, di­ce An­drés But­ta, pro­pie­ta­rio de la fir­ma Pam­pa Rie­go, que fa­bri­ca pi­vo­tes en Pa­ra­ná.

Re­cien­te­men­te, en la Reunión In­ter­na­cio­nal de Rie­go rea­li­za­da en el INTA Man­fre­di, el es­pe­cia­lis­ta Ma­riano Laf­fa­ye afir­mó que fal­ta in­for­ma­ción na­cio­nal pa­ra el desa­rro­llo del rie­go, y de­ta­lló: “Has­ta el mo­men­to, la prin­ci­pal he­rra­mien­ta fi­nan­cie­ra dis­po­ni­ble son los cré­di­tos con ta­sa sub­si­dia­da del Ban­co Na­ción, que se otor­ga­ron con­cre­ta­men­te a 13 pro­yec­tos por un va­lor to­tal de 40,6 mi­llo­nes de pe­sos y abar­can un área to­tal de 1.135 hec­tá­reas”. Sue­na in­su­fi­cien­te en com­pa­ra­ción con los ob­je­ti­vos.

Al res­pec­to, But­ta ase­gu­ra: que es alen­ta­dor que los fun­cio­na­rios na­cio­na­les y pro­vin­cia­les ha­blen de rie­go y ad­vier­tan que lo que ha­ce fal­ta es cré­di­to, pe­ro hay que pa­sar de la pa­la­bra a la ac­ción pa­ra desa­rro­llar he­rra­mien­tas con­cre­tas que es­tén al al­can­ce del pro­duc­tor”.

Pi­vot. Se bus­ca in­cre­men­tar el área ba­jo rie­go en Ar­gen­ti­na. Hoy so­lo hay 2,1 mi­llo­nes de hec­tá­reas re­ga­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.