El pe­tró­leo, sin re­ten­cio­nes

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El go­bierno eli­mi­nó es­ta se­ma­na los de­re­chos de ex­por­ta­ción del pe­tró­leo. La me­di­da –jun­to con otras co­mo la re­duc­ción del cos­to la­bo­ral- tie­ne el ob­je­ti­vo ex­plí­ci­to de des­en­ca­de­nar la co­rrien­te de in­ver­sio­nes que se es­pe­ra des­de ha­ce tiem­po en un sec­tor sin du­da pro­mi­so­rio. Asu­mien­do el ries­go de una sim­pli­fi­ca­ción, que­dó cla­ro que es­ta vez el ob­je­ti­vo pro­duc­ti­vo se im­pu­so al fis­cal.

No fue lo que pa­só ha­ce unos me­ses, cuan­do la ad­mi­nis­tra­ción Ma­cri de­ci­dió in­cum­plir con la pro­me­sa de re­du­cir 5 pun­tos las re­ten­cio­nes a la so­ja. En es­te ca­so pri­mó cla­ra­men­te el ob­je­ti­vo fis­cal, apun­tan­do a re­cau­dar en­tre 600 y 800 mi­llo­nes de dó­la­res en el 2017. El mi­nis­tro de Agroin­dus­tria, Ri­car­do Bur­yai­le, ha­cien­do ga­la de su ha­bi­li­dad ne­go­cia­do­ra, neu­tra­li­zó la even­tual reac­ción ne­ga­ti­va del ru­ra­lis­mo. Al fi­nal del día, el go­bierno po­día de­cir­le a los pro­duc­to­res que les ha­bía li­be­ra­do el ti­po de cam­bio y eli­mi­na­do las res­tric­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de maíz, tri­go y gi­ra­sol. Al­go así co­mo “si no les gus­ta en­tre­gar uno de ca­da tres ca­mio­nes, no siem­bren so­ja, siem­bren otra co­sa”.

Y fue lo que hi­cie­ron, aun­que en cier­ta me­di­da. Es tan gran­de la com­pe­ti­ti­vi­dad desa­rro­lla­da pa­ra la so­ja en la Ar­gen­ti­na, que se ban­ca se­me­jan­te ga­be­la a la es­pe­ra de tiem­pos me­jo­res. La se­ma­na pa­sa­da se co­no­ció un de­cre­to por el cual se es­ta­ble­ce una re­duc­ción men­sual del 0,5%, con lo que a fi­nes del 2018 ha­brán ba­ja­do al…20% (unos 500 mi­llo­nes de dó­la­res).

La eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes al pe­tró­leo ge­ne­ró una in­me­dia­ta res­pues­ta del mer­ca­do. Las has­ta en­ton­ces ali­caí­das ac­cio­nes de YPF subie­ron un 18% en po­cas ho­ras. To­das las com­pa­ñías in­vo­lu­cra­das en el ne­go­cio pro­me­tie­ron un alu­vión de in­ver­sio­nes. Bien­ve­ni­das, siem­pre y cuan­do com­pro­me­ta­mos es­fuer­zos pa­ra com­pen­sar las ex­ter­na­li­da­des ne­ga­ti­vas de es­te desa­rro­llo. En par­ti­cu­lar, la pro­ble­má­ti­ca de la hue­lla de car­bono.

Vea­mos có­mo fue la reac­ción del sec­tor agroin­dus­trial des­de que, ha­ce un año, cam­bia­ron las re­glas de jue­go. Hu­bo in­di­ca­do­res que reac­cio­na­ron de in­me­dia­to. Ya en Ex­poa­gro (mar­zo 2016) se ad­vir­tió la vo­lun­tad de vol­ver a in­ver­tir en tec­no­lo­gía, lo que se ex­pre­só en la fuer­te reac­ti­va­ción de la ven­ta de ma­qui­na­ria. Cuan­do ini­ció la cam­pa­ña agrí­co­la sur­gió de­man­da por se­mi­llas de ma­yor po­ten­cial de ren­di­mien­to (tri­go y maíz) y una re­ver­sión de la ten­den­cia de­cli­nan­te en fer­ti­li­zan­tes.

Pe­ro es­ta se­ma­na lle­gó la no­ti­cia de ma­yor im­pac­to, que re­ve­la có­mo la res­pues­ta del agro di­fun­de a tra­vés de to­da la eco­no­mía y la so­cie­dad. La in­dus­tria au­to­mo­triz, muy mi­ma­da por to­dos los go­bier­nos des­de su ins­ta­la­ción en el país ha­ce 60 años, dio un cam­pa­na­zo me­mo­ra­ble: por pri­me­ra vez, una ca­mio­ne­ta li­de­ró el ran­king de ven­tas. La Hi­lux de To­yo­ta fue el vehícu­lo más ven­di­do, de­jan­do atrás por pri­me­ra vez en cin­co años al VW Gol y otros mo­de­los cu­yo va­lor es un ter­cio de la em­ble­má­ti­ca cha­ta. Ya ha­bía su­ce­di­do al­go pa­re­ci­do tras la cri­sis del 2002. En aquel mo­men­to, la in­dus­tria au­to­mo­triz tam­bién ini­ció su re­cu­pe­ra­ción de la mano de la pri­me­ra ver­sión de es­ta ca­mio­ne­ta. La trac­ción que ejer­ce el sec­tor agroin­dus­trial se ha ido con­so­li­dan­do: en 2016 se lan­za­ron cin­co mo­de­los nue­vos, y aho­ra se ini­cia la fa­bri­ca­ción de otras mar­cas mun­dia­les co­mo Nis­san en la his­tó­ri­ca plan­ta de Re­nault San­ta Isa­bel, en Cór­do­ba.

Es­to su­ce­dió a pe­sar de que el sec­tor si­gue re­sig­nan­do una par­te sus­tan­cial de su ex­ce­den­te fi­nan­cie­ro en ma­nos del Es­ta­do na­cio­nal. Es ri­que­za que se ex­trae a las pro­vin­cias, ciu­da­des y pue­blos del in­te­rior, en la “in­te­li­gen­cia” de que el Es­ta­do asig­na me­jor que quie­nes la ge­ne­ran. Un día, co­mo con el pe­tró­leo es­ta se­ma­na, cam­bia­rá la his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.