Una tec­no­lo­gía pa­ra pro­te­ger las pe­pi­tas

A ba­se de una sus­tan­cia na­tu­ral, el IN­TI desa­rro­lló un pro­duc­to pa­ra la ca­li­dad post­co­se­cha de la pe­ra y man­za­na.

Clarin - Rural - - FRUTICULTURA - cla­rin­ru­ral@cla­rin.com

La Ar­gen­ti­na es el pri­mer ex­por­ta­dor mun­dial de pe­ras y tam­bién un ju­ga­dor re­le­van­te en el ne­go­cio de las man­za­nas. Pe­ro un pro­ble­ma im­por­tan­te que tie­ne es­ta ca­de­na, que en bue­na par­te se con­cen­tra en el Al­to Va­lle del Río Ne­gro en la Patagonia, son las pér­di­das de ca­li­dad de la fru­ta en el pe­río­do de la pos­co­se­cha.

“La prin­ci­pal cau­sa de pér­di­da en esa eta­pa es la es­cal­da­du­ra su­per­fi­cial que se pre­sen­ta co­mo un par­dea­mien­to di­fu­so en la piel del fru­to, que in­cum­ple las cua­li­da­des del pro­duc­to que se re­quie­ren pa­ra su co­mer- cia­li­za­ción en mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les”, ex­pli­can los es­pe­cia­lis­tas del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Tec­no­lo­gía In­dus­trial (IN­TI).

Por eso desa­rro­lla­ron un re­cu­bri­mien­to pa­ra la fru­ta, que es­tá ba­sa­do en una sus­tan­cia na­tu­ral, co­mo lo es la pro­teí­na de la so­ja, y que per­mi­te re­em­pla­zar las for­mu­la­cio­nes co­mer­cia­les que con­tie­nen di­fe­ni­la­mi­na (DPA) y eto­xi­qui­na (ET) de­bi­do a que la Unión Eu­ro­pea (UE) ha res­trin­gi­do se­ria­men­te su uso co­mo adi­ti­vos ali­men­ta­rios.

“Los po­lí­me­ros na­tu­ra­les co­mo pro­teí­nas, po­li­sa­cá­ri­dos y lí­pi­dos se uti­li­zan co­mo re­cu­bri­mien­tos co­mes­ti­bles con el ob­je­ti­vo de pre­ser­var la ca­li­dad nu­tri­cio­nal de ali­men­tos, ya que los pro­te­gen de da­ños mi­cro­bio­ló­gi­cos y cam­bios en sus atri­bu­tos sen­so­ria­les”, ex­pli­ca­ron des­de el IN­TI.

A su vez, tie­nen la ver­sa­ti­li­dad de po­der ser for­mu­la­dos con in­gre­dien­tes ac­ti­vos co­mo adi­ti­vos an­ti­oxi­dan­tes, an­ti­mi­cro­bia­nos y an­ti­fún­gi­cos que per­mi­ten ex­ten­der la vi­da útil del ali­men­to.

La Ar­gen­ti­na pro­du­ce unas 1,8 mi­llo­nes de to­ne­la­das de man­za­nas y pe­ras por año (la mi­tad de es­te to­tal de ca­da fru­ta). El ma­yor por­cen­ta­je de la pro­duc­ción de pe­ras se des­ti­na a la ex­por­ta­ción y en man­za­nas el ma­yor vo­lu­men se con­su­me en el merc­do in­terno y se en­vía al mer­ca­do ex­terno un 22%.

Los pro­duc­to­res de pe­ras ar­gen­ti­nos son los prin­ci­pa­les ex­por­ta­dors a ni­vel glo­bal, con un vo­lu­men de 460.000 to­ne­la­das. En ese rán­king, lo si­gue Chi­na, con 430.000 to­ne­la­das y la Unión Eu­ro­pea con 260.000 to­ne­la­das. Ru­sia es el prin­ci­pal im­por­ta­dor, se­gui­do por la Unión Eu­ro­pea.

Co­mo re­fe­ren­tes mun­dia­les en la pro­duc­ción de es­tas fru­tas, des­de el IN­TI se con­si­de­ró ne­ce­sa­rio el desa­rro­llo de un re­cu­bri­mien­to na­tu­ral, el cual se reali­zó in­cor­po­ran­do áci­do as­cór­bi­co (AA) co­mo adi­ti­vo an­tio­xi­dan­te.

Los re­sul­ta­dos re­fle­ja­ron que la in­cor­po­ra­ción de AA pue­de ser una al­ter­na­ti­va via­ble a la sus­ti­tu­ción de los adi­ti­vos ac­tual­men­te uti­li­za­dos y, cu­yos lí­mi­tes má­xi­mos per­mi­ti­dos han si­do se­ria­men­te dis­mi­nui­dos por la UE.

Des­de el IN­TI ase­gu­ra­ron que se es­ti­mu­la­rá el pro­ce­so de trans­fe­ren­cia de es­ta tec­no­lo­gía a las em­pre­sas fru­ta­les ar­gen­ti­nas que es­tán in­tere­sa­das en in­cor­po­rar es­ta in­no­va­ción en sus pro­ce­sos pro­duc­ti­vos.

Li­de­raz­go. La Ar­gen­ti­na ex­por­tá el 20% de las man­zan­zas que pro­du­ce y gran par­te de la co­se­cha de pe­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.