El bio­eta­nol, con el desafío de se­guir cre­cien­do

La pro­duc­ción del bio­com­bus­ti­ble en 2016 fue de 900.000 me­tros cú­bi­cos. Y pa­ra es­te año se es­pe­ra que se su­pere el mi­llón. Pe­ro pa­ra al­can­zar es­ta me­ta, se de­be es­ta­ble­cer un nue­vo mar­co re­gu­la­to­rio e in­cen­ti­var al sec­tor pa­ra ex­pan­dir­se.

Clarin - Rural - - TAPA - Clau­dio Mo­li­na Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

La pro­duc­ción del bio­com­bus­ti­ble fue de 900.000 me­tros cú­bi­cos en 2016. Y es­te año es­pe­ran su­pe­rar el mi­llón. Pe­ro pa­ra for­ta­le­cer el sec­tor, se de­ben es­ta­ble­cer nue­va re­glas e in­cen­ti­vos.

De­bi­do al gra­ve pro­ble­ma ge­ne­ra­do por el cam­bio cli­má­ti­co glo­bal, el que de­ri­va de una cre­cien­te y ex­ce­si­va con­cen­tra­ción en la at­mós­fe­ra de ga­ses efec­to in­ver­na­de­ro (GEI), des­de ha­ce mu­chos años se tor­nó in­dis­pen­sa­ble cam­biar el vie­jo pa­ra­dig­ma ener­gé­ti­co. Es así que ven­ci­do el Tra­ta­do de Kio­to, los prin­ci­pa­les paí­ses de la Tie­rra han asu­mi­do muy im­por­tan­tes com­pro­mi­sos de re­duc­ción de GEI en la re­cien­te COP21 de Pa­rís, los que fue­ron ra­ti­fi­ca­dos me­dian­te la fir­ma de un acuer­do en se­de de la ONU en EEUU, en abril pa­sa­do.

En es­te con­tex­to, en 2006 se san­cio­nó en Ar­gen­ti­na, la Ley 26.093, la que es­ta­ble­ció en­tre otras me­di­das, un man­da­to de uso de bio­com­bus­ti­bles. Des­de ini­cios de 2010 por im­pe­rio de la nue­va le­gis­la­ción, se co­men­zó a in­cor­po­rar bio­com­bus­ti­bles a los com­bus­ti­bles mi­ne­ra­les, di­ver­si­fi­can­do la ma­triz ener­gé­ti­ca, sus­ti­tu­yen­do im­por­ta­cio­nes, de­man­dan­do gran can­ti­dad de em­pleos sus­ten­ta­bles, me­jo­ran­do el ba­lan­ce de di­vi­sas, mien­tras se ge­ne­ra un im­por­tan­te aho­rro de los ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro.

En la ac­tua­li­dad, se pue­den pro­du­cir en el país 1,2 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos anua­les de bio­eta­nol. Du­ran­te el año pa­sa­do la pro­duc­ción y con­su­mo in­terno de bio­eta­nol fue del or­den de 900.000 me­tros cú­bi­cos, con un apor­te del 55% de las des­ti­le­rías que trans­for­man maíz, y de un 45 % de las des­ti­le­rías que trans­for­man de­ri­va­dos de ca­ña de azú­car.

Re­cor­de­mos que des­de abril de 2016, el con­te­ni­do obli­ga­to­rio de bio­eta­nol an­hi­dro en las naf­tas es del 12% (E12). En 2017, la pro­duc­ción y ven­tas in­ter­nas de bio­eta­nol an­hi­dro se pro­yec­ta al­go por en­ci­ma del mi­llón de me­tros cú­bi­cos. Por el mo­men­to, no se ex­por­ta bio­eta­nol pa­ra uso com­bus­ti­ble, aun­que a me­diano pla­zo po­drían sur­gir no­ve­da­des al res­pec­to.

El Go­bierno Na­cio­nal pla­nea es­ta­ble­cer un pro­gra­ma des­ti­na­do a pro­mo­ver el uso in­ten­si­vo de bio­eta­nol, por lo que muy pron­to de­be­rá de­ci­dir si el mis­mo: se­rá si­mi­lar al “Flex Fuel” de Bra­sil, don­de exis­te una ofer­ta de nafta con un con­te­ni­do de bio­eta­nol an­hi­dro de en­tre un 20 y un 27 % (E20 a E27) y al mis­mo tiem­po, de bio­eta­nol hi­dra­ta­do pu­ro; o si so­lo de­be es­ta­ble­cer­se un E20 a E27, sin ex­pen­dio de bio­eta­nol hi­dra­ta­do pu­ro; o si a es­ta úl­ti­ma al­ter­na­ti­va pue­de agre­gar­se tam­bién, la ofer­ta de una nafta que

El Go­bierno plan­tea un pro­gra­ma pa­ra pro­mo­ver el uso in­ten­si­vo del eta­nol

con­ten­ga un 85 % de bio­eta­nol an­hi­dro (E85).

En el pri­mer y ter­cer caso se po­drán in­tro­du­cir vo­lun­ta­ria­men­te al mer­ca­do, vehícu­los 0KM de los de­no­mi­na­dos “de com­bus­ti­ble fle­xi­ble o flex fuel”, que cuen­tan con mo­to­res ap­tos pa­ra el uso al­ter­na­ti­vo de nafta pu­ra, nafta cor­ta­da con bio­eta­nol an­hi­dro has­ta un 85 % o bio­eta­nol hi­dra­ta­do pu­ro. Si se im­ple­men­ta la se­gun­da al­ter­na­ti­va no se re­quie­ren vehícu­los con mo­to­res flex fuel, aun­que a par­tir de la exis­ten­cia de E15, se re­quie­re una ca­li­bra­ción del par­que au­to­mo­tor exis­ten­te, a me­nos que se cuen­te con sur­ti­do­res de res­pal­do con con­te­ni­dos me­no­res de bio­eta­nol an­hi­dro.

Es con­ve­nien­te es­ta­ble­cer por ley un nue­vo mar­co re­gu­la­to­rio, el que de­be res­pe­tar los de­re­chos ad­qui­ri­dos de to­dos los pro­duc­to­res ac­tua­les de bio­eta­nol an­hi­dro que ope­ran en el mar­co de la Ley 26.093, e in­cen­ti­var la pro­duc­ción de es­te bio­com­bus­ti­ble y tam­bién, a las ac­ti­vi­da­des vin­cu­la­das al mis­mo, re­la­ti­vas al mez­cla­do, trans­por­te, al­ma­ce­na­mien­to, ex­pen­dio en es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, y a los con­su­mi­do­res –por ejem­plo, re­ins­ta­lan­do el Plan Can­je Au­to­mo­tor-, mi­ni­mi­zan­do el cos­to fis­cal pa­ra el Fis­co.

El nue­vo tex­to le­gal de­be­rá re­sol­ver co­mo mí­ni­mo va­rias cues­tio­nes: si el con­te­ni­do de bio­eta­nol an­hi­dro que pue­de ser en­tre un 20 y un 27% se­rá es­ca­lo­na­do o no, par­tien­do des­de el ac­tual 12%. En se­gun­da ins­tan­cia si la ins­ta­la­ción de nue­vas des­ti­le­rías de bio­eta­nol se­rá au­to­ri­za­da pre-

via­men­te por el Mi­nis­te­rio de Ener­gía y en fun­ción de sus pro­yec­cio­nes de de­man­da; o si la ofer­ta y de­man­da de bio­eta­nol que ex­ce­da E12, ope­ra­rá li­bre­men­te can­ti­da­des y pre­cios, o se man­ten­drá el ac­tual es­que­ma de cu­pos y pre­cio re­gu­la­do; y por úl­ti­mo, si el Mi­nis­te­rio de Ener­gía au­to­ri­za­rá o no, la li­bre dis­tri­bu­ción y/o co­mer­cia­li­cen de bio­eta­nol hi­dra­ta­do pu­ro, en caso que se in­cor­po­re es­ta al­ter­na­ti­va a la ofer­ta de com­bus­ti­bles.

Es­ta ini­cia­ti­va preo­cu­pa a las com­pa­ñías pe­tro­le­ras, por el efec­to ne­ga­ti­vo que po­dría te­ner so­bre las ven­tas de naf­tas y so­bre su lo­gís­ti­ca, en­tre otros te­mas, y al me­nos a una par­te de las com­pa­ñías au­to­mo­tri­ces, en es­te caso, por los even­tua­les pro­ble­mas téc­ni­cos aso­cia­dos, y por la ame­na­za que po­dría re­pre­sen­tar pa­ra la per­ma­nen­cia en el país de sus res­pec­ti­vas plan­tas ter­mi­na­les (en des­me­dro de Bra­sil), una po­si­ble uni­fi­ca­ción de la pla­ta­for­ma pro­duc­ti­va en los dos paí­ses.

Se re­quie­re una ade­cua­da eva­lua­ción de los ries­gos im­plí­ci­tos, pri­vi­le­gian­do co­mo mí­ni­mo, a la sa­lud, al am­bien­te y al ni­vel de em­pleo for­mal, mi­ni­mi­zan­do al mis­mo tiem­po, los efec­tos co­la­te­ra­les ne­ga­ti­vos que po­drían ge­ne­rar­se; pa­ra ello, de­be efec­tuar­se un tra­ba­jo ri­gu­ro­so en­tre to­dos los ac­to­res del sec­tor pú­bli­co y pri­va­do, evi­tan­do ter­mi­nar en con­clu­sio­nes ses­ga­das pro­mo­vi­das por po­si­cio­nes do­mi­nan­tes que po­drían im­po­ner al­gu­nos de los ac­to­res que se opo­nen a es­ta ini­cia­ti­va, abor­dan­do dis­tin­tos as­pec­tos vin­cu­la­dos al buen fun­cio­na­mien­to del par­que au­to­mo­tor, co­mo por ejem­plo, los re­fe­ri­dos a una even­tual li­be­ra­ción del lí­mi­te de oxí­geno en las naf­tas, a la im­por­tan­cia de con­tar con ca­ta­li­za­do­res vehi­cu­la­res ap­tos, a los re­que­ri­mien­tos en ma­te­ria de ca­li­bra­ción, a la dis­po­ni­bi­li­dad o no en el mer­ca­do de kits de con­ver­sión efi­cien­tes, al man­te­ni­mien­to o no du­ran­te un lar­go pla­zo, de sur­ti­do­res de com­bus­ti­ble E12 que obren co­mo res­pal­do.

La in­dus­tria ar­gen­ti­na de bio­eta­nol de­be acor­dar en for­ma ur­gen­te una po­si­ción so­bre el fu­tu­ro de­sa­rro­llo de su ac­ti­vi­dad, ge­ne­ran­do los con­sen­sos ne­ce­sa­rios pa­ra pro­po­ner al Go­bierno Na­cio­nal una ho­ja de ru­ta que sin de­jar de be­ne­fi­ciar a sus in­te­gran­tes, pro­mue­va el bie­nes­tar ge­ne­ral de la po­bla­ción.

Cual­quier cam­bio tec­no­ló­gi­co es­truc­tu­ral –co­mo por ejem­plo, el re­la­cio­na­do al au­to­mó­vil eléc­tri­co, o el de hi­dró­geno-, re­quie­re mu­chos años pa­ra lo­grar la re­con­ver­sión del par­que au­to­mo­tor, y de plan­tas de pro­duc­ción, al­ma­ce­na­mien­to, trans­por­te y dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­bles, etc.

Mien­tras tan­to la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud ha de­cla­ra­do can­ce­rí­ge­nos al ga­soil y a la nafta mi­ne­ral, por lo que no es neu­tro man­te­ner los ni­ve­les ac­tua­les de con­ta­mi­na­ción que se re­gis­tran en el sec­tor trans­por­te, y a cam­bio, com­pen­sar las emi­sio­nes de GEI re­sul­tan­tes, ha­cien­do un es­fuer­zo ma­yor (que no de­ja de ser loa­ble) en la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca me­dian­te el uso de fuen­tes re­no­va­bles (co­mo la eó­li­ca y la so­lar), ya que el pro­ble­ma de la com­bus­tión de com­bus­ti­bles mi­ne­ra­les, no so­lo agra­va el ca­len­ta­mien­to at­mos­fé­ri­co glo­bal, sino que da­ña di­rec­ta­men­te a la sa­lud de las per­so­nas.

Por ello, en la tran­si­ción ener­gé­ti­ca, los bio­com­bus­ti­bles son los más efi­cien­tes pa­ra com­ple­men­tar a los com­bus­ti­bles lí­qui­dos. En to­dos los ca­sos, se re­quie­ren re­glas de jue­go cla­ras, a lar­go pla­zo, con un ré­gi­men de pro­mo­ción sus­ten­ta­ble en lo téc­ni­co, eco­nó­mi­co, am­bien­tal y so­cial.

Plan­ta. Le­des­ma, en Ju­juy, es una de las em­pre­sas que pro­du­ce eta­nol a tra­vés de la ca­ña de azú­car. Es­te cul­ti­vo re­pre­sen­ta el 45% del to­tal pro­du­ci­do. El res­to, es a ba­se de maíz.

Plan­ta mo­de­lo. La des­ti­le­ría de maíz de ACABio, ubi­ca­da en Cór­do­ba. Tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra pro­du­cir 153.000 me­tros cú­bi­cos de eta­nol por año.

Des­car­ga. La ca­ña de azú­car es arro­ja­da al tra­pi­che pa­ra su pos­te­rior pren­sa­do y ob­ten­ción del eta­nol.

Maíz. El 55% del to­tal pro­du­ci­do en 2016 fue en ba­se al ce­real. El res­to, pro­vino de la ca­ña de azú­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.