Ha­cia la re-in­dus­tria­li­za­ción

El au­tor plan­tea que si se pre­sen­ta una es­tra­te­gia que in­te­gre Va­ca Muer­ta con bioe­co­no­mía, Ar­gen­ti­na pue­de ser un ac­tor cen­tral en la eco­no­mía del pe­tró­leo.

Clarin - Rural - - MERCADOS AGRICOLAS - Eduar­do J. Tri­go Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral No­ta de Re­dac­ción: El au­tor es con­sul­tor en el área de bioe­co­no­mía del Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria.

To­do pa­re­ce in­di­car que Va­ca Muer­ta va en ca­mino de con­ver­tir­se en el “ga­me chan­ger” de la Ar­gen­ti­na en los pró­xi­mos 100 años; se­gún las pro­yec­cio­nes exis­ten­tes su va­lor pue­de lle­gar a re­pre­sen­tar en­tre 5 y 7 PBIs.

Sin en­trar a dis­cu­tir los te­mas de có­mo se lle­ga a efec­ti­vi­zar ese po­ten­cial, la cues­tión es co­mo apro­ve­char­lo, ase­gu­ran­do que no se ge­ne­re un des­ajus­te en el ti­po de cam­bio que ter­mi­ne afec­tan­do la com­pe­ti­ti­vi­dad del res­to de la eco­no­mía, co­mo ha ocu­rri­do en otros ca­sos si­mi­la­res (Ve­ne­zue­la en­tre otros).

En es­te sen­ti­do, la idea de se­guir un es­que­ma co­mo el que adop­tó No­rue­ga pa­ra ad­mi­nis­trar su bo­nan­za pe­tro­le­ra a par­tir del des­cu­bri­mien­to de los ya­ci­mien­tos en el Mar del Nor­te en los años de 1970, pa­re­ce­ría ofre­cer una al­ter­na­ti­va ra­zo­na­ble y de pro­ba­da efec­ti­vi­dad pa­ra “es­te­ri­li­zar” los in­gre­sos y evi­tar la per­di­da de com­pe­ti­ti­vi­dad por ti­po de cam­bio.

Pe­ro no re­suel­ve de por si los ma­les ac­tua­les del país: po­bre­za e inequi­dad te­rri­to­rial y, con nues­tra his­to­ria po­lí­ti­ca, abre nue­va­men­te la puer­ta a la ten­ta­ción po­pu­lis­ta de un es­ta­do cen­tral ri­co y be­ne­fac­tor, dis­tri­bu­yen­do re­cur­sos ba­jo cri­te­rios po­lí­ti­cos y di­fí­cil­men­te ge­ne­ran­do con­di­cio­nes pa­ra un de­sa­rro­llo ge­nuino.

En es­te con­tex­to la bioe­co­no­mía – con­ce­bi­da co­mo la pro­duc­ción y uti­li­za­ción in­ten­si­va en co­no­ci­mien­tos de re­cur­sos, pro­ce­sos y prin­ci­pios bio­ló­gi­cos pa­ra la pro­vi­sión sos­te­ni­ble de bie­nes y ser­vi­cios en to­dos los sec­to­res de la eco­no­mía - pa­re­ce ofre­cer los cri­te­rios idea­les pa­ra de­fi­nir el dón­de in­ver­tir, cos­tos y be­ne­fi­cios y guiar un pro­ce­so de re-in­dus­tria­li­za­ción que nos lle­ve, no so­lo al an­sia­do “pro­gre­so” eco­nó­mi­co, sino que tam­bién re­suel­va los desafíos de bie­nes­tar y equi­dad (so­cial, te­rri­to­rial e in­ter­tem­po­ral), que han si­do tan elu­si­vos en la Ar­gen­ti­na mo­der­na.

La re­le­van­cia de la bioe­co­no­mía co­mo vi­sión de fu­tu­ro es­ta no so­lo en que, a ni­vel glo­bal, es un con­cep­to cre­cien­te­men­te acep­ta­do co­mo una al­ter­na­ti­va vá­li­da pa­ra en­fren­tar el desafío de aten­der las de­man­das de ali­men­tos, fi­bras y ener­gía de una po­bla­ción que va en ca­mino de su­pe­rar los diez mil mi­llo­nes de per­so­nas an­tes del fi­nal del si­glo XXI, y al mis­mo tiem­po re­ver­tir, o al me­nos mi­ti­gar, los im­pac­tos ne­ga­ti­vos de la ex­tre­ma de­pen­den­cia de los re­cur­sos fó­si­les de los pa­tro­nes ac­tua­les de or­ga­ni­za­ción eco­nó­mi­ca.

Tam­bién se tra­ta de un en­fo­que que abre­va en áreas de for­ta­le­za en el país, co­mo son la dis­po­ni­bi­li­dad de bio­ma­sa y las ca­pa­ci­da­des cien­tí­fi­co – tec­no­ló­gi­cas en las dis­ci­pli­nas en las que se sus­ten­tan los nue­vos desa­rro­llos y una ins­ti­tu­cio­na­li­dad pri­va­da vin­cu­la­da al sec­tor agro­pe­cua­rio ma­du­ra y de lar­ga tra­yec­to­ria. En es­te sen­ti­do per­mi­te po­ten­ciar al­gu­nos as­pec­tos bá­si­cos que ha­cen al “sa­ber ha­cer” del país y su ca­rác­ter de gran y muy efi­cien­te pro­duc­tor de bio­ma­sa, con te­chos de pro­duc­ción y pro­duc­ti­vi­dad que aun pue­den in­cre­men­ta­dos sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te en los pró­xi­mos años.

Es­tas for­ta­le­zas ya se han ma­ni­fes­ta­do con éxi­to en di­ver­sos desa­rro­llos, co­mo, en­tre otros, la emer­gen- cia y cre­ci­mien­to de em­pre­sas ar­gen­ti­nas de bio­tec­no­lo­gía, la uti­li­za­ción ma­si­va de OGMs, la am­plia di­fu­sión de es­tra­te­gias productivas ami­ga­bles con el me­dio am­bien­te, la pro­duc­ción de bio­com­bus­ti­bles y el apro­ve­cha­mien­to de al­gu­nos de sus co-pro­duc­tos pa­ra al­ter­na­ti­vas de de­sa­rro­llo pro­duc­ti­vo re­gio­nal y de pro­duc­ción de bio­ma­te­ria­les y son cla­ros ejem­plos de los be­ne­fi­cios po­ten­cia­les que po­dría apor­tar al país una es­tra­te­gia de de­sa­rro­llo in­te­gral de la bioe­co­no­mía.

Se tra­ta de cier­ta ma­ne­ra de un “vol­ver al fu­tu­ro” que re­va­lo­ri­za la com­pe­ti­ti­vi­dad esen­cial de nues­tras es­truc­tu­ras productivas pa­ra pro­du­cir bio­ma­sa en can­ti­dad y ca­li­dad (la for­ma de in­ser­ción en la eco­no­mía mun­dial a par­tir de la se­gun­da mi­tad de si­glo XIX), pe­ro re­plan­tea la re­la­ción agri­cul­tu­ra – in­dus­tria, vía la agre­ga­ción de va­lor, y la pro­yec­ta de una ma­ne­ra di­fe­ren­te so­bre el te­rri­to­rio, con los con­se­cuen­tes im­pac­tos so­cia­les (em­pleos e in­gre­sos) y am­bien­ta­les.

Con ello nos pro­po­ne no so­lo una es­tra­te­gia via­ble pa­ra en­fren­tar el desafío de re­cons­truir las eco­no­mías re­gio­na­les y re­du­cir la po­bre­za vía la ge­ne­ra­ción de em­pleos e in­gre­sos so­bre la ba­se de una ge­nui­na com­pe­ti­ti­vi­dad; al mis­mo tiem­po, sig­ni­fi­ca em­pe­zar a ali­near la es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va y de in­gre­sos del país con los ac­tua­les ob­je­ti­vos glo­ba­les pa­ra el de­sa­rro­llo sus­ten­ta­ble y los com­pro­mi­sos que se es­tán asu­mien­do en el mar­co de los acuer­dos am­bien­ta­les y res­pec­to del cam­bio cli­má­ti­co.

Una es­tra­te­gia que in­te­gre Va­ca Muer­ta con bioe­co­no­mía nos pla­nea un sen­de­ro don­de la Ar­gen­ti­na pue­de ser una ac­tor cen­tral en la ul­ti­ma par­te del ci­clo de la eco­no­mía del pe­tró­leo, al tiem­po de tam­bién em­pe­zar a pro­yec­tar­se co­mo uno de los lí­de­res en en­fren­tar los desafíos de se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, ener­gé­ti­ca y am­bien­tal que el mun­do ne­ce­si­ta re­sol­ver en las pró­xi­mas dé­ca­das.

JOSE AL­MEI­DA

Bio­tec­no­lo­gía. Un ejem­plo del be­ne­fi­cio que apor­ta una es­tra­te­gia de de­sa­rro­llo in­te­gral de la bioe­co­no­mía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.