Cui­dar la ge­né­ti­ca, adop­tan­do tec­no­lo­gía

En una jor­na­da en el sud­es­te bo­nae­ren­se, se des­ta­có la im­por­tan­cia de las in­no­va­cio­nes.

Clarin - Rural - - TAPA - MAR DEL PLA­TA. EN­VIA­DO ES­PE­CIAL Pa­blo Lo­sa­da plo­sa­da@cla­rin.com

Lue­go de una cam­pa­ña de ve­rano com­pli­ca­da en di­fe­ren­tes zo­nas del país, pa­re­cie­ra que es­tá vol­vien­do la nor­ma­li­dad.

Una de las zo­nas que es­ta­ba atra­ve­san­do cir­cuns­tan­cias ad­ver­sas era el sud­es­te bo­nae­ren­se. Allí, la falta de pre­ci­pi­ta­cio­nes afec­ta­ba se­ve­ra­men­te a la so­ja, el maíz y el gi­ra­sol.

“El cul­ti­vo de so­ja tu­vo que atra­ve­sar dis­tin­tas ba­rre­ras es­ta cam­pa­ña pa­ra ex­pre­sar to­do su po­ten­cial. La más im­por­tan­te fue la se­quía. Ac­tual­men­te, esa si­tua­ción se es­tá re­vir­tien­do ya que vol­vie­ron las pre­ci­pi­ta­cio- nes. Sin em­bar­go, los cul­ti­vos es­tán atra­sa­dos en su de­sa­rro­llo y eso im­pli­ca que se re­tra­se tam­bién la apli­ca­ción de tec­no­lo­gía”, di­ce Juan Car­los Pe­to­yan, ase­sor re­fe­ren­te del sud­es­te bo­nae­ren­se. Al res­pec­to, el téc­ni­co con­ti­nua y se­ña­la la im­por­tan­cia de cui­dar la sa­ni­dad de la olea­gi­no­sa pa­ra no se­guir per­dien­do po­ten­cial de ren­di­mien­to ya que, re­co­no­ce, las en­fer­me­da­des de fin de ci­clo son uno de los pro­ble­mas más im­por­tan­te que afec­tan al cul­ti­vo en las úl­ti­mas cam­pa­ñas.

En es­ta re­gión, otro cul­ti­vo que pisa fuer­te es el gi­ra­sol. Es­ta olea­gi­no­sa tam­bién ex­plo­ró ma­las con­di­cio­nes de cre­ci­mien­to en una bue­na par­te de su ci­clo. Pe­ro, con su ca­pa­ci­dad de ex­plo­rar más pro­fun­da­men­te los sue­los, to­le­ró me­jor que la so­ja la falta de llu­vias. Al res­pec­to, “en es­ta cam­pa­ña, se re­gis­tró un di­ciem­bre y un enero muy se­cos en es­ta zo­na y con la re­cu­pe­ra­ción de las llu­vias en fe­bre­ro el po­ten­cial cam­bió”, afir­ma el téc­ni­co Fran­cis­co Ciuc­ci, quien re­co­rre una am­plia zo­na gi­ra­so­le­ra en el sur de Bue­nos Ai­res.

En es­te ca­so, las pro­ble­má­ti­cas cam­bian un po­co y los in­sec­tos y las en­fer­me­da­des son cues­tio­nes cla­ve de es­te cul­ti­vo.

Fi­nal­men­te, en el ca­so del maíz, el téc­ni­co Ale­jan­dro Toz­zi­ni sos­tie­ne que el maíz de pri­me­ra tam­bién es­tá en acep­ta­ble con­di­ción ya que atra­ve­só me­ses de se­ve­ras res­tric­cio­nes hí­dri­cas.

Pe­to­yan, Ciuc­ci y Toz­zi­ni son tres téc­ni­cos de Syn­gen­ta que, es­ta se­ma­na, se reunie­ron a la es­ta­ción ex­pe­ri­men­tal de la com­pa­ñía en Ca­met, cerca de Mar de Pla­ta, pa­ra con­tar­le a los pro­duc­to­res los re­sul­ta­dos de di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías. Has­ta allí, lle­gó Cla­rín Ru­ral.

An­te las pér­di­das sig­ni­fi­ca­ti­vas que es­tán oca­sio­nan­do las en­fer­me­da­des de fin de ci­clo en so­ja, el pri­me­ro de los téc­ni­cos se re­fie­re a la úl­ti­ma tec­no­lo­gía lan­za­da por la com­pa­ñía sui­za: la mo­lé­cu­la Ade­pidyn.

“Aun­que pa­rez­ca con­tra­dic­to­rio, con Mi­ra­vis Duo se lo­gra un con­trol am­plio y es­pe­cí­fi­co de ma­ne­ra si­mul­tá­nea, ya que es­ta mo­lé­cu­la es­tá di­se­ña­da pa­ra ata­car es­pe­cí­fi­ca­men­te a las en­fer­me­da­des de fin de ci­clo de for­ma am­plia, lo que sig­ni­fi­ca que ata­ca a to­dos los pa­tó­ge­nos. De es­ta for­ma, se ele­va la ba­ra en to­dos los es­tán­da­res de ren­di­mien­to, con­si­guien­do un diez por cien­to más de rinde”, di­ce Pe­to­yan. A es­to agre­ga que es­tas tec­no­lo­gías es­tán adap­ta­das pa­ra to­das las zo­nas pro­duc­ti­vas pa­ra que los ren­di­mien­tos se ex­pre­sen al má­xi­mo.

Por su par­te, Ciuc­ci re­mar­ca que la iso­ca cor­ta­do­ra y el hon­go Dow­ney Mil­dew son des­ta­ca­dos pro­ble­mas en el gi­ra­sol. Pa­ra el pri­me­ro de ellos, ma­ni­fies­ta que con el in­sec­ti­ci­da Am­pli­go se pue­do con­se­guir un im­por­tan­te ni­vel de con­trol.

A pe­sar de que el cul­ti­vo es­tá vol­vien­do a las ro­ta­cio­nes, el téc­ni­co re­co­no­ce que los avan­ces de los úl­ti­mos años ele­va­ron la res­pues­ta a las di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías.

Fi­nal­men­te, Toz­zi­ni re­to­ma una

idea ca­da día más im­por­tan­te en maíz: la siem­bra de re­fu­gios.

“Es ne­ce­sa­rio que cui­de­mos las bio­tec­no­lo­gías por mu­chos años ya que por los pró­xi­mos 15 no ha­brá nue­vas pro­teí­nas in­sec­ti­das en el ger­mo­plas­ma del maíz”, aler­ta el ge­ren­te de asun­tos re­gu­la­to­rios de la com­pa­ñía.

Por es­to, se re­fie­re a la du­ra­bi­li­dad de Vip­te­ra 3, la bio­tec­no­lo­gía en maíz que con­tro­la, prin­ci­pa­le­men­te, al ba­rre­na­dor del ta­llo, el gu­sano co­go­lle­ro y la iso­ca de la es­pi­ga.

Pa­ra con­cluir, los tres ase­so­res coin­ci­die­ron en una mis­ma idea: el pro­duc­tor ar­gen­tino vol­vió a pen­sar en el lar­go pla­zo, co­mo lo es­tán ha­cien­do las em­pre­sas. Por eso, di­cen, es ne­ce­sa­rio cui­dar y com­pro­me­ter­se con la in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca pa­ra man­te­ner in­tac­to el po­ten­cial.

So­ja. En el sur bo­nae­ren­se, la fe­chas de se­gun­da es­tán muy atra­sa­das.

Gi­ra­sol. El cul­ti­vo se re­cu­pe­ra de la falta de agua de di­ciem­bre y enero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.