“E pur si muo­ve”

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El Mi­nis­tro de Agroin­dus­tria, Ri­car­do Bur­yai­le anun­ció que la co­se­cha de tri­go al­can­za­rá un ré­cord his­tó­ri­co de 18,2 millones de to­ne­la­das. Lo hi­zo con mu­cha pom­pa, acom­pa­ña­do por los se­cre­ta­rios y sub­se­cre­ta­rios del área y el je­fe de Ga­bi­ne­te Gui­ller­mo Ber­nau­do. Co­mo la ci­fra su­pera am­plia­men­te las ci­fras que ma­ne­ja­ban las bolsas de ce­rea­les y la ma­yor par­te de los pri­va­dos, las au­to­ri­da­des re­mar­ca­ron los es­fuer­zos rea­li­za­dos por la car­te­ra pa­ra per­fec­cio­nar el sis­te­ma de es­ti­ma­cio­nes.

Mi­llón más, mi­llón me­nos, lo que im­por­ta es la ten­den­cia. Lo con­cre­to es que hay un 40 o 50% más de tri­go que en la cam­pa­ña an­te­rior, y que va­mos a más. Tam­bién se ob­ser­vó una re­ver­sión de la ten­den­cia de­cli­nan­te en el uso de tec­no­lo­gía, con lo que los rin­des vuel­ven a cre­cer, y tam­bién la ca­li­dad ex­pre­sa­da en con­te­ni­do de pro­teí­na.

Es­to es con­se­cuen­cia in­me­dia­ta del gi­ro co­per­ni­cano en la po­lí­ti­ca inau­gu­ra­da por la ad­mi­nis­tra­ción Ma­cri en su pri­me­ra se­ma­na de go­bierno: la uni­fi­ca­ción cam­bia­ria, la eli­mi­na­ción de los de­re­chos de ex­por­ta­ción y las res­tric­cio­nes al co­mer­cio. La res­pues­ta lle­gó.

En lo cuan­ti­ta­ti­vo, es­te au­men­to de la pro­duc­ción tri­gue­ra sig­ni­fi­ca unos 1.200 millones de dó­la­res adi­cio­na­les en ex­por­ta­cio­nes. Pe­ro el ma­yor im­pac­to es cua­li­ta­ti­vo. La Ar­gen­ti­na vol­vió a ser un ju­ga­dor de las gran­des li­gas, re­tor­nan­do a mer­ca­dos que ha­bía aban­do­na­do cuan­do la in­só­li­ta po­lí­ti­ca K la man­dó al des­cen­so. Más de 20 paí­ses re­ci­bie­ron el ce­real ar­gen­tino, mien­tras en Bra­sil se recuperó la con­fian­za en el abas­te­ci­mien­to se­gu­ro des­de es­tas pam­pas.

Tam­bién con­vie­ne re­cor­dar que es­te ré­cord se al­can­zó a pe­sar de rin­des por de­ba­jo del po­ten­cial en la prin­ci­pal zo­na tri­gue­ra, en el sud de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. La falta de llu­vias en el crí­ti­co pe­río­do de lle­na­do del grano pre­sa­gia­ban un desas­tre ma­yor. Fi­nal­men­te, la co­se­cha no fue tan ma­la.

Es­ta es la vi­sión de “co­pa me­dio lle­na”. En la de “co­pa me­dio va­cía”, que­da la sen­sa­ción de que es­ta­mos le­jos del te­cho. Hay mu­cho pa­ra ha­cer, por­que exis­te una bre­cha muy gran­de en­tre los rin­des de pun­ta y el pro­me­dio. Si bien es­tas 18,2 millones de to­ne­la­das im­pli­can una me­dia de más de 30 quin­ta­les por hec­tá­rea, va­rios pro­duc­to­res re­por­ta­ron pi­cos de más de 100 quin­ta­les y pro­me­dios por en­ci­ma de los 80. Y no en la cos­ta del Moro, don­de ya ha­ce años que se es­ta­bi­li­za­ron en es­tos ni­ve­les, sino en otras zo­nas “me­nos tri­gue­ras”. En Nue­ve de Ju­lio, por ca­so, don­de las fo­tos de los mo­ni­to­res de ren­di­mien­to ates­ti­gua­ron que con las va­rie­da­des ade­cua­das, fer­ti­li­za­ción ge­ne­ro­sa y bue­na pro­tec­ción, el Club de los 100 Quin­ta­les ya tie­ne va­rios in­te­gran­tes.

El ca­so del tri­go no es un he­cho ais­la­do. Ya lle­ga tam­bién la co­se­cha ré­cord de maíz, el otro pro­duc­to fa­vo­re­ci­do por la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes y la li­ber­tad de co­mer­cio.

Y hay mu­cho más. Las em­pre­sas de ma­qui­na­ria agrí­co­la no han da­do va­ca­cio­nes en enero, co­mo lo ha­cían en los úl­ti­mos años. Es­tán a full. Car­los Cas­te­lla­ni, ve­te­rano en es­tas li­des (ti­tu­lar de Apa­che y aho­ra Di­rec­tor del Ban­co Na­ción) co­men­tó que la caí­da en la de­man­da de sem­bra­do­ras de gra­nos fi­nos ha­bía com­pli­ca­do a to­das las fá­bri­cas. Es­to pre­sa­gia una Expoagro (del 7 al 10 de mar­zo) im­po­nen­te.

Y lle­gan tam­bién las in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra. Es­ta mis­ma se­ma­na, Re­no­va (el JV en­tre Vi­cen­tin y Glen­co­re) anun­cia­ron la ex­pan­sión de la ca­pa­ci­dad de mo­lien­da y em­bar­que de so­ja en su ope­ra­ción de Tim­búes. Pa­sa­rán de 20.000 a 30.000 to­ne­la­das por día (¡mil ca­mio­nes en­tran­do y sa­lien­do!), y se­rá la más gran­de del mun­do.

Más allá del Co­rreo, hay otra Ar­gen­ti­na. Co­mo di­jo Co­pér­ni­co, e pur si muo­ve, “y sin em­bar­go, se mue­ve”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.