Ho­ra de arran­car: ¿po­de­mos pro­du­cir más ter­ne­ros?

A pe­sar de los sig­nos de re­cu­pe­ra­ción, la ga­na­de­ría ar­gen­ti­na pue­de y de­be me­jo­rar su pro­duc­ti­vi­dad.

Clarin - Rural - - MERCADOS AGRICOLAS - Mar­ce­lo Mi­guez Es­pe­cial pa­ra Cla­rín Ru­ral

La pro­duc­ción ga­na­de­ra mues­tra sig­nos de re­cu­pe­ro (re­ten­ción de vien­tres), pe­ro a pe­sar de ello, la pro­duc­ti­vi­dad es ba­ja a ni­vel na­cio­nal. El sec­tor agro­pe­cua­rio ar­gen­tino de­ci­dió in­cre­men­tar la su­per­fi­cie de co­se­cha, fun­da­men­tal­men­te la grue­sa, gran par­te a ex­pen­sas de la su­per­fi­cie ga­na­de­ra (equi­va­len­te a 8,6 mi­llo­nes de no­vi­llos).

A pe­sar de es­to, hu­bo un conjunto de fac­to­res que pro­vo­ca­ron un cre­ci­mien­to fe­no­me­nal de la pro­duc­ti­vi­dad del sec­tor ga­na­de­ro, que pu­do se­guir en­gor­dan­do es­ta ha­cien­da y au­men­tan­do el stock, en una su­per­fi­cie mu­cho menor (Cría bo­vi­na in­ten­si­va), por es­to con­si­de­ro que la in­te­gra­ción pas­to-grano lle­gó pa­ra que­dar­se, y es­to, más que ser un pro­ble­ma, es un ín­di­ce de efi­cien­cia, que per­mi­te sos­te­ner un sis­te­ma pro­duc­ti­vo efi­cien­te.

Des­de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res, ha­ce dé­ca­das que ve­ni­mos en­se­ñan­do cuá­les son los pi­la­res esen­cia­les de la cría bo­vi­na y cuá­les son los cau­sa­les de in­efi­cien­cia de los sis­te­mas pro­duc­ti­vos. Nues­tros gra­dua­dos sa­ben que con un ma­ne­jo fo­rra­je­ro, sa­ni­ta­rio y re­pro­duc­ti­vo, apli­can­do tec­no­lo­gía de pro­ce­sos, se pue­den ob­te­ner mu­cho me­jo­res re­sul­ta­dos que los ac­tua­les.

Siem­pre pro­pon­go el mis­mo ejem­plo a nues­tros alum­nos, “Si voy a un cam­po con 100 va­cas que ob­tie­ne anual­men­te una co­se­cha de 62 ter­ne­ros (por­cen­ta­je de des­te­te na­cio­nal), y le pro­pon­go ob­te­ner 10 ter­ne­ros más con una mí­ni­ma in­ver­sión, ¿us­ted lo ha­ría?”.

Es­ta pro­pues­ta trae co­mo con­se­cuen­cia pau­tas muy sim­ples y a la vez com­ple­jas que la po­de­mos re­su­mir de la si­guien­te ma­ne­ra: Tra­tar de pre­ñar la ma­yo­ría de los vien­tres, que la pa­ri­ción se ha­ga sin pro­ble­mas, que la ma­dre crie bien al ter­ne­ro y que se vuel­va a pre­ñar lo an­tes po­si­ble y que des­te­te a su ter­ne­ro con el me­jor es­ta­do y pe­so.

Por eso sos­ten­go que el ma­ne­jo sa­ni­ta­rio y re­pro­duc­ti­vo no son va­ria­bles in­vi­si­bles, sino al con­tra­rio, pe­ro re­quie­re de un pro­fe­sio­nal de la sa­lud al­ta­men­te ca­pa­ci­ta­do.

Los Veterinarios que tra­ba­ja­mos en el cam­po sa­be­mos que sin con­di­ción cor­po­ral mí­ni­ma la va­ca no ci­cla, hay en­fer­me­da­des que ge­ne­ran pér­di­das fe­ta­les y abor­tos y que la dis­to­cia ha si­do uno de los fac­to­res que más afec­ta a las va­qui­llo­nas.

La re­vi­sa­ción de to­ros es una pie­za fun­da­men­tal que com­ple­men­ta el sis­te­ma pro­duc­ti­vo. En los ter­ne­ros, es im­por­tan­te el ma­ne­jo sa­ni­ta­rio y an­ti­pa­ra­si­ta­rio que pro­pon­dre­mos, a fin de po­der ob­te­ner la ma­yor con­ver­sión po­si­ble de pas­to a car­ne.

El cos­to sa­ni­ta­rio es un fac­tor que no de­be des­cui­dar­se ni sub­es­ti­mar­se, mu­chas ve­ces se uti­li­zan in­su­mos veterinarios en for­ma irra­cio­nal y con ma­los re­sul­ta­dos ha­cien­do que en es­tos ca­sos, la “sanidad sea in­vi­si­ble” y sea el fu­sil a la ho­ra de eva­luar re­duc­ción de cos­tos di­rec­tos.

En­ton­ces, ¿cuál es el plan sa­ni­ta­rio más ade­cua­do? Siem­pre de­ci­mos que es aquel que se fo­ca­li­za en la pre­ven­ción de en­fer­me­da­des de la re­pro­duc­ción, sa­nea­mien­to de ro­deos, pre­ven­ción de en­fer­me­da­des tra­di­cio­na­les y emer­gen­tes que afec­ten los sis­te­mas de cría e in­ver­na­da y pa­ra ello, es ne­ce­sa­rio un diag­nós­ti­co de si­tua­ción de los eco­sis­te­mas re­gio­na­les en don­de tra­ba­je­mos.

El cam­bio re­la­cio­na­do al nuevo es­ce­na­rio po­lí­ti­co ha ge­ne­ra­do en el sec­tor ex­pec­ta­ti­vas fa­vo­ra­bles en re­la­ción a es­ce­na­rios fu­tu­ros (qui­ta de re­ten­cio­nes, ex­por­ta­ción de car­nes) así lo mues­tran dis­tin­tos in­di­ca­do­res , co­mo los pu­bli­ca­dos por Cic­cra (Cá­ma­ra de la In­dus­tria y Co­mer­cio de Car­nes y De­ri­va­dos), dan­do se­ña- les de au­men­to de pro­duc­ti­vi­dad.

Es por ello, que se­ría im­por­tan­te apli­car po­lí­ti­cas con­fia­bles y du­ra­de­ras de in­cen­ti­vo al sec­tor, que si re­cor­da­mos el ejem­plo del es­ta­ble­ci­mien­to de 100 va­cas pro­pues­to co­mo es­tu­dio de ca­so, es­tá ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­do a la es­tra­ti­fi­ca­ción ga­na­de­ra na­cio­nal (Inta-SE­NA­SA), en don­de el 78 por cien­to de los pro­duc­to­res ga­na­de­ros tie­nen me­nos de 250 ca­be­zas y el 17 por cien­to en­tre 250-1000 ca­be­zas re­pre­sen­tan­do más del 95 por cien­to de la exis­ten­cia na­cio­nal (52.600.000 ca­be­zas se­gún el SE­NA­SA en 2017), y son ellos los que ma­ni­fies­tan a mi cri­te­rio, la ma­yor di­fi­cul­tad a la ho­ra de in­ver­tir en los pi­la­res de la cría bo­vi­na.

Al­gu­nos es­pe­cia­lis­tas del sec­tor sos­tie­nen que “si se in­vir­tie­ra 7 dó­la­res por ani­mal en sanidad ob­ten­dría más ter­ne­ros”. Con­si­de­ro que es una par­te im­por­tan­te pe­ro no de­ter­mi­nan­te, si no rea­li­za­mos ade­más un buen ma­ne­jo nu­tri­cio­nal y re­pro­duc­ti­vo, ya que la “sanidad en­tra por la bo­ca”, es por ello, que el ase­so­ra­mien­to téc­ni­co-pro­fe­sio­nal si­gue sien­do fun­da­men­tal a la ho­ra de ge­ne­rar más ter­ne­ros.

Es­to ne­ce­si­ta un mar­co so­cio-po­lí­ti­co que per­mi­ta desa­rro­llar es­tí­mu­los y po­lí­ti­cas de es­ta­do cla­ras y sos­te­ni­das en el tiem­po, que los es­ti­mu­le y per­mi­ta rea­li­zar in­ver­sio­nes en re­la­ción a la ca­de­na fo­rra­je­ra, re­pro­duc­ción y sanidad con un ho­ri­zon­te proac­ti­vo, co­mo rea­li­za­ron otros paí­ses de la re­gión y sos­tu­vie­ron a pe­sar de los cam­bios po­lí­ti­cos su­fri­dos.

Ar­gen­ti­na tie­ne es­ce­na­rios cor­to­pla­cis­tas que di­fi­cul­tan la in­ver­sión y es­ti­mu­lan la es­pe­cu­la­ción, en el ca­so de la ga­na­de­ría, es una ca­de­na agroa­li­men­ta­ria ge­ne­ra­do­ra de tra­ba­jo le­gí­ti­mo, con arrai­go re­gio­nal y fe­de­ra­lis­mo na­cio­nal, que de­be­mos apro­ve­char y no per­der más tiem­po en cues­tio­nes co­yun­tu­ra­les o po­lí­ti­cas que aten­tan con­tra el cre­ci­mien­to de la ga­na­de­ría ar­gen­ti­na.w

No­ta de la re­dac­ción: El au­tor es de­cano de la Fa­cul­tad de Cien­cias Ve­te­ri­na­rias de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res.

OLI­VER KORNBLIHTT

Aten­tos. La ali­men­ta­ción es cla­ve por­que “la sanidad en­tra por la bo­ca”, afir­ma el au­tor de la no­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.