Mien­tras tan­to, en el mun­do real...

Clarin - Rural - - LA COLUMNA DE LA SEMANA - hhuer­go@cla­rin.com Héc­tor A. Huer­go

Una se­ma­na en la que ocu­rrie­ron mu­chas co­sas en la Ar­gen­ti­na co­mo pa­ra dis­traer­se con lo que su­ce­de en el mun­do real. Pe­ro bueno, allá tam­bién su­ce­den al­gu­nas cues­tio­nes que, qui­zá, in­flu­yan en nues­tro des­tino de con­de­na­dos al éxi­to. Que, por su­pues­to, tie­nen que ver con el agro.

Elon Musk, voy a evo­car­te. Por­que aun­que has­ta el mo­men­to es­te ícono de la in­no­va­ción no pa­re­ce te­ner mu­cho con­tac­to (ni pro­pues­tas) vin­cu­la­das con la pro­duc­ción del cam­po, to­do tie­ne que ver con to­do. Los dri­vers que go­bier­nan su ver­ti­gi­no­sa ca­rre­ra es­tán es­tre­cha­men­te em­pa­ren­ta­dos con los que vienen mar­can­do el pa­so en el sec­tor agrí­co­la.

El pun­to de con­ver­gen­cia es la cues­tión ener­gé­ti­ca. Ya sa­be­mos lo que sig­ni­fi­có pa­ra el agro la irrup­ción de los bio­com­bus­ti­bles. La fuer­te suba del pe­tró­leo, jun­to a la cre­cien­te con­cien­cia so­bre el cam­bio cli­má­ti­co, im­pul­sa­ron el desa­rro­llo del eta­nol en los EE.UU. y el bio­dié­sel en la UE.

A par­tir de los 50 dó­la­res el ba­rril en 2005, arras­tró li­neal­men­te a la co­ti­za­ción del maíz. Va­lía 140 dó­la­res y cuan­do el pe­tró­leo lle­gó a los 100, el maíz lle­gó a los 300. Aho­ra que vol­vió a los 50, el maíz re­tor­nó a los 140… En el ca­mino, los nor­te­ame­ri­ca­nos me­tie­ron un 10% de eta­nol en sus naf­tas. Se ins­ta­la­ron 200 des­ti­le­rías de maíz que hoy pro­ce­san 140 mi­llo­nes de to­ne­la­das, más de un ter­cio de la co­se­cha.

Los stocks fi­na­les del 2017, que man­tie­nen los pre­cios a ra­ya, as­cien­den a 70 mi­llo­nes de to­ne­la­das. Si no exis­tie­ra el eta­nol el mun­do agrí­co­la es­ta­ría vo­lan­do en pe­da­zos. La so­ja no se­ría sal­va­ción, por­que an­te la ba­ja del maíz los far­mers se vol­ca­rían a ella. Y en­ton­ces Su­da­mé­ri­ca co­lap­sa­ría. Así que…lar­ga vi­da pa­ra el eta­nol.

En el mis­mo año 2004, Elon Musk se ha­bía jun­ta­do con un pu­ña­do de dó­la­res por la ven­ta de Pa­yPal, el exi­to­so y pro­me­te­dor sis­te­ma de pa­go elec­tró­ni­co de cual­quier co­sa que ha­bía crea­do. La em­pre­sa se ven­dió en 1.500 mi­llo­nes de dó­la­res y él te­nía el 11% de las ac­cio­nes, así que em­bol­só 150 pa­li­tos ver­des. Te­nía 33 años…co­mo pa­ra ol­vi­dar­se de tra­ba­jar por el res­to de su vi­da. Pe­ro se le cru­zó un pro­yec­to de au­to eléc­tri­co. Re­duc­ción de emi­sio­nes de CO2, cam­bio cli­má­ti­co, pre­cio del pe­tró­leo. En­tró con 5 mi­llo­nes. Se co­pó con la idea y al año com­pró la com­pa­ñía. Un año des­pues ha­bía in­ver­ti­do to­dos sus aho­rros y ne­ce­si­ta­ba más pla­ta.

Se­ño­res, el lu­nes pa­sa­do fue un día ne­gro en Wall Street pa­ra las ac­cio­nes de to­das las au­to­mo­tri­ces, que ba­ja­ron en­tre 2 y 4%. En con­tras­te, la ac­ción de Tes­la subió un 7% y al­can­zó el ré­cord his­tó­ri­co de 300 dó­la­res. Con ello, el va­lor bur­sá­til de la com­pa­ñía as­cen­dió a 48.000 mi­llo­nes de dó­la­res, su­peran­do na­da me­nos que a Ford Mo­tor Co. Y se po­nía en el es­pe­jo re­tro­vi­sor de la Ge­ne­ral Mo­tors, que va­le 50.000 mi­llo­nes. La pri­me­ra es To­yo­ta.

Tes­la ape­nas fa­bri­ca­rá 100.000 au­tos es­te año, con­tra 10 mi­llo­nes de Ford. Uno ca­da cien. Y en la bol­sa va­len lo mis­mo. Es por­que el mer­ca­do se con­ven­ció de dos co­sas: que el au­to eléc­tri­co es su­pe­rior, y que su pre­cio se­rá ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo. Co­mo to­do lo aso­cia­do con lo re­no­va­ble.

Pe­ro des­de el pun­to de vis­ta am­bien­tal, el au­to eléc­tri­co tie­ne una li­mi­ta­ción: si se abas­te­ce de una gri­lla de ge­ne­ra­ción ba­sa­da en fuen­tes fó­si­les, no re­suel­ve el pro­ble­ma de las emi­sio­nes. No echa hu­mo por don­de pa­sa, pe­ro sí don­de se pro­du­ce la elec­tri­ci­dad. Por eso el mis­mo Elon Musk pro­po­ne sus pa­ne­les so­la­res de So­la­rCity, que aho­ra fu­sio­nó con Tes­laMo­tor.

Y aquí apa­re­ce lo nue­vo, por­que los con­tra­rios tam­bién jue­gan: el au­to eléc­tri­co que no se re­car­ga con un en­chu­fe, sino con una cel­da que fun­cio­na con eta­nol y agua. Es­to pron­to lle­ga­rá al mer­ca­do. Se­rá qui­zá mo­men­to de una gran ba­ta­lla con un so­lo per­de­dor: el vie­jo mun­do del pe­tró­leo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.