El gi­ra­sol bo­nae­ren­se, con rin­des des­pa­re­jos

Las llu­vias y la ca­li­dad del sue­lo de­ter­mi­na­ron que en al­gu­nas zo­nas se lle­gue a 3.500 kg./ha. y en otras ape­nas a 800.

Clarin - Rural - - LA CAMPAÑA ACTUAL -

Pa­ra los pro­duc­to­res del sur bo­nae­ren­se, la úl­ti­ma fue una de las cam­pa­ñas más com­pli­ca­das. “Fue uno de los pe­río­dos más se­cos de los úl­ti­mos 50 años”, di­ce Sean Ca­me­ron, pro­duc­tor de la lo­ca­li­dad de Pie­res, en el par­ti­do de Lo­be­ría, en pleno su­des­te bo­nae­ren­se. La fal­ta de llu­vias se hi­zo sen­tir en la pri­ma­ve­ra y prin­ci­pios del ve­rano. “En oc­tu­bre, no­viem­bre, di­ciem­bre y enero ca­ye­ron unos 40 mi­lí­me­tros pro­me­dio por mes. Mien­tras que en fe­bre­ro llo­vie­ron unos 70. En to­do ese pe­río­do ne­ce­si­ta­mos en­tre 80 y 100 mi­lí­me­tros men­sua­les”, acla­ra el pro­duc­tor.

Ca­me­ron sem­bró su gi­ra­sol en el mes de oc­tu­bre y lo­gró un rin­de de 3.000 mil ki­los por hec­tá­rea. “Es­toy ape­nas en un 5% o 10% me­nos de lo nor­mal, pe­ro me fue bas­tan­te bien te­nien­do en cuen­ta el cli­ma”, ex­pli­ca.

Na­ta­li Laz­za­ro es la pre­si­den­te del Círcu­lo de In­ge­nie­ros Agró­no­mos de Tan­dil. “No ha si­do una cam­pa­ña ex­cep­cio­nal pe­ro la su­per­fi­cie sem­bra­da fue bas­tan­te ma­yor que en años an­te­rio­res, al­re­de­dor de un 15% más. Es­to se de­be a que el gi­ra­sol vol­vió a ser ren­ta­ble y a que en 2016 los pro­duc­to­res ha­bían ob­te­ni­do buenos rin­des”, ar­gu­men­ta.

Pe­ro la va­ria­ble fue la llu­via, que oca­sio­nó reali­da­des muy di­ver­sas en to­do el sur bo­nae­ren­se. “Al mis­mo tiem­po que en Be­ni­to Juá­rez llo­vían 50 mi­lí­me­tros, en Tan­dil so­lo 10. Así, en po­ca dis­tan­cia, te en­con­tra­bas con gi­ra­so­les de 3.500 ki­los por hec­tá­rea, con muy bue­na es­truc­tu­ra, y otros con ca­pí­tu­los muy pe­que­ños y muy desuni­for­mes”, ejem­pli­fi­ca la es­pe­cia­lis­ta y des­ta­ca que los lo­tes más afec­ta­dos rin­die­ron en­tre 800 y 1000 ki­los, y la me­dia ron­da los 2200 a 2400 ki­los por hec­tá­rea.

“En oc­tu­bre hu­bo al­gu­nas llu­vias que ayu­da­ron a quie­nes sem­bra­ron más tem­prano. Pe­ro los que sem­bra­ron un po­co más tar­de se en­con­tra­ron con la fal­ta de agua. En la zo­na de Tan­dil y Ne­co­chea las si­guien­tes pre­ci­pi­ta­cio­nes ocu­rrie­ron re­cién en di­ciem­bre”, agre­ga.

En es­ta cam­pa­ña, la dis­po­ni­bi­li­dad de agua y la ca­li­dad del sue­lo fue­ron cla­ve. A la ma­yo­ría de los pro­duc­to­res de la zo­na la suer­te no les ayu­dó y han su­fri­do gra­ves pér­di­das. “Los sue­los pro­fun­dos, ha­cia la cos­ta, son los que tu­vie­ron ren­di­mien­tos acep­ta­bles”, re­la­ta Ca­me­ron. Y lue­go aña­de: “En el sur bo­nae­ren­se la ca­li­dad de los sue­los es bas­tan­te he­te­ro­gé­nea. El gi­ra­sol los pre­fie­re más suel­tos y are­no­sos. Los me­jo­res es­tán en Mi­ra­mar, Ne­co­chea y par­te de Tres Arro­yos, por una cues­tión de cer­ca­nía a la cos­ta. En esos lu­ga­res, don­de llo­vió bien en flo­ra­ción y la ca­li­dad del sue­lo era la ade­cua­da, se lo­gra­ron re­sul­ta­dos de 3200/3500 ki­los”.

Acep­ta­ble. El sue­lo es cla­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.