Bioe­ner­gía, "del Sur al Mun­do"

Clarin - Rural - - NEWS - Héctor A. Huer­go hhuer­go@cla­rin.com

El sim­po­sio “Del Sur al Mun­do”, con­cre­ta­do es­ta se­ma­na en el Con­gre­so de la Na­ción, fue el ám­bi­to ade­cua­do pa­ra jun­tar las ca­be­zas de to­dos los in­vo­lu­cra­dos en una cues­tión cla­ve pa­ra el agro: el fu­tu­ro de los bio­com­bus­ti­bles en la Ar­gen­ti­na. Lle­gó en un mo­men­to cla­ve, don­de se cru­zan los in­tere­ses del sec­tor pe­tro­le­ro, la in­dus­tria au­to­mo­triz y los pro­duc­to­res de eta­nol y bio­die­sel. Las au­to­ri­da­des tie­nen que ar­bi­trar en­tre las par­tes en un es­ce­na­rio en el que es­tá de­fi­ni­da la in­ten­ción de avan­zar con las ener­gías re­no­va­bles, me­jo­rar la ma­triz de emi­sio­nes, sustituir im­por­ta­cio­nes y agre­gar va­lor a la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria.

Agra­dez­co a Fer­nan­do Vi­le­lla, or­ga­ni­za­dor del even­to co­mo Di­rec­tor del De­par­ta­men­to de Bio­ne­go­cios de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía (UBA) ha­ber­me brin­da­do la opor­tu­ni­dad de coor­di­nar un pa­nel ri­quí­si­mo.

Fue emo­cio­nan­te re­cor­dar que allí mis­mo, ha­ce diez años, se ha­bía apro­ba­do la Ley de Bio­com­bus­ti­bles 26093, que in­tro­du­jo el cor­te obli­ga­to­rio con bio­die­sel y eta­nol en nues­tros com­bus­ti­bles. Es­ta­ba allí Clau­dio Mo­li­na, hoy di­rec­tor Eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Bio­com­bus­ti­bles e Hi­dró­geno, re­dac­tor del cuer­po cen­tral de aque­lla ley. Y re­cor­dé a los pre­sen­tes que to­do sur­gió del interés in­te­lec­tual de un gru­po que ca­re­cía de interés eco­nó­mi­co al­guno. Só­lo la con­vic­ción de que los bio­com­bus­ti­bles con­tri­bui­rían a la me­jo­ra del me­dio am­bien­te y a agre­gar va­lor adi­cio­nal a los pro­duc­tos del agro. No ha­bía lobby al­guno atrás del ne­go­cio, sim­ple­men­te por­que no exis­tía… Ni si­quie­ra los pro­duc­to­res del cam­po y sus or­ga­ni­za­cio­nes lo veían co­mo un te­ma de interés.

Pe­ro se san­cio­nó la ley y a pe­sar de las si­nuo­si­da­des de la era K, se im­ple­men­tó el cor­te al 5 por cien­to y se fue in­cre­men­tan­do has­ta el 10 por cien­to. Tan­to en bio­die­sel co­mo en eta­nol.

Al asu­mir Macri, una de sus pri­me­ras me­di­das fue lle­var el cor­te del eta­nol al 12 por cien­to, un in­cre­men­to que se otor­gó ex­clu­si­va­men­te al sec­tor ca­ñe­ro. Es­to sig­ni­fi­có un gran im­pul­so a la eco­no­mía del NOA. Los ela­bo­ra­do­res de eta­nol de maíz ha­bían que­da­do re­le­ga­dos, es­pe­ran­do el pró­xi­mo pa­so: se­guir in­cre­men­tan­do el cor­te y/o in­tro­du­cir nue­vas al­ter­na­ti­vas, co­mo el pa­so a la tec­no­lo­gía Flex (co­mo en Bra­sil), o al E85 (Es­ta­dos Uni­dos). Es­to im­pli­ca cam­bios en la in­dus­tria au­to­mo­triz, en la lo­gís­ti­ca (sur­ti­do­res en es­ta­cio­nes de ser­vi­cio), e im­pac­ta fuer­te­men­te en la in­dus­tria pe­tro­le­ra, que vi­ve sus pro­pias con­vul­sio­nes.

Aho­ra sa­be­mos dón­de es­ta­mos pa­ra­dos. Las au­to­ri­da­des, tan­to de Agri­cul­tu­ra co­mo de Ener­gía, ma­ni­fes­ta­ron el interés de avan­zar. El agro lo ne­ce­si­ta. So­bre to­do cuan­do el cam­bio en las re­glas de jue­go, con la li­be­ra­ción del ce­po cam­bia­rio, la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes a los ce­rea­les y la aper­tu­ra co­mer­cial, per­mi­tió sol­tar ama­rras. Es­te año la pro­duc­ción de maíz cre­ce­rá un 50 por cien­to (38 mi­llo­nes de to­ne­la­das), vol­can­do 10 mi­llo­nes adi­cio­na­les al mer­ca­do, con­tri­bu­yen­do a de­pri­mir el pre­cio in­ter­na­cio­nal. Al­go hay que ha­cer. En el mun­do avan­za el au­to eléc­tri­co. Tes­la se con­vir­tió es­ta se­ma­na en la em­pre­sa de ma­yor va­lor bur­sá­til en­tre las au­to­mo­tri­ces nor­te­ame­ri­ca­nos. Vol­vo anun­ció el miér­co­les que ini­cia la fa­bri­ca­ción de sus mo­de­los eléc­tri­cos en Chi­na. Hyun­day tam­bién arran­ca. Pe­ro el au­to eléc­tri­co só­lo se­rá ami­ga­ble con el me­dio am­bien­te don­de la ma­triz de ge­ne­ra­ción sea re­no­va­ble.

Mien­tras tan­to, avan­za en el pi­pe­li­ne la tec­no­lo­gía SOFC (Nis­san), un au­to eléc­tri­co que carga sus ba­te­rías so­bre la mar­cha, con un com­bus­ti­ble mez­cla de eta­nol y agua. Sí, eléc­tri­co pe­ro ba­sa­do en la agri­cul­tu­ra sud­ame­ri­ca­na, co­mo di­cen los di­rec­ti­vos de la au­to­mo­triz ja­po­ne­sa.

Hay que pen­sar en gran­de. Co­mo di­ría Bill Clin­ton, es la fo­to­sín­te­sis, es­tú­pi­do. w

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.